Circuit City, aprendizaje caro: Salinas

El empresario acusó a las prácticas que generan las Bolsas de EU del fracaso para evitar la quiebra; con Circuit City perdí y punto, dijo Salinas Pliego, que buscaba controlar a la estadounidense.
Circuit City
José Manuel Martínez
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

¿Cuánto cala el fracaso en los negocios cuando uno está acostumbrado a ganar? Esa es la pregunta que muchos harían al empresario Ricardo Salinas Pliego y que responde en su Blog tras haber perdido una gran parte de los 41 millones de dólares que invirtió en la quebrada Circuit City.

"Anunciamos que salimos del negocio", dice Circuit City en su página de Internet lo que representa uno de los aprendizajes más caros para Salinas Pliego, uno de los hombres más ricos de México, que pretendía controlar al segundo mayor distribuidor de electrónicos de Estados Unidos hoy en liquidación.

El presidente del conglomerado de empresas Grupo Salinas reconoce que la inversión por unos 41 millones de dólares en Circuit City "fue un aprendizaje caro. Perdí y punto".

En su Blog Salinas Pliego justifica la pérdida de la compañía, con más de 60 años de existencia, por las prácticas que genera el mercado de valores estadounidense.

El presidente de TV Azteca y Grupo Elektra, cuyas firmas ya no cotizan en el mercado de Nueva York desde 2005, comenzó a comprar acciones de Circuit City en verano del año pasado hasta convertirse en el mayor accionista de la firma con el 28%.

El empresario pretendía renegociar la deuda de unos 2,000 millones de dólares (mdd) y deslistar a la compañía de la Bolsa.

"Porque no creo que las compañías listadas en las bolsas de EU tengan la libertad de tomar decisiones de manera rápida y eficaz", dice Salinas Pliego en "Lo que aprendí de Circuit City".

Para el empresario mexicano los gerentes de las compañías listadas en las bolsas estadounidenses "pasan gran parte de su tiempo protegiéndose de sus mismas decisiones".

Circuit City hoy se encuentra en liquidación tras un tortuoso paso que le costó el cierre de más de 155 establecimientos y dejar de ser el sostén de 30,000 empleados.

Salinas Pliego buscaba obtener el control de la compañía estadounidense y salvarla tras su exitosa experiencia en el manejo de Elektra, pero destaca que hay variables que son imposibles de controlar.

Para el empresario mexicano el fracaso en su entrada al mercado de distribución de electrónicos en Estados Unidos representa una nueva experiencia  que le hace ver todavía "muchas oportunidades prometedoras por delante, y hay que tomar las decisiones que nos permitan materializarlas. Lo importante es no tener miedo, aprovechar la experiencia y ver hacia adelante para seguir creciendo".

El 16 de enero pasado las puertas de las tiendas de Circuit City fueron cerradas una vez que el directorio de la compañía solicitó su autorización para ser liquidada tras fracasar en sus intentos por reestructurar su deuda.

Ahora ve
No te pierdas