Europa lanza salvavidas a sus bancos

Bélgica, Francia y Alemania ofrecieron otorgar más ayuda económica al sector bancario; sin embargo, el pesimismo del mercado hundía las acciones de Barclays, KBC y Loyds.
LONDRES/BRUSELAS (CNN) -

Los Gobiernos europeos ofrecieron el miércoles más ayuda a los golpeados bancos pero no alcanzaron a revertir el creciente pesimismo, y un político de Gran Bretaña incluso pidió la nacionalización de dos grandes bancos, mientras que las acciones del Barclays se derrumbaban.

Bélgica planea una segunda ronda de asistencia para las entidades financieras, pero el plan no sirvió para restablecer la confianza y las acciones del grupo de banca y seguros KBC llegaron a colapsar hasta un 18%.

Francia y Alemania también ofrecieron más ayuda, aunque la perspectiva de que se necesitará una intervención más dramática mientras las economías se hunden en la recesión arrastraba al índice de bancos europeos al mínimo en 16 años. Los bancos británicos lideraban las pérdidas.

Barclays se derrumbaba el 20% a 58 peniques y Lloyds Banking Group retrocedía el 15% a 38 peniques porque crecían las preocupaciones de que esas entidades, y Royal Bank of Scotland, podrían necesitar más ayuda estatal, o ser totalmente nacionalizadas.

El presidente de la Comisión del Tesoro del parlamento británico instó a que el Gobierno nacionalice a RBS y Lloyds a medida que se profundiza la crisis financiera global.

"El riesgo de nacionalización es tal que la ecuación riesgo/recompensa no se aplica. Las compras son especulativas, en el mejor de los casos", dijo un operador con respecto a Barclays.

Barclays ha evitado vender una participación accionaria al Gobierno, pero los analistas decían que sería el próximo en hacerlo si sus rivales pasan a manos del Estado.

El viernes pasado, la entidad dijo que sus beneficios del 2008 superarían las 5,300 millones de libras esterlinas pero ese dato no llegó a calmar a los inversores con respecto a su posición de capital.

Salvamentos estatales

Gran Bretaña lanzó a sus bancos un segundo salvamento multimillonario el lunes, pero la falta de detalles hizo que no se pudiera revertir el malestar entre los inversores, que ya se acostumbran al constante flujo de malas noticias.

Bélgica podría seguirle con un segundo rescate para los prestamistas, luego de que los bancos hubieran sido afectados por una nueva ola de temores sobre su capitalización. El ministro de Finanzas Didier Reynders dijo que se pediría a un comité de expertos que evalúen las opciones para el plan.

"Esta vez debemos estar presentes lo suficientemente pronto como para evitar otro salvamento bancario de un día para el otro", dijo Reynders el martes por la noche a la agencia de noticias Belga.

Bélgica ya ha contribuido en rescates para Fortis y Dexia y ofreció 3,500 millones de euros para KBC, pero las acciones de KBC han sido golpeadas por las crecientes especulaciones de que se verá obligado a hacer nuevas amortizaciones de su cartera de crédito, necesitando nuevos fondos.

Las acciones de KBC perdían el 13.9% a 8.4 euros, después de descender incluso hasta 8 euros. El índice DJ Stoxx para los bancos europeos se hundía 3.8% a 110.6 puntos, mínimo desde 1993.

Credit Suisse, el segundo mayor banco de Suiza, podría reportar una pérdida anual de hasta 6,000 millones de francos suizos (5,250 millones de dólares), de acuerdo con un diario.

Ahora ve
No te pierdas