GM solicita 16,600 mdd adicionales

La automotriz detalló su plan de viabilidad en donde prevé el despido de unos 47,000 trabajadores; la propuesta presentada al Departamento del Tesoro incluye el cierre de 14 plantas en Estados Unidos
WASHINGTON (Agencias) -

La empresa General Motors (GM) divulgó este martes el plan de viabilidad económica enviado al Departamento del Tesoro en el que pide 16,600 millones de dólares adicionales y anticipa el despido de 47,000 trabajadores y el cierre de 14 plantas.

GM, el mayor fabricante de automóviles de Estados Unidos, ya recibió 13,400 millones del gobierno federal, por lo que su propuesta elevaría a 30,000 millones de dólares el total de recursos para evitar su bancarrota.

Su propuesta, que coincide con el vencimiento del plazo para entregar un proyecto de reestructuración financiera, incluye además el cierre de 14 plantas adicionales en Estados Unidos para el año 2012.

Actualmente la automotriz tiene 47 plantas en Estados Unidos, luego de haber contado con 59 en el 2000. Si la situación no mejora, la empresa anticipa quedarse sólo con 32 plantas en el 2014.

Asimismo planea concentrarse en menos y mejores marcas como Chevrolet, Cadillac, Buick y GMC, al tiempo que considera la posibilidad de eliminar la línea de Hummer si no puede venderla y la Saturn para el 2011.

Su meta es regresar a la rentabilidad en un periodo de 24 meses y vender al menos entre 11.5 y 12 millones de unidades para evitar balances en números rojos.

En su plan de viabilidad, GM planea iniciar el pago del préstamo del gobierno de Estados Unidos para el año 2012.

GM, sin embargo, dijo que no alcanzó acuerdos esenciales con el sindicato de Trabajadores Automotores Unidos (UAW, por su sigla en inglés) y tenedores de bonos para disminuir los costos laborales y reducir su deuda de 47,000 millones de dólares. Se espera que las negociaciones con ambas partes continúen.

GM y Chrysler, que recibieron un préstamo de 4,000 millones de dólares, enfrentan el martes el plazo final para presentar planes de viabilidad destinados a probar que eventualmente podrían mantenerse a flote sin necesidad de ayuda del gobierno. Chrysler solicitó el martes al gobierno estadounidense 2,000 millones de dólares adicionales a los 7,000 millones solicitados inicialmente en diciembre.

El deterioro de la economía global ha obligado la implementación de medidas más drásticas. Las ventas de autos en Estados Unidos cayeron en enero muy por debajo del peor escenario posible que delineó GM en su solicitud de financiamiento del 2 de diciembre. En tanto, los mercados mundiales han seguido debilitándose y no hay señales de recuperación.

GM, en un informe de más de 100 páginas remitido al Departamento del Tesoro de Estados Unidos, afirmó que una quiebra sería más costosa y prolongada que una reestructuración con fondos del gobierno. La automotriz dijo que una quiebra tradicional podría costar hasta 100,000 millones de dólares, y atribuyó la mayor parte de dicho costo a la pérdida de ingresos.

La solicitud de préstamos de GM incluye 4,600 millones de dólares que espera utilizar en marzo y abril.

Además, GM está solicitando 7,500 millones de dólares en una línea de crédito que podría ser utilizada bajo un escenario de desaceleración y diferir el pago de una línea de crédito de 4,500 millones de dólares que vence en 2011. Combinado con los 13,400 millones que GM ya recibió, el paquete total de ayuda podría llegar a los 30,000 millones de dólares.

Bajo el plan presentado el martes, GM afirma que sus resultados podrían alcanzar el punto de equilibrio una vez que las ventas de vehículos en Estados Unidos lleguen a la cifra ajustada por efectos estacionales de entre 11.5 y 12 millones de autos y camiones.

La automotriz también buscará ayuda de otras naciones además de reestructurar operaciones en todo el mundo.

Las concesiones de los portadores de bonos y del sindicato UAW son fundamentales para que GM logre la autosuficiencia.

El UAW anunció el martes por la tarde que llegó a un acuerdo tentativo sobre cambios contractuales que contribuirán a ayudar a que las tres automotrices de Detroit compitan con las compañías extranjeras.

Las partes aún están en conversaciones sobre los fondos del fideicomiso de asistencia médica -conocido como Voluntary Employee Beneficiary Association, o VEBA.

Sin embargo, las conversaciones continúan en relación a los VEBA, dijo el sindicato y destacó que los términos del acuerdo tentativo podrían ser mantenidos sin efecto hasta que las discusiones sobre el VEBA no fueran finalizadas.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

(Con información de Dow Jones y Notimex)

.

Ahora ve
Japón presenta su primer avión comercial en 55 años y podría cambiar el futuro
No te pierdas
ç
×