EU abre sus puertas al cemento mexicano

El producto puede ingresar a EU sin permiso y sin arancel, tras más de 10 años de restricciones; esto se da luego de la conclusión de un acuerdo entra ambos países que limitaba el acceso.
Enrique Duarte
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

El cemento mexicano ya tiene las puertas abiertas hacia Estados Unidos (EU), libre de aranceles, después de una serie de controversias entre ambos países, que atrasaron al sector por más de 10 años. El pasado primero de abril la Secretaría de Economía (SE) dio a conocer las modificaciones en materia de comercio exterior, donde se prevé la eliminación del requisito de permiso previo para la exportación de cemento a EU y la revocación del pago de derechos antidumping.

"Ello podría permitir a los productores mexicanos incrementar su participación en el mercado estadounidense", dijo la consultoría comercial IQOM.

La eliminación del requisito de permiso previo se realizó luego de que el pasado 31 de marzo concluyó la vigencia del Acuerdo sobre el Comercio de Cemento entre la Secretaría de Economía (SE) de México y la Oficina del Representante Comercial y el Departamento de de Comercio de EU.

(Lee la versión completa de estas modificaciones en el Diario Oficial de la Federación). 

El acuerdo, que estuvo vigente desde el 3 de abril de 2006 al 31 de marzo del presente año, permitió concluir con la controversia bilateral del sector, que estuvo presente durante más de una década.

Además, el acuerdo establecía la disminución a 3 dólares por tonelada de la cuota antidumping -que anteriormente era de 26.28 dólares- a las importaciones de cemento mexicano a EU, y establecía un cupo de importación a los estados del sur de la Unión Americana. Esquemas que quedan ya en el olvido.

Alrededor de unas 10 empresas mexicanas de cemento podrán verse beneficiadas por estas modificaciones, entre ellas se encuentran Cementos Apasco, Cemex Internacional, Cementos Universal, Dowell Schlumberger de México, Gcc Cemento, Pinturas y Recubrimientos, Proveedora se Instrumentación se Totolapa, Tecnobrick, Sika Mexicana, Tecnobrick y Uniblock, según IQOM.

"La culminación de este acuerdo permitirá a la industria cementera mexicana expandir sus exportaciones y dar certeza a sus inversiones en un escenario prospectivo de libre comercio, lo que reforzará su competitividad y su capacidad de generar empleos", dijo la SE en un comunicado.

Actualmente, México es el cuarto proveedor de cemento de EU, con ventas en 2008 con un valor de 55.5 millones de dólares (mdd), cifra 31% menor a la registrada un año previo, cuando se alcanzaron los 80.2 mdd.

"Lo anterior, como resultado de una disminución general de 44% en la demanda estadounidense de este producto", precisó IQOM.

Sin embargo, esto podría resarcirse ya que la administración del presidente Barack Obama, firmó recientemente un Plan de Recuperación para su economía donde se prevé el otorgamiento de recursos por casi 900,000 mdd para obras de infraestructura entre otros.

A su vez, las modificaciones de la Secretaría de Economía en materia de comercio exterior plantean varias disposiciones de carácter administrativo de monitoreo para las Industria Manufacturera, Maquiladora y de Servicios de Exportación (IMMEX), así como las reglas para la devolución de impuestos.

Trasporte de carga mexicano "varado"

"La conclusión exitosa de este añejo conflicto cierra un capítulo en la relación de México y Estados Unidos y reafirma la voluntad de cooperación entre ambos países por encontrar soluciones satisfactorias a las controversias internacionales", dijo la SE.

Sin embargo, esta medida se da mientras que el Gobierno mexicano mantiene "castigados" a 89 productos estadounidenses, porque a mediados de marzo pasado la SE les elevó los aranceles.

Lo anterior se debe a que desde el pasado 11 de marzo EU eliminó un programa piloto que se venía implementando desde septiembre de 2007, donde un máximo de 100 empresas transportistas de ambos países, podrían tener autorización para transitar libremente y realizar la descarga de productos hasta su destino final.

Y es que tanto el presidente de EU como el Congreso, integrado en su mayoría por legisladores demócratas, se han opuesto al programa en pro de los intereses del sindicato de transportistas de su país, resaltando que los camioneros mexicanos incumplen con normas de seguridad.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

El Gobierno de EU y su Congreso se encuentran en discusiones para resolver esta problemática.

Este mes Barack Obama visitará México donde se prevé que ambos ejecutivos resuelvan sus controversias en materia de comercio exterior.

Ahora ve
La Casa Blanca se niega a investigar a Donald Trump por acoso sexual
No te pierdas
×