Se acaba el supermercado en Citigroup

Citi dejará atrás su experimento de un modelo bancario amplio, con todos los servicios financieros; el banco cedió el control de su filial de compra-venta de acciones, Smith Barney, a Morgan Stanley.
NUEVA YORK (AP) -

Citigroup ha puesto punto final al experimento iniciado hace una década, de crear un modelo bancario de "supermercado" con todo tipo de servicios financieros - desde créditos de consumo a banca de inversiones - con el anuncio de la víspera de fusionar su filial de compra-venta de acciones Smith Barney con Morgan Stanley.

El acuerdo, que dará a Citigroup 2,700 millones de dólares en metálico al ceder el control de Smith Barney, ocurre precisamente cuando la empresa sigue en apuros a causa de la crisis de las hipotecas de alto riesgo y la contracción del crédito. Corrieron conjeturas de que su presidente y director general, Vikram Pandit, que durante meses respaldó el concepto de Citigroup como un "banco universal", adoptará medidas adicionales para simplificar y reducir el tamaño y las operaciones de la empresa.

Citi podría desprenderse pronto de un tercio de sus operaciones, según una información aparecida el miércoles en el diario financiero The Wall Street Journal. El Journal agregó que Citi seguramente anunciará la próxima semana planes para desprenderse de dos filiales financiadoras de consumo, el negocio de tarjetas de crédito con otras marcas que regenta el banco y una reducción de las contrataciones bursátiles que realiza por cuenta propia.

Muchas personas en Wall Street creen que Citigroup podría encarar incluso una mayor disgregación si el gobierno federal - que es ahora accionista del Citi gracias a su reciente plan de rescate - se empeña en ello.

"Creo que en 12 meses, Citigroup no existirá", dijo William Smith, de la firma Smith Asset Management, propietario de acciones de Citigroup. Smith pidió insistentemente desde hace años la disgregación de Citigroup, y cree que el gobierno le obligará a desprenderse de sus numerosas filiales - una a una - a lo largo del próximo año.

Citigroup era el supermercado financiero por antonomasia, y reunió los servicios más dispares a lo largo de varias décadas bajo el liderazgo de Sandy Weill - su ex director general ensalzado al mismo tiempo por deparar a Citigroup los mayores beneficios de su historia y criticado por crear un conglomerado insostenible, gigantesco e imposible de regentar.

La idea de ofrecer una multitud de servicios está basada en el concepto de que la gente común puede transar todas sus operaciones de ahorro, crédito e inversiones con una sola empresa. Citigroup lo ofrecía todo, operaciones de banca al por menor y de negocios, banca de inversiones, de corretaje de acciones, incluso seguros de todo tipo a través de la marca Travelers. Empero, el que una empresa ofrezca un mejor servicio que varias compañías especializadas ha sido la gran incógnita que han encarado los accionistas desde la liberación de la industria bancaria en la década de 1990. El anuncio formulado el martes por Citi minó aún más el concepto de que una sola empresa puede atender simultáneamente negocios tan dispares.

Ahora ve
No te pierdas