EU: Rumor de estatización ronda la banca

Expertos observan que con el tiempo el gobierno podría tomar el control de los bancos más grandes; analista señala el riesgo de que los accionistas pierdan confianza en entidades menores.
Bank of America  (Foto: Archivo)
NUEVA YORK (CNN) -

El rescate del Gobierno estadounidense al Bank of America renovó los comentarios sobre algo inimaginable hasta hace poco tiempo: una estatización al estilo europeo de los mayores bancos del país.

Pocos anticipaban una toma de control de todo el sistema bancario como Suecia lo hizo en la década de 1990, pero Estados Unidos está cada vez más dispuesto a presionar con fuerza a los principales bancos de la nación.

Con el paso del tiempo, el Gobierno podría tomar el control diario de importantes bancos como hizo con IndyMac Bank, al que operó por gran parte del año pasado.

"Estamos estatizando los bancos de uno a uno. La pregunta real es ¿necesitarán los más grandes ser estatizados?", dijo Roy Smith, profesor de la Universidad de Nueva York.

El sistema bancario de Estados Unidos necesita dinero en forma desesperada.

Algunos creen que falta capital por entre 700,000 millones y más de 2 billones de dólares, y ese dinero no provendrá del sector privado mientras sea imposible estimar las pérdidas que aún enfrenta el sistema.

Entonces, Washington no tendrá más remedio que intervenir.

En las etapas iniciales de la desaceleración económica, Estados Unidos trató de penalizar en la menor forma posible a los inversores con sus intervenciones.

Cuando Bear Stearns colapsó, las autoridades llegaron a un acuerdo en el que a fin de cuentas los accionistas recibieron su dinero y los tenedores de bonos no perdieron nada.

Tras ese trato, los reguladores se pusieron más duros y permitieron que Lehman Brothers Holdings Inc cayera, lo que desató el caos.

MAS EXIGENCIAS

El equipo de transición del presidente electo, Barack Obama, quien asumirá el martes, dijo que buscará más concesiones de los bancos que quieran capital.

Lawrence Summers, director designado del Consejo Económico Mundial, prometió esta semana a los líderes del Congreso limitar los pagos de dividendo y las compensaciones a los ejecutivos de aquellos bancos que sean rescatados.

Y hay señales de la fuerte presión que está ejerciendo el Gobierno sobre Citigroup. La entidad debió vender una participación mayoritaria en la correduría que su presidente ejecutivo, Vikram Pandit, dijo adorar hace unas semanas.

Fuentes cercanas al tema han dicho que los reguladores endurecieron su supervisión sobre el banco desde fines de noviembre, cuando recibió una segunda ronda de fondos del Programa de Alivio para Activos en Problemas.

Esos 20,000 millones de dólares se sumaron a los otros 25,000 millones que Citigroup y otros bancos recibieron en octubre.

Y Bank of America, al que le dieron una tajada del dinero gubernamental en un anticipado anuncio hecho en la noche del jueves, también pasaría por un escrutinio similar.

 

MUY DIFERENTE

Pero esa muestra de autoridad dista mucho de una estatización total, en la que el Gobierno toma todas o casi todas las acciones de un banco y lo opera.

Hay razones para cuestionar si habrá pronto una estatización de los mayores bancos.

Tomar el control de JPMorgan Chase & Co, Bank of America Corp o Citigroup, que juntos tienen cerca de la mitad de los activos en el sistema bancario, duplicaría instantáneamente el balance de la Reserva Federal.

Y si el Gobierno estatiza a uno de los mayores prestamistas, los accionistas podrían perder su confianza en entidades de menor tamaño.

"Si estatizas a Citigroup tendrás que estatizar a otros 10 bancos. No bastará sólo con uno", dijo Marc Snyder, analista senior de Symphony Asset Management.

Ahora ve
No te pierdas