Daimler reduce labores en Alemania

La automotriz reducirá las jornadas de sus empleados para sortear la baja en la demanda de autos; el número total de trabajadores afectados por la medida alcanzaría los 40,000
BERLÍN (Notimex) -

Más de 30,000 trabajadores del consorcio automotriz alemán Daimler iniciaron este lunes jornadas laborales reducidas en varias plantas de producción en Alemania, en vista de la crisis que afecta al mercado de automóviles a nivel mundial.

Es la primera vez en 15 años que esa firma con sede en Stuttgart se ve obligada a reducir su producción debido al fuerte retroceso de ventas, y en su fábrica principal en Sindelfingen se prevé que hasta abril las semanas laborales constarán de cuatro días o incluso tres.

De los 28,800 empleados en esa planta, alrededor de dos terceras partes resultarán afectadas por la disminución de la jornada laboral, y durante los días de carnaval a finales de febrero se prevé detener por completo las bandas de producción.

Portavoces de Daimler dijeron a la prensa que otras plantas que resultarán afectadas por la medida son las de Unterturkheim, Rastatt, Berlin, Ludwigsfelde y Hamburgo.

El número total de empleados afectados asciende a alrededor de 40,000, si bien los portavoces no especificaron qué porcentaje de personas deberá reducir su jornada.

En el área de vehículos de carga el consorcio Daimler no anunció por su parte hasta ahora una disminución de las horas de trabajo.

El consejo de empresa y la dirección de las plantas de Daimler acordaron la disminución de la jornada hasta finales de marzo, y no se precisó qué medidas se tomarán a partir de que concluya ese plazo.

El presidente de Daimler, Dieter Zetsche, indicó en ocasiones anteriores que su empresa prevé aprovechar todas las posibilidades para superar la baja de pedidos sin necesidad de recortar la lista de asalariados.

Zetsche declaró por otra parte en el marco de la Feria Automotriz en Detroit que su consorcio desea superar la crisis del sector mediante el propio esfuerzo, por lo que no se prevé una participación en el plan de consolidación de la industria automotriz alemana.

El presidente de Daimler señaló que el mercado de automóviles registró durante el último trimestre de 2008 una caída mayor a la esperada, si bien no precisó cifras sobre el volumen de ventas y el resultado de negocios durante el año anterior.

El consorcio alemán corrigió hacia abajo su pronóstico de ganancias en 2008 en dos ocasiones, y según sus últimas estimaciones el margen de ganancia durante el año anterior se ubicará en alrededor de 6,000 millones de euros (más de 8,000 millones de dólares).

Zetsche manifestó asimismo un optimismo moderado al destacar que existe la posibilidad de que a partir de la segunda mitad de 2009 en algunas regiones podrían observarse señales de recuperación, como en el caso de China.

El presidente de Daimler dejó entrever que en caso de que la demanda en el mercado continúe hacia abajo se podría optar por reducir el nivel de personal, y resaltó que "no tendremos contratado más personal del necesario para fabricar los productos que vendemos".

La reducción de la jornada laboral supone menores ingresos para los trabajadores, ya que el sueldo corresponde al trabajo realizado.

La Oficina Federal del Trabajo brinda por su parte apoyo mediante el seguro de desempleo, de manera que cubre entre 60 y 67% del sueldo no percibido, para lo que cuenta con un presupuesto de alrededor de 300 millones de euros (403 millones de dólares).

Ahora ve
No te pierdas