Slim vs Calderón, ¿huele a pelea?

Los vaticinios del empresario y la reacción del gobierno hacen preveer un choque de trenes; el secretario del Trabajo se lanza contra Slim; Presidencia calla y Telmex frena inversiones.
Carlos Slim  (Foto: Archivo)
José Manuel Martínez
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

Las espadas están en alto. En el umbral de una recesión económica, el hombre más rico de México protagoniza un enfrentamiento abierto con el gobierno de Felipe Calderón y legisladores de su Partido Acción Nacional.

Si en Estados Unidos Barack Obama decidió tener como asesor a Warren Buffett, el inversionista más rico del planeta, en México los vientos soplan en sentido contrario y parece que las autoridades se enfilan a un choque de trenes contra Carlos Slim Helú, el segundo más rico del mundo.

"No quiero ser catastrofista", dijo Slim este lunes justo antes de empezar a dibujar un sombrío panorama económico para México: Caída del PIB, aumento del desempleo y cierre de empresas.

Apenas cuatro días antes, el presidente Calderón había advertido contra los excesivos pronósticos negativos: "Debemos rechazar todos el catastrofismo sin fundamento, particularmente ahora llevado a extremos absurdos, que daña sensiblemente al país, a su imagen internacional, ahuyenta inversiones y destruye los empleos que los mexicanos necesitan", dijo el mandatario en Querétaro.

Las palabras pronunciadas por Slim en un foro organizado por el Congreso cayeron como balde de agua fría entre miembros del gobierno y legisladores del PAN.

El secretario del Trabajo, Javier Lozano, criticó los cobros excesivos que realiza Telmex, la telefónica propiedad de Slim. La Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) ha dicho que las tarifas telefónicas en México son de las más altas entre las 30 economías que integran el organismo, aunque Telmex ha refutado los datos y afirma que sus precios son baratos.

Lozano, que antes de ser miembro del gabinete de Calderón fue presidente de la Comisión Federal de Telecomunicaciones y también subsecretario de Comunicaciones, retó incluso a Slim a que "se comprometa con todos nosotros a no despedir a ni una persona, (...) a mantener el poder adquisitivo de sus trabajadores, que se comprometa a seguir invirtiendo en México".

Slim Helú y sus empresas adquirieron en los últimos meses títulos de diversas empresas en el extranjero por más de 930 millones de dólares. Las compras incluyen a la cadena de tiendas estadounidense Saks, el grupo financiero Citigroup, el controlador del diario New York Times y la firma de servicios petroleros Bronco Drillings.

Las reacciones contra los pronósticos de Slim también llegaron del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS). "Con lo que podría ayudarnos mucho don Carlos es en hacer más competitivo el sector de telecomunicaciones en México. Sería un beneficio directo no sólo para los hogares sino también para las empresas", dijo Juan Molinar Horcasitas, director IMSS.

La Presidencia declinó hacer algún comentario sobre el ‘affaire' Slim-Lozano, y en sus apariciones públicas de ayer, el presidente Calderón tampoco tocó el tema.

En San Lázaro, en cambio, el coordinador de la fracción panista, Héctor Larios, también pidió que Carlos Slim invierta más en México.

"La economía se genera con acciones y hechos concretos; no con pronósticos. Me parece que si los empresarios invierten en generación de empleos pueden hacer que esos pronósticos no sean ciertos", dijo Larios, casi al mismo tiempo que Telmex anunciaba que frenaría sus inversiones en México.

Menores inversiones

El mayor operador de telefonía fija, con 17.7 millones de las 20 millones de líneas que hay en el país, informó que planea reducir un tercio sus inversiones en este año frente a la crisis económica y la incertidumbre por posibles cambios de regulación.

Telmex planeaba invertir este año 12,000 millones de pesos, pero redujo sus proyectos a 8,000 millones de pesos.

Y es que las controvertidas declaraciones de Slim coincidieron con la publicación ayer martes en el Diario Oficial de la Federación del Plan Técnico Fundamental de Interconexión (Plan) que pretende que todas las compañías de telecomunicaciones (telefonía móvil y fija, Internet y televisión por cable) compartan sus redes en igualdad de condiciones y sin restricciones.

El plan que llevará a cabo el gobierno calderonista no goza de la simpatía de Telmex, pues con la nueva disposición regulatoria otras compañías podrán revender servicios locales de telecomunicaciones utilizando incluso la red de Telmex o de otras telefónicas.

"Telmex tendrá una merma en su negocio, está en su derecho en quejarse pero el Plan dará competencia", consideró Ernesto Piedras director The Competitive Intelligence Unit.

"El Plan le puede crear mayor competencia a Telmex, pero en el largo plazo, obviamente no le gusta a Telmex, pero sucede en otros países del mundo", dijo por su parte el analista de Vector, Martín Lara.

La empresa de Carlos Slim ha señalado en el pasado que se opone al Plan al considerarlo "expropiatorio de los recursos de las empresas (...) pone en riesgo la continuidad en la prestación del servicio en zonas rurales y urbanas marginales y la seguridad de las redes".

Apenas este lunes, Telmex informó que sus ganancias en el último trimestre de 2008 cayeron 55%.

"Los resultados continúan siendo afectados por la competencia con otros operadores y la imposibilidad de ofrecer servicio de Televisión Restringida", afirmó Manuel Jiménez, analista de Ixe, Casa de Bolsa.

Mientras los comentarios de Slim provocaron inconformidad en la esfera gubernamental, analistas y empresarios vieron con otros ojos las advertencias de Slim.

"Tenemos que hacer una muy buena labor entre empresas, gobiernos y sociedad para cambiar lo que tengamos que cambiar y que nuestra economía mejore", dijo un conciliador Daniel Servitje, director general de Grupo Bimbo.

Servitje, el octavo hombre más poderoso en los negocios en México según el ranking de Expansión, habló con la prensa durante un encuentro entre empresarios mexicanos y chinos.

"Evidentemente desde el punto de vista de los mercados la señal es que no están trabajando conjuntamente, que no hay líneas de comunicación abierta y que lejos de haberse sentado a la mesa a pensar en posibles soluciones conjuntas, cada uno trae su discurso, ahí podría llegar a ser un choque entre el poder político y el poder económico, que definitivamente no resultaría benéfico para nadie", Francisco Vázquez Gómez, investigador de la Facultad de Derecho de la Universidad Panamericana.

Para otros expertos, la estrategia de advertir una catástrofe tiene un elemento que le podría ayudar a Slim a realizar más negocios.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

"No habrá que soslayar absolutamente ningún asunto, ni ninguna intención en términos de la estrategia y de poder fortalecer su riqueza, a través también de sus propias estrategias como empresario, eso no lo podemos soslayar y eso tampoco está penado", dijo el director del departamento de administración y finanzas del Tec de Monterrey, Campus Santa Fe, Miguel Ángel Corro.

(Con información de Notimex)

Ahora ve
Wayne Van Niekerk, el hombre que podría ser el heredero de Usain Bolt
No te pierdas
×