Fiat ‘amenaza’ empleos de Opel

El presidente ejecutivo de Fiat prevé cerrar plantas en Alemania, GB e Italia tras la adquisición; la eventual compra de Opel podría representar un recorte de entre 9,000 y 10,000 empleos.
Fiat  (Foto: CNN)
FRANCFORT (CNN) -

El plan de Fiat SpA de fusionar su negocio automotor con General Motors Europe y Chrysler podría costar hasta 10,000 empleos en Europa, dijo el lunes el líder sindical de Opel, Klaus Franz.
Franz, presidente del consejo sindical y miembro del directorio de supervisión de Opel, comentó que el presidente ejecutivo de Fiat, Sergio Marchionne, le había dicho el lunes en una reunión que preveía cerrar la planta de motores de Kaiserslautern de Opel y otras de Fiat y Opel en Inglaterra e Italia.
Horas antes, el diario alemán Bild publicó una entrevista a Marchionne, quien afirma que mantendría todas las plantas de Opel en Alemania, pero recortaría la plantilla si Fiat toma el control de la unidad germana de General Motors .
Contrario a los comentarios públicos de Marchionne, Franz señaló el martes que una eventual adquisición de Opel significaría la pérdida de entre 9,000 y 10,000 empleos.
"El concepto de financiación no me convence en absoluto. En mi opinión, lo está arriesgando todo", dijo Franz en una entrevista a Reuters.
"El quiere formar una automotriz mundial financiada con dinero de los contribuyentes de Alemania y Estados Unidos", precisó.
Franz, un antiguo líder sindical que se ha convertido en el rostro público de Opel, defiende los intereses de 50,000 trabajadores de la automotriz en toda Europa y cualquier acuerdo necesitaría su respaldo.
La semana pasada, Fiat acordó tomar una participación inicial de 20% de Chrysler por nada de dinero y ofreciendo sólo un pago en especies, al compartir su tecnología de autos pequeños con la automotriz estadounidense en quiebra.
El ministro de Economía alemán, Karl-Theodor zu Guttenberg, indicó el lunes que Fiat -que ya posee una deuda industrial neta de 6,600 millones de euros (7,940 millones de dólares)- había dicho a Berlín que el acuerdo requería un "crédito puente" de 5,000 millones a 7,000 millones de euros, cerca del doble de los 3,300 millones de euros en ayuda estatal solicitados por Opel.
Franz dijo que Marchionne es conducido por la ambición de crear un imperio automotor mundial que lo consagre como el número dos de la industria en términos de volumen de ventas tras Toyota.
"El acuerdo con General Motors sólo tiene sentido para Marchionne si también logra incorporar su negocio en América Latina, el que desea que GM incluya en la nueva compañía", explicó, citando que Fiat podría aumentar sus operaciones en Brasil, el único negocio rentable de Fiat Auto según algunos analistas.
El plan de venta de Opel ha puesto a Fiat en contra de la austriaco-canadiense Magna, aunque esta última apuntaría a comprar no más del 20% de la unidad de GM, según dijo el controlador y presidente de Magna, Frank Stronach, a un diario canadiense.
El ministro de Economía del estado de Turingia, donde se sitúa la planta de ensamblaje Eisenach de Opel, afirmó que no tenía una preferencia clara entre ambos rivales. "Todavía no tengo preferencia", sostuvo Juergen Reinholz. "No estamos rechazando fundamentalmente ningún plan", agregó.
Junto a Fiat y Magna, el líder sindical Franz dijo que planeaba sostener conversaciones con otros potenciales interesados, pero no dio nombres.
El diario Financial Times publicó que hasta seis actores fuera de Fiat, incluyendo a Magna, GAZ, a fondos soberanos de Abu Dhabi y Singapur y otros tres fondos de capital privado, estarían interesados.
Abu Dhabi Investment Authority, el mayor fondo soberano del mundo, no quiso hacer comentarios y GAZ, junto a su dueño Oleg Deripaska, han negado repetidamente que estén interesados.

Ahora ve
Los escenarios no lo son todo; estos son los otros negocios de los famosos
No te pierdas
ç
×