Chrysler y GM piden casi 22,000 mdd

Las automotrices, que han recibido 17,400 mdd del Tesoro, anunciaron recortes de empleos; la empresas tienen hasta el 31 de marzo para demostrar que pueden ser comercialmente viables.
GM  (Foto: Archivo)
DETROIT (CNN) -

General Motors (GM) y Chrysler pidieron el martes cerca de 22,000 millones de dólares más entre ambas al Gobierno estadounidense y alcanzaron un acuerdo tentativo con el sindicato de Trabajadores Automotores Unidos (UAW por su sigla en inglés) para recortar sus costos laborales.

Las dos automotrices, que hasta el momento han recibido 17,400 millones de dólares del Tesoro de Estados Unidos, también anunciaron planes de reestructuración que contemplan recortes de empleos y reducciones de capacidad.

GM pidió un total de hasta 30,000 millones de dólares en ayuda gubernamental, más del doble de lo que había solicitado inicialmente, y dijo que de no recibir esa ayuda se quedará sin efectivo tan pronto como en marzo.

"Creo que este es un camino peligroso", dijo Alan Lancz, presidente de Alan B Lancz & Associates Inc. "Ésta es una situación en la que realmente debemos decidir si gastamos dinero en una causa perdida", agregó.

"Deberán modificar totalmente sus operaciones, de otra manera tendrán que pedir más ayuda", precisó.

El pedido de GM se conoció poco después de que Chrysler, la tercera automotriz del país, solicitó otros 5,000 millones de dólares al Gobierno, al anticipar que la brutal desaceleración en el mercado estadounidense persistirá por tres años más.

Ambas compañías alcanzaron un acuerdo clave con el sindicato de UAW, bajo el cual llevarán sus costos laborales en línea con los de las automotrices japonesas que operan en Estados Unidos.

Las dos fabricantes tenían que entregar el martes sus planes de reestructuración al Tesoro.

Ahora tendrán hasta el 31 de marzo para demostrarle al gobierno que pueden ser comercialmente viables.

Chrysler ya recibió 4,000 millones de dólares en préstamos federales y había pedido previamente otros 3,000 millones, para un total de 7,000 millones de dólares. Pero tras el pedido del martes podría terminar recibiendo un total de 9,000 millones de dólares.

Las acciones de GM se desplomaron el martes más de un 14% y, según analistas, el reciente conflicto entre GM, sus tenedores de bonos y el UAW deja en evidencia el creciente riesgo de que la mayor automotriz de Estados Unidos caiga en bancarrota.

La Casa Blanca no descartó una quiebra para las automotrices administrada por el gobierno, pero dijo que un sector automotor "sólido y viable" es sumamente importante para el país.

Recortes

En respuesta a las señales de una prolongada desaceleración en la demanda por autos y camiones nuevos, GM dijo que aumentará sus recortes de costos, reduciendo su plantilla global en 47,000 puestos este año y cerrando otras cinco plantas estadounidenses para el 2012.

Chrysler, por su parte, reducirá su capacidad en 100,000 unidades y eliminará 3,000 empleos.

Las dos automotrices estuvieron negociando durante el fin de semana con el UAW y aún deben alcanzar un acuerdo con la VEBA o Asociación Voluntario de Beneficios para los Empleados.

GM también debe lograr un trato con los tenedores de bonos.

Los que critican el rescate de GM y su rival Chrysler pidieron al gobierno que considere financiar una reestructuración supervisada por un tribunal para ambas firmas.

GM ha dicho que, según sus análisis sobre los costos y riesgos de una quiebra requeriría más de 100,000 millones de dólares en un financiamiento que podría tener que salir del gobierno.

Previamente, Daimler, ex dueño de Chrysler, dijo que su participación restante de un 19.9% en el fabricante con base en Detroit la había arrastrado a una dolorosa pérdida del cuarto trimestre.

El fabricante de Mercedes Benz también advirtió de una "caída pronunciada" en todos los grandes mercados de autos en el primer semestre del 2009 y evitó dar un panorama detallado para el resto del año, mientras algunos analistas dijeron que ahora esperaban que la firma anotará una pérdida.

Revisión

La Casa Blanca dijo este martes que dará una revisión cuidadosa a los planes de reestructuración presentados por GM y Chrysler, pero agregó que es claro que se requiere más de las compañías y las partes interesadas.

"El equipo del presidente revisará minuciosamente esos reportes en los próximos días", dijo el portavoz de la Casa Blanca Robert Gibbs en una declaración dada a conocer desde Phoenix, Arizona, donde el presidente Barack Obama está de viaje.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

"Es claro que en el futuro, se requerirá más de todos los involucrados -acreedores, proveedores, operadores, líderes sindicales y ejecutivos- para asegurar la viabilidad de esas compañías en el futuro", declaró Gibbs.

 

Ahora ve
Temores por renegociación del TLCAN en industria automotriz en México
No te pierdas
×