Senadores buscan vender parte de Banamex

Una ley obligaría a Citigroup a subastar la parte proporcional que el gobierno de EU adquirió; Banamex asegura que no viola la ley y que el TLCAN lo protege.
José Manuel Martínez
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

Citigroup enfrenta una prueba de estrés por parte del gobierno estadounidense, mientras su principal unidad en el exterior, Banamex, es puesta en la palestra de una probable venta y de inseguridad jurídica por la participación del gobierno norteamericano en su capital. En el Senado mexicano se presentó el jueves una iniciativa de reforma al artículo 13 de la Ley de Instituciones Financieras que busca hacer cumplir la prohibición de una participación de gobiernos en el capital de bancos comerciales en México, como es ahora el caso de la filial mexicana de Citigroup.

El gobierno norteamericano ha inyectado recursos que le otorgan el 7.8% del capital de Citigroup que a su vez posee el 99.86% del capital de Grupo Financiero Banamex, que al mismo tiempo registra una tenencia accionaria del 99.99% en Banco Nacional de México (Banamex).

"Estamos en la posición de construir junto con la Secretaría de Hacienda una salida legal para dar una buena señal a los mercados y para tener una claridad en el tema (de Banamex)", dijo en entrevista el senador Carlos Lozano, quien presentó la iniciativa, con el nombre también de otros legisladores priistas, para reformar el artículo que impide una participación accionaria gubernamental en bancos mexicanos.

El gobierno estadounidense analiza capitalizar más a Citigroup para evitar su colapso después de que le ha inyectado 45,000 millones de dólares (mdd), mientras que reportes del diario Wall Street Journal y de la correduría Deutsche Bank indican una inminente venta de Banamex.

La ley mexicana establece sanciones para los gobiernos que adquieran acciones de bancos mexicanos; sin embargo, el pago de la multa no conlleva la nulidad de la operación.

Adicionalmente la ley mexicana es ambigua en cuanto a quiénes tienen derecho para adquirir acciones de bancos mexicanos, por lo que los senadores buscan eliminar agujeros que impidan que el gobierno estadounidense o de cualquier otro país no sólo participe en un banco mexicano, sino que tome el control.

"¿Qué debemos hacer, cuando se espera que el gobierno de Estados Unidos adquiera al menos el 40% de las acciones de Citigroup, de acuerdo con lo publicado recientemente por el Wall Street Journal lo que implicaría afectaciones directas en la economía nacional dictadas formalmente por un gobierno extranjero?", se preguntan los legisladores en la exposición de motivos de la iniciativa de ley.

La propuesta pretende que la Comisión Nacional Bancaria y de Valores pueda emitir como medida correctiva, la venta de la participación del capital social de la institución de Crédito, es decir, que si el gobierno estadounidense toma acciones de Citigroup la parte que adquiera de Banamex sea vendida a inversionistas privados.

Riesgos de un estado en la banca

Un gobierno que capitaliza a una institución financiera tiene más incentivos para acaparar ganancias del banco "nacionalizado" para recuperar lo invertido y rendir cuentas a los contribuyentes, lo que a su vez reduciría las líneas de crédito de sus filiales exitosas, como Banamex, poniendo en riesgo el circuito del crédito y encareciendo los costos de los servicios, explicó Lozano.

Banamex se defiende

Ejecutivos del banco tienen otra interpretación de las leyes mexicanas y aseguran que la filial del emproblemado Citigroup no se vende ni entera ni en partes.

El argumento para ellos es simple, hay un Tratado de Libre Comercio signado por Estrados Unidos, Canadá y México que en su artículo 1403 que permite la inversión de Estados Unidos y Canadá en bancos mexicanos y viceversa.

Además en la definición de "inversionista" se indica que es una parte o empresa de Estado, o una persona de las naciones firmantes del acuerdo que pueda participar en el sistema financiero.

¿Se abre la subasta?

Mientras se mantienen las negociaciones sobre la capitalización gubernamental de Citigroup, diversas versiones periodísticas indican que quienes vendieron Banamex en 2001 por 12,500 mdd serían los mismos interesados en comprar la franquicia, pero tanto Roberto Hernández presidente de Banamex,  como Alfredo Harp Helú, presidente del Grupo Financiero Banamex han rechazado en varias ocasiones las versiones de su interés por comprar las filiales de Citi.

Pero incluso las autoridades mexicanas reconocen que Banamex puede operar sin ningún problema si se desprende de Citigroup.

Banamex trabajaría "perfectamente" si necesita funcionar por separado de su matriz, dijo el subgobernador del Banco de México, Guillermo Güémez, al responder a la pregunta de cuál sería el futuro del banco en México si fuese obligado a ser separado de Citigroup.

Banamex reportó el año pasado ganancias superiores a 880 mdd, mientras que Citigroup registró pérdidas por unos 28,000 mdd en los últimos cinco trimestres.

Entre los jugadores por Banamex se mencionan al empresario Carlos Slim y Manuel Medina Mora, actual presidente de Citigroup para América Latina, ambos han negado estas versiones.

En plena crisis financiera Banamex por lo menos mantiene ligeramente arriba el valor en que se vendió hace ocho años, de 12,500 millones de dólares.

El analista de Deutsche Bank, Mario Pierry estima que Banamex vale entre 11,200 y 14,000 millones de dólares.

Incluso, el lunes pasado, el presidente del Grupo Financiero Interacciones, Carlos Hank González dijo que si la oportunidad se presenta buscaría capital para adquirir una parte de Banamex.

 

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

(Con información de agencias)

 

Ahora ve
Trump advierte que EU nunca volverá a ignorar abusos comerciales
No te pierdas
×