Chrysler negocia venta de activos

Fuentes cercanas a la empresa dijeron que existen acercamientos con Renault y Nissan; Chrysler busca reestructurarse tras aceptar un préstamo de 4,000 mdd del gobierno de EU.
DETROIT/PARIS (CNN) -

La golpeada automotriz estadounidense Chrysler negocia la venta de activos a Renault-Nissan y al proveedor de componentes Magna, dijeron fuentes cercanas a la discusión, aunque la francesa negó estar interesada.

Chrysler debe reestructurarse tras aceptar un préstamo estatal de 4,000 millones de dólares para sobrevivir.

Renault y su socio japonés Nissan ya habían contactado a Chrysler para comprar toda o parte de la firma antes de la intervención del gobierno en diciembre.

Tres fuentes dijerons que en las últimas semanas el diálogo tomó fuerza en torno la venta de la marca Jeep, que pasó de Renault a Chrysler en 1987.

Carlos Ghosn, presidente ejecutivo de Renault y Nissan, ha estudiado si una compra de activos de Chrysler afectaría su acceso a fondos del gobierno, según una de las fuentes.

"Renault niega que mantenga diálogo alguno con Chrysler", dijo Frederique Le Greves, una portavoz de Renault, firma que atraviesa problemas de liquidez.

La firma también negó un reporte del diario Le Figaro, que dijo que Renault quería juntar unos 3,000 millones de euros (3,990 millones de dólares) mediante bonos convertibles.

Chrysler ha discutido también a venta de una fábrica al proveedor de autopartes canadiense Magna a cambio de contratos de producción a largo plazo, confirmaron las tres fuentes.

Magna fue uno de los oferentes por Chrysler cuando fue vendida por Daimler AG en el 2007.

Chrysler, su dueña Cerberus Capital Management, Magna y Nissan declinaron de hacer comentarios.

Por otro lado, Chrysler negocia con las chinas Chery Automobile y Guangzhou Automobile Industry Group Co la venta de la marca PT Cruiser, y sus equipos, según las tres fuentes.

Las ventas de Chrysler en Estados Unidos cayeron 30% en 2008 y en el último semestre quemó más de 9,000 millones de dólares. Cerró el año con efectivo por 2,000 millones de dólares.

Al igual que sus rivales, Renault sufre la caída de la demanda, ha sido golpeada por las fluctuaciones monetarias y anunció el miércoles que podría recortar 4,000 empleos en su brazo rumano Dacia.

Ahora ve
No te pierdas