Expertos ven viable la bancarrota en GM

Analistas dijeron que esta opción aún puede ser una buena alternativa para salvar a la automotriz; General Motors ha dicho que si no obtiene ayuda se quedaría sin recursos el mes entrante.
DETROIT (CNN) -

Una bancarrota reorganizadora con el apoyo del gobierno aún podría ser una alternativa viable para salvar a General Motors y Chrysler, sostuvieron el miércoles algunos analistas, aunque las automotrices ya han dicho que preferían seguir en la ruta.

GM y Chrysler pidieron el martes miles de millones de dólares de ayuda estatal y anunciaron grandes cambios, incluida una reducción de la producción y recortes de empleos.

Algunos analistas de Wall Street estaban decepcionados porque los planes de reestructuración presentados al Tesoro de Estados Unidos no incluyeron concesiones clave del sindicato Unión de Trabajadores Unidos (UAW por sus siglas en inglés) y los tenedores de bonos.

Un especialista dijo que quitar la bancarrota de la mesa de alternativas reduciría el poder de negociación de las firmas.

Tanto GM como Chrysler analizaron una potencial declaración de quiebra en sus planes de reestructuración pero enfatizaron que ese no era el método que preferían y que esperaban evitar dicho escenario.

GM, que ha solicitado 16,400 millones de dólares de préstamos adicionales del gobierno de Estados Unidos por un total de hasta 30,000 millones de dólares, ha dicho que sin ayuda federal, se quedaría sin dinero en marzo.

El pedido llegó poco después que su rival menor Chrysler pidió 5,000 millones dólares más de ayuda.

GM pidió que una buena parte de la ayuda fuera en forma de títulos preferenciales en vez de deuda. Eso es un "reconocimiento tácito del hecho de que GM podría emerger de un proceso fuera de la corta como una firma aún altamente apalancada", dijo Himanshu Patel, analista de JP Morgan.

David Leiker, analista de Robert W Baird, todavía cree que una quiebra es la mejor opción de reorganización.

"Aunque probablemente sea doloroso en el corto plazo, seguimos creyendo que los desafíos para reestructurar a GM y Chrysler son muy complicados para ser cumplidos sin una bancarrota", dijo Leiker.

En el proyecto de reestructuración, GM estimó que si fuera forzada a reorganizarse en una bancarrota tradicional, el Gobierno tendría que poner unos 100,000 millones de dólares para financiar la quiebra.

Chrysler estimó que, en esa situación, la cuenta alcanzaría los 1,200 dólares por contribuyente.

GM también delineó medidas de reducción de costos pero todavía tiene que llegar a un acuerdo con sus tenedores de bonos y UAW, sobre cómo reducir los 48,000 millones de dólares que debe a ambos grupos.

Sin embargo, un canje de títulos por deuda, que está siendo considerado, podría afectar significativamente a los accionistas.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

"Una mayoría sustancial de los títulos pro-forma en General Motors serían distribuidos entre quienes canjeen sus bonos y el fondo VEBA de UAW", dijo Chris Ceraso, analista de Credit Suisse.

"Los accionistas existentes serían mayormente barridos por los canjes de bonos y de la deuda con el VEBA", explicó.

Ahora ve
El papel de las redes sociales en el eclipse
No te pierdas
×