EU detecta otro fraude masivo

Autoridades acusaron al multimillonario Allen Stanford de cometer un desfalco de 8,000 mdd; el fraude está presuntamente basado en la venta de depósitos con alto rendimiento.
Fraude  (Foto: Archivo)
WASHINGTON (CNN) -

Estados Unidos acusó el martes al multimillonario texano Allen Stanford y a tres de sus compañías de cometer un "fraude masivo", al tiempo que agentes federales ingresaron en las oficinas del grupo en Houston.

La Comisión de Valores de Estados Unidos (SEC por su sigla en inglés) acusó el martes al magnate y a dos ejecutivos de alto rango de Stanford Financial Group de vender fraudulentamente 8,000 millones de dólares en certificados de depósitos de alto rendimiento.

Un testigo de Reuters vio a unas 15 personas, algunos con chaquetas que los identificaban como agentes de seguridad, ingresando al lobby del edificio de la empresa en el área de Houston Galleria.

Minutos después, equipos periodísticos llegaron al lugar mientras helicópteros sobrevolaban el edificio.

Stanford Financial dijo que aún estaba en funcionamiento pero "bajo la administración de un síndico", según un papel pegado con cinta en la puerta de las oficinas de Houston.

Según la demanda de la SEC, Stanford vendió los certificados de depósitos "prometiendo altos retornos que excedían las tasas disponibles a través de certificados reales ofrecidos por bancos tradicionales".

De acuerdo con la SEC, entre las compañías acusadas de fraude figuran Stanford International Bank, con sede en Antigua, Stanford Group Co, basado en Houston y la consultora Stanford Capital Management.

La SEC dijo que pidió que se congelen los activos de los acusados, entre quienes hay dos altos directivos financieros del grupo, "para tomar control de los activos de los defendidos para su protección".

El grupo financiero Stanford asegura administrar fondos por más de 50,000 millones de dólares.

No había ningún portavoz de las fuerzas de seguridad en Houston ni de la firma inmediatamente disponible para hacer comentarios.

La acusación llega mientras aún se investiga el fraude de hasta 50.000 millones de dólares que, según las autoridades de Estados Unidos, confesó el financista de Wall Street Bernard Madoff.

Las firmas de inversión de Stanford estaban expuestas a las pérdidas generadas por el supuesto fraude de Madoff e intentó convencer falsamente a los inversores de lo contrario, dijo la SEC.

La agencia agregó que Stanford trató de retirar cerca de 200 millones de dólares de sus cuentas en las últimas semanas.

Stanford también mintió a por lo menos un cliente este mes al decirle que no podía retirar un certificado de millones de dólares porque la SEC había congelado la cuenta.

"Recientemente, mientras el mercado absorbía las noticias del masivo esquema Ponzi de Madoff, Stanford International Bank (SIB) trató de tranquilizar a sus inversores diciendo que el banco no tenía exposición "directa ni indirecta" al esquema de Madoff", dijo al SEC.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

"Esas garantías eran falsas", agregó.

La agencia detalló varios argumentos falsos, "tal vez el más alarmante es que SIB estaba expuesto a las pérdidas por el esquema de fraude de Madoff, a pesar de que el banco afirmó públicamente lo contrario".

Ahora ve
Las razones que hacen del aguacate el “oro verde” de Michoacán y de México
No te pierdas
×