Exxon y Alaska tienen nueva historia

Después de 20 años del mayor derrame petrolero, Exxon tiene crecimiento en Alaska; el tono conciliado de la firma ha hecho que los locales cambien sus perspectivas hacia ellos.
Exxon  (Foto: Archivo)
ANCHORAGE (CNN) -

Hace 20 años, cuando el crudo se esparcía desde el carguero Exxon Valdez y la bahía de Prince William Sound era devastada por el peor derrame visto en Estados Unidos, el gigante petrolero Exxon Corp era duramente criticado en todo Alaska.

Adhesivos gigantes consignaban que el nombre de la corporación era "la señal de la doble cruz". Una camiseta reclamaba contra la arrogancia de la compañía con el estampado: "No nos importa. No es necesario que nos importe: Exxon".

Hoy, Exxon Mobil Corp, como se la conoce ahora, se está expandiendo en Alaska y funcionarios destacan un tono conciliador sobre el desastre del carguero, que definió a la firma en el estado y en gran parte del mundo.

"En cuanto al incidente de Valdez, no se puede exagerar sobre lo trágico que fue y cómo fue un punto tan bajo para la compañía en nuestros 125 años de historia", dijo el portavoz de la firma, Alan Jeffers.

"Entendemos los sentimientos de la gente de Alaska sobre el derrame y el continuo impacto que tuvo y comprendemos lo difícil que fue", agregó.

Mientras el malestar económico fuerza a otras compañías petroleras a retirarse, retrasar iniciativas y despedir empleados, Exxon se ha embarcado en el proyecto más grande de esta temporada en la prolífica región petrolera de North Slope en Alaska: una carretera de hielo de 80 kilómetros y un programa de perforación de dos pozos en Point Thomson.

La compañía llamó a 250 trabajadores y contratistas en Point Thomson, pese a la disputa legal en la cual el estado está tratando de revocar permisos por negligencia.

Exxon ha triplicado el espacio de su oficina en Anchorage, dijo Craig Haymes, gerente de producción de la compañía en Alaska. La firma está examinando activamente las alternativas para un gigantesco gasoducto, agregó.

La empresa también ha aumentado sus contribuciones a la comunidad. Este año, Exxon se convirtió en uno de los cuatro auspiciadores principales de la Carrera de Perros de Trineo Iditarod, entregando 1,25 millones de dólares en cinco años.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Todo esto es parte del rol de alto perfil como operador de campos petroleros en la Bahía de Prudhoe, North Slope, y en otras propiedades administradas por empresas como BP Plc o ConocoPhillips, según funcionarios de Exxon.

"Hemos estado en Alaska por 50 años. Estaremos aquí por otros 50 años", señaló Haymes.

Ahora ve
De principio a fin, Venezuela dividió la asamblea de la OEA en Cancún
No te pierdas
ç
×