¿Necesitan las aseguradoras un rescate?

Excepto por AIG, muchas compañías de seguros de vida han sido abandonadas a su suerte en EU; ¿decidirá el gobierno otorgarles una ayuda financiera similar a la que ha dado a los bancos?
Metlife  (Foto: AP)
Paul R. La Monica
NUEVA YORK -

Si eres una aseguradora con la esperanza de recibir una dádiva del gobierno estadounidense, a menos que tu nombre sea AIG, hasta ahora no has tenido suerte.

¿Podría eso cambiar pronto? Los inversionistas están cada vez más preocupados por la salud de la industria, en particular por los seguros de vida, que han sido golpeados con fuerza por las preocupaciones acerca de los requerimientos de capital y las pérdidas crecientes.

Las acciones de las compañías de seguros no obtienen tanta atención en Wall Street como las de los bancos zombis (bancos que sobreviven sólo gracias a los fondos gubernamentales), pero les ha ido casi tan mal. Mientras el índice bancario KBW ha caído alrededor de un 55% en lo que va de este año, el índice de aseguradoras KBW no se queda atrás, con una caída del 44%.

La semana pasada, la agencia calificadora de riesgo, Standard & Poor's, rebajó las notas de fuerza crediticia y financiera de 10 aseguradoras, que incluyen a MetLife, Prudential y Conseco.

Hasta ahora, sin embargo, son los bancos y no las compañías de seguros los mayores beneficiarios de los fondos de rescate financiero.

Y ya que el Departamento del Tesoro reveló la semana pasada que los reguladores federales han comenzado a conducir las así llamadas pruebas de estrés en 19 bancos con más de 100,000 millones de dólares en activos, parece probable que muchos de esos bancos requerirán, de hecho, recaudar mayores fondos.

Pero parece que una aseguradora necesitará someterse a una prueba de estrés. De acuerdo con investigaciones de la organización de periodismo no lucrativa, ProPublica, que publicó una lista el jueves en la que muestra a los 19 bancos que tenían más de 100,000 millones de dólares en activos al final del año pasado, MetLife ocupa el séptimo lugar.

Tiene sentido que MetLife calificara, ya que tiene una unidad de banca regulada. La compañía la estableció en el 2001.

El Departamento del Tesoro no estuvo disponible de inmediato para comentar acerca de la lista.

Un portavoz de MetLife también se negó a comentar acerca de la lista de pruebas de estrés, pero señaló que MetLife no ha recibido ningún dinero del programa gubernamental de Alivio para Activos en Problemas, o TARP.

Eso convierte a MetLife en el único de los 19 bancos en la lista que todavía no ha recibido fondos gubernamentales. Las instituciones restantes de la lista son el elenco usual de grandes bancos atribulados.

MetLife también es la única compañía de seguros lo suficientemente grande como para calificar para la prueba de estrés. Sin embargo, dadas las preocupaciones de la industria y los recientes declives en los precios de sus acciones, es posible que otras aseguradoras necesiten o quieran rescates financieros.

Varias aseguradoras más, que incluyen a Protective Life, Hartford Financial Services y Lincoln National, fueron aprobadas como holdings bancarios a principios de este año.

"La mayoría de las aseguradoras serán capaces de arreglárselas sin fondos. Creo que se han registrado como bancos más que nada como una precaución", dijo Doug Ober, presidente y CEO de Adams Express, un fondo de inversión cerrado que invierte principalmente en acciones estadounidenses y es dueño de Prudential. "Pero podría haber algunas con dificultades serias que enfrenten necesidades crediticias a corto plazo".

Aun así, es importante señalar que a pesar de los problemas que enfrentan las compañías de seguros, los clientes no deberían preocuparse por sus pólizas.

Las unidades de seguros individuales son reguladas a nivel estatal en Estados Unidos, por lo que existen muchas protecciones similares a aquellas que aseguran los depósitos bancarios a nivel federal. Ni siquiera los asegurados en AIG se han visto afectados por el colapso financiero de su compañía matriz.

En su mayoría, las aseguradoras podrían no estar en tan mal estado como los inversionistas y las agencias calificadoras lo creen. Entonces, es probable que sea injusto compararlas con los bancos.

"Los problemas de muchas compañías de seguros surgen de sus portafolios de inversión. Esa es una preocupación, pero no como en el caso de los bancos, que tienen activos tóxicos de los que no pueden deshacerse", dijo Dan North, economista en jefe para Estados Unidos de Euler Hermes, una de las principales aseguradoras de crédito.

North añadió que, debido a que han sido culpadas por no ser lo suficientemente diligentes como para detectar los problemas antes de que los mercados crediticios explotaran,  firmas como S&P, Moody's y Fitch podrían ahora estarse apurando para rebajar las notas de algunas compañías.

"Las agencias calificadoras están en ascuas desde que se pensó que algunas eran parte del gran problema. Así es que es probable que sean agresivas al rebajar las notas", dijo North.

Ober estuvo de acuerdo en que el problema de la mayoría de las compañías de seguros es más un asunto de confianza en el mercado. No espera que otras grandes aseguradoras sigan la misma ruta que AIG.

"No creo que la mayoría de las compañías de seguros se interesen en las obligaciones de deuda colateralizada y los CDS (credit default swaps) que metieron a AIG en problemas tan grandes. Mi sensación general es que las aseguradoras no deberían terminar en una espiral de muerte sin fin", dijo Ober.

Pero intenta decirle eso a un mercado escéptico.

"El ritmo al que caen las acciones de las compañías de seguros limita sus opciones todos los días", dijo Randy Binner, un analista de FBR Capital Markets.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Por lo tanto, incluso si las aseguradoras no están en tan mal estado como los bancos, mientras sus acciones continúen a la baja, les será más difícil reunir el capital que necesitan.

"¿Podrán las compañías de seguros sobrellevar esto? Yo creo que sí. Espero que sí. Pero sería agradable tener más capital", dijo Steven Schwartz, un analista de aseguradoras de Raymond James.

Ahora ve
La cifra de víctimas por crisis en Venezuela asciende a 75 personas
No te pierdas
ç
×