EU, fin a era dorada de compensaciones

Banqueros y Obama coinciden en eliminar activos tóxicos, pero no lograron un acuerdo en todo; la reunión se vio opacada por los anuncios de JPMorgan y Bank of America de que marzo no fue bueno.
banqueros-cb-reu  (Foto: CNN)
WASHINGTON (CNN) -

Los jefes de los mayores bancos de Estados Unidos dieron el viernes su apoyo al plan del presidente, Barack Obama, para limpiar los activos tóxicos de los balances de las entidades financieras, pero dijeron que no hubo acuerdo en todos los puntos.

"El mensaje clave es que estamos todos juntos en esto", apuntó, acompañado por otros ejecutivos bancarios, John Stumpf, presidente ejecutivo de Wells Fargo.

Los comentarios de los banqueros sobre la reunión fueron opacados, sin embargo, por declaraciones sobre las condiciones del negocio en marzo.

El presidente ejecutivo de JPMorgan Chase, Jamie Dimon dijo que "marzo fue un poco duro" y su par de Bank of America, Ken Lewis, agregó que el "libro de operaciones de marzo no fue tan bueno" como el de los primeros dos meses del año.

La reunión en la Casa Blanca se produjo en la antesala de una cumbre del G20 de la próxima semana, donde se espera que Obama presente a los demás líderes mundiales sus planes para sacar a la economía estadounidense de la recesión.

Obama enfatizó en la importancia de hacer algo con los activos tóxicos, dijo el portavoz de la Casa Blanca, Robert Gibbs.

"El presidente comenzó hablando de la importancia de hacerse cargo de los activos tóxicos y de que los bancos comenzaran a prestar dinero de nuevo", dijo Gibbs en una rueda de prensa.

"Es apropiado decir que estuvieron de acuerdo en la necesidad de poner al día el marco regulatorio", añadió.

Los grandes banqueros, a quienes Obama ha fustigado por pagar millonarios bonos a ejecutivos al mismo tiempo que les instaba a promover el crédito, dijeron que no hubo acuerdo en todos los asuntos.

Dimon comentó que Obama realizó muchas preguntas.

Agregó al canal de televisión CNBC que "sabemos que se cometieron errores" en las compensaciones de ejecutivos, un asunto que generó una ola de rabia en todo Estados Unidos.

Ken Lewis, de Bank of America, apuntó en tanto que todos entendieron que la "era dorada" de las compensaciones bancarias se acabó.

Metas

Funcionarios gubernamentales comentaron que el mensaje de Obama en la reunión sería decirle a los bancos, ampliamente responsabilizados de gatillar la crisis económica en Estados Unidos, que se enfoquen en metas a largo plazo para ayudar al país.

"Nuestro futuro está inextricablemente relacionado a estas instituciones financieras y el suyo al nuestro, entonces tiene todo el sentido del mundo que se junten y tengan esta conversación", afirmó Valerie Jarrett, asesora del presidente.

La reunión se realizó sólo días después de que el Departamento del Tesoro entregara detalles sobre un plan del Gobierno para limpiar de los balances hasta 1 billón de dólares en préstamos y valores tóxicos, un programa que los bancos deberán apoyar para que éste funcione.

El gobierno de Obama también anunció el jueves un plan para reescribir las reglas financieras, incluida la creación de un regulador único para monitorear cualquier firma cuya quiebra pudiera amenazar al sistema financiero.

Cerca de 15 presidentes ejecutivos asistieron, según la Casa Blanca, incluidos Lloyd Blankfein, de Goldman Sachs y Vikram Pandit, de Citigroup.

Otros en la lista incluían a los presidentes de Freddie Mac, Bank of New York Mellon, Northern Trust, PNC Financial, State Street, Morgan Stanley, la Asociación de Banqueros Americanos y la Comunidad Independiente de Banqueros.

 

Ahora ve
El decálogo de Peña Nieto sobre la implementación de reformas estructurales
No te pierdas
×