Slim, ¿un benefactor del NYT?

El empresario mexicano inyectaría 250 mdd a la empresa editorial para sanear sus finanzas; analistas ven positiva la operación, siempre y cuando no intervenga en las decisiones del diario.
Carlos Slim
NUEVA YORK/CIUDAD DE MÉXICO (CNN) -

El New York Times ha recibido una buena cantidad de opiniones sobre qué debe hacer para sobrevivir, pero al parecer el millonario mexicano Carlos Slim está dejando que su dinero hable por él.

El magnate de 68 años, que según Forbes es el segundo hombre más rico del mundo con una fortuna de 60,000 millones de dólares, podría inyectar cientos de millones de dólares a la empresa Times, y el consejo del diario podría discutir el tema en la semana, dijo una fuente cercana a las negociaciones.

Sus intenciones con el New York Times podrían ser filantrópicas.

Algunos observadores dicen que es improbable que Slim intente forzar a la familia Ochs-Sulzberger, que ha dirigido el diario por más de un siglo, a que lo venda o haga cambios drásticos.

Cuando Slim divulgó en septiembre que tenía una porción de un 6.4% en Times Co. aseguró que su interés era netamente financiero.

"Eso lo hace algo parecido al inversor ideal", dijo Alex Jones, profesor de la Universidad de Harvard y autor de "The Trust", considerada como la biografía definitiva de los Sulzberger y el New York Times.

"Este es un hombre que ya ha hecho su fortuna y de alguna manera es un empresario como lo fue Adolph Ochs (el patriarca de Times)", añadió Jones, señalando la diferencia entre Slim y financieros en busca de ganancias rápidas.

Slim, que actualmente es el cuarto mayor inversionista en Times Co., está cerca de alcanzar un acuerdo para invertir otros 250 millones de dólares vía bonos a 10 años con derecho a convertirlos en acciones comunes, dijo el domingo el New York Times.

Aunque no recibiría a cambio un asiento en el consejo ni acciones con derecho a voto como las de los Sulzberger, el magnate recibiría un dividendo anual especial de hasta más de un 10%.

También se convertiría en el mayor accionista, con casi un tercio de las acciones comunes, una vez que ejecute sus derechos, reportó el diario. Los Sulzberger conservarían el control del diario gracias a acciones especiales.

Slim podría salir ganando al mantener una relación cercana pero pasiva con el diario, fundado hace 157 años y considerado una de las principales marcas comerciales del periodismo.

Invertir sin buscar influencia mejoraría la reputación de Slim fuera de México, dijo Todd Gitlin, periodista y profesor de sociología de la Universidad de Columbia.

"Creo que sería tonto de su parte interferir en el periódico (...) se beneficiaría de una reputación global de estar por encima de la simple interferencia", explicó.

La caída en las ventas de publicidad amenaza a todos los diarios estadounidenses, incluyendo varios de Times Co., pero el New York Times es visto como uno de los que sobrevivirá, aunque aún no está claro cómo.

El problema de Times Co. es que tiene 46 millones de dólares en efectivo, 1,100 millones de dólares en deuda y un crédito por 400 millones de dólares que vence en mayo.

La empresa está buscando 225 millones de dólares mediante una transacción en la que vendería y luego arrendaría su oficina principal en Nueva York y podría vender activos como su participación en el equipo de béisbol Medias Rojas de Boston y periódicos como el Boston Globe.

En un nivel más fundamental, la caída de 70% en el precio de las acciones de la empresa, desde un máximo de 12 meses de 21.14 dólares alcanzado en abril pasado, está poniendo a prueba el aplomo de los Sulzberger y presionando a quienes viven de dividendos para vender antes de que desaparezca su patrimonio.

Una inyección de dinero de Slim, conocido por apostar fuertemente a empresas en problemas, debería ser bienvenida por la junta directiva.

"Les da el efectivo que necesitan y podría reforzar, no debilitar, la posición de la gerencia al darles un fuerte aliado", dijo Tom Rosenstiel, del Proyecto de Excelencia Periodística y antiguo crítico de medios en el Los Angeles Times.

Ni Times Co. o Slim comentaron al respecto.

 

Ahora ve
No te pierdas