Gilead, impulsada por la influenza

La compañía biotecnológica podría beneficiarse con las ventas del fármaco Tamiflu; Gilead recibe regalías por el tratamiento contra la influenza comercializado por Roche.
tamiflu  (Foto: CNN)
Eugenia Levenson
NUEVA YORK -

Han sido un par de semanas ocupadas para Gilead Sciences.
Desde la última vez que Fortune le echó un vistazo, la compañía de biotecnología ha reportado ventas récord, completado su adquisición en efectivo de CV Therapeutics, y comenzado la segunda fase de las pruebas de su producto más prometedor, el comprimido "cuatro en uno" destinado al tratamiento del VIH.
Gilead es de nuevo el centro de la atención pública. Mientras los gobiernos articulan sus respuestas frente al brote letal de la influenza porcina, que ha provocado más de 100 muertes en México y desatado una emergencia sanitaria global, Gilead es una de las compañías farmacéuticas que podrían salir beneficiadas.
Eso se debe a que su comprimido antiviral Tamiflu, comercializado por Roche, es uno de sólo dos medicamentos efectivos contra el brote de influenza. Gilead recibe pagos de regalías por las ventas del Tamiflu, que alcanzaron los 2,000 millones de dólares en el 2006 debido a que los países se apresuraron a almacenar el medicamento frente a la amenaza de la gripe aviar.
Las ventas del Tamiflu se desplomaron después de que los gobiernos terminaron de acumular sus reservas. Del 2007 al 2008, las regalías de Gilead cayeron un 63% a 156 millones de dólares, sólo un 3% de los ingresos anuales. Pero si los países se ven forzados a echar mano de sus reservas para combatir la influenza porcina, las ventas podrían aumentar.
El Centro estadounidense para el Control y la Prevención de Enfermedades ya liberó 12.5 millones de dosis de Tamiflu que, según Yaron Werber, analista de Citigroup, tienen un valor de 250 millones de dólares. Los casos confirmados de influenza porcina en los Estados Unidos aumentaron a 91 el miércoles y la primera muerte se reportó en la nación, fue un niño de 22 meses que viajó de México a Houston para recibir tratamiento.
"Aún está por verse qué tanto se usará el producto y cuánto almacenamiento más podría haber", dice Werber. "Pero asumimos que el gobierno estadounidense necesitará reponer esos 250 millones de dólares en medicamentos. Cada 100 millones de dólares en ventas le añaden alrededor de 2 por acción al balance de Gilead".
Otros analistas son aún más optimistas. "Los gobiernos -y no sólo el de los Estados Unidos- que distribuyen el Tamiflu no recuperarán el producto que no se use, así que es probable que veamos nuevas compras", dice Jason Kolbert de ThinkEquity.
Las acciones se Gilead se han elevado un 4% desde el viernes y cerraron en 47.60 dólares el martes.
Tamiflu -la punta del iceberg
Cualquier aumento en las ventas del Tamiflu sería un bono para Gilead, cuyo crecimiento principal surge de su tratamiento para el VIH (que ha ayudado a la empresa biotecnológica a unirse a la lista de las compañías de más rápido crecimiento de Fortune durante tres de los últimos cuatro años).
"Cuando los gobiernos almacenaban Tamiflu, una de las preocupaciones entre los inversionistas era que no se trataba de un negocio repetitivo, y lo que podría suceder cuando las ventas se agotaran", dice Werber, de Citi. "Pero debido a la fuerza de su negocio de tratamiento del VIH, Gilead ha podido absorber esa pérdida de regalías sin problemas y registrar un crecimiento bastante robusto".
La semana pasada, la compañía reportó ingresos record de 1,530 millones de dólares para el primer trimestre, un aumento del 22% en comparación con el año anterior. Las ventas de los medicamentos Atripla y Truvada de Gilead impulsaron los resultados, con un aumento de ingresos del 57% y el 23% respectivamente.
Atripla y Truvada son dos de los medicamentos con más frecuencia prescritos para el VIH. Incluyen el compuesto tenofovir, patentado por Gilead, que se ha convertido en uno de los tratamientos preferidos para la columna vertebral de los enfermos de VIH gracias a una eficacia superior y un record de seguridad.
De hecho, el portafolio de medicamentos de Gilead compite tan bien contra las grandes farmacéuticas que cuando Pfizer y GlaxoSmithKline anunciaron hace poco sus planes de combinar sus negocios de VIH en una nueva compañía, los analistas en gran parte desestimaron la amenaza. "Nos parece que tiene un impacto insignificante ya que creemos que es evidente que Gilead posee mejores medicamentos... y un mejor desempeño en lo que respecta al VIH", escribió Sapna Srivastava de Morgan Stanley en sus apuntes de investigación.
Muchos analistas creen que Gilead es una de las compañías mejor posicionadas para beneficiarse con el tratamiento del VIH, cuyo crecimiento ha sido impulsado por las exploraciones cada vez más agresivas y las medidas tempranas, además de la posibilidad de que los pacientes comiencen una terapia antiviral antes de que su cuenta de células T disminuya de forma precipitada.
Si el Departamento de Salud y Servicios Humanos revisa sus pautas y recomienda un tratamiento temprano, decenas de miles de nuevos pacientes podrían comenzar su terapia en los próximos años. La mayoría comenzaría con un régimen que incluyera un medicamento de Gilead.
Mientras tanto, las ventas adicionales del Tamiflu sólo ayudarán al balance de Gilead.
"El Tamiflu es muy positivo para Gilead porque sus beneficios surgen del pago de regalías, lo que implica muy pocos gastos", dice Kolbert, de ThinkEquity. "La calidad de estos ingresos es muy alta".

Ahora ve
Lio Messi se casa el viernes en una de las ciudades más inseguras de Argentina
No te pierdas
ç
×