Las automotrices atacan los inventarios

Firmas como Nissan, Toyota, Renault y Honda buscan medidas para poder sortear la crisis; las empresas tratan de elevar sus ventas y ajustar sus costos.
PARÍS/TOKIO (CNN) -

Las automotrices del mundo están buscando nuevas y mejores formas de fabricar, entregar y vender sus vehículos, ante la costosa y súbita acumulación de inventarios de autos que no pueden vender.

Las bodegas y almacenes de las concesionarias se encontraban repletos en muchas regiones del mundo hacia fines del año pasado, ya que la brusca caída en las ventas dejó en evidencia la gran inflexibilidad de muchos fabricantes.

"Las automotrices no se pueden adaptar rápidamente a las fluctuaciones repentinas de la demanda", explicó el analista automotor de UBS Securities Tatsuo Yoshida.

"A diferencia de los fabricantes de manufacturas, no pueden abrir y cerrar fábricas en un parpadeo. En tiempos como estos, sólo pueden sentarse y esperar", agregó.

La falta de agilidad se ha traducido inmediatamente en balances más débiles. Durante los tres primeros trimestres financieros terminados el 31 de diciembre, la japonesa Honda Motor Co agotó 367,000 millones de yenes (3,700 millones de dólares) de su flujo de efectivo operacional, más del doble que en el mismo período del año anterior.

Otras empresas reportaron tendencias similares, dado que la crisis y el derrumbe de las ventas las forzó a hacer pedazos las metas de ganancias y concentrarse en su efectivo.

"Toda automotriz ahora intentará sacar ese costo del negocio. El recurso más preciado que tenemos ahora es el efectivo y el mayor uso del efectivo es el inventario de vehículos", dijo Simon Thomas, vicepresidente de ventas de Nissan Europa.

El sufrimiento es especialmente agudo en Estados Unidos, donde a menudo los autos son vendidos directamente desde las concesionarias, lo que significa que las automotrices fabrican vehículos para ser vendidos semanas o meses después.

En el otro lado del espectro está Japón, donde se venden más autos a pedido y las concesionarias casi no poseen inventarios. Europa se ubica entre ambos extremos.

Algunas automotrices han propuesto nuevas ideas para ajustar los costos de inventario.

Nissan ha llevado la "fabricación a pedido" (BTO por sus siglas en inglés) a Europa, usando su planta Sunderland, que es relativamente flexible y fabrica el exitoso modelo Qashqai, como punto de partida.

"Antes de la crisis económica, probablemente pensábamos que nuestro programa BTO era bastante adecuado. Pero claramente en el contexto actual, donde el efectivo es tan valioso, lo es", señaló Thomas.

La diversidad de los mercados europeos implica que es improbable que se dé un giro absoluto hacia la "fabricación a pedido", sostuvo Thomas. Pero indicó que quería que el ratio superara a la mitad, desde el 10% previo.

Michel Faivre-Duboz, que supervisa la cadena de abastecimiento y logística en Renault, socio francés de Nissan, acordó que no tendría sentido que toda la fabricación fuera a pedido, en parte porque no es práctica para modelos como los Koleos 4x4 que fabrica Renault en Corea, que son enviados desde larga distancia a los clientes.

Sin embargo, su firma está haciendo algunos cambios. "Tenemos que vivir peligrosamente por tratar de hacer la mayor cantidad de ventas con el menor nivel de inventario posible", comentó.

Los analistas dieron una bienvenida cautelosa a las medidas de compensación.

"Cualquier cosa que puedan hacer estas firmas para bajar sus bases de costos e incrementar la eficiencia será bienvenido", dijo Tim Urquhart, analista de la firma de análisis financiero Global Insight.

"No pueden costear cientos de miles de autos sentados sin hacer nada. Lastima a la marca y golpea al valor residual", aseguró.

Nissan, además, está buscando elevar su inventario de componentes de vehículos para poder fabricar autos a medida, en vez de tener un inventario de autos sin vender con especificaciones impopulares. Asimismo, pretende reducir su inventario de vehículos completamente ensamblados en Europa a dos meses, desde los tres actuales.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Toyota Motor tiene una idea similar.

Aunque la mayor automotriz del mundo tiene varias plantas en Europa, todavía importa algunas partes desde Japón, lo que limita la flexibilidad. Didier Leroy, alto ejecutivo de Toyota, dijo que se necesita un cambio, por lo que la empresa está buscando un sistema que le permita mantener un inventario específico de partes en Europa este año.

Ahora ve
El balotaje entre Piñera y Guillier en Chile es de pronóstico reservado
No te pierdas
×