Acreedores de GM, ante un nuevo recorte

La automotriz no generará suficiente flujo de efectivo para cumplir con su deuda por varios años; esto significa mayores reducciones en la tasa de recuperación de sus acreedores.
GM  (Foto: AP)
Anthony Currie

El más reciente plan de reestructuración del adolorido fabricante de automóviles tal vez ya se vea muy severo, con su objetivo de intercambiar hasta 48,000 millones de dólares de pasivos propiedad de sindicatos, titulares de deuda, y del gobierno de Estados Unidos por acciones. Pero aun si el plan se realiza, GM seguirá teniendo hasta 50,000 millones de dólares en deuda.

¿Cómo? Bueno, aún tiene 6,000 millones de dólares de deuda privilegiada, aún le deberá 10,000 millones de dólares al gobierno y fideicomiso independiente de cuidado de la salud del Sindicato de Trabajadores Automotrices (UAW, por sus siglas en inglés), y los ejecutivos estiman que necesitarán otros 9,000 millones de dólares de dinero del gobierno para cubrir más pérdidas.

A eso se le añade más de 11,000 millones de dólares de préstamos esperados del Departamento de Energía y gobiernos extranjeros y 3,000 millones de dólares de deuda no privilegiada, suponiendo que el 90% de los titulares de deuda acepten el intercambio de capital.

Para tener un valor empresarial que resistiera una carga tan pesada de deuda y dejara algo para los accionistas, GM tendría que generar alrededor de $13,000 millones de dólares anuales en flujo de efectivo. Puesto en un múltiplo similar al de sus competidores, de cuatro veces sus ganancias antes de intereses, impuestos, depreciación y amortización (estándar EBITDA, por sus siglas en inglés), esto implicaría un valor de empresa de 52,000 millones.

Eso le pondría a las acciones un valor de sólo 2,000 millones de dólares, que estaría bien si se pudiera lograr en el corto plazo. Pero GM no llegará a ese nivel hasta 2013, de acuerdo a Barclays Capital. Y eso es suponiendo que los estimados de utilización de efectivo de GM sean correctos.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Lo que es más, el jefe de finanzas Ray Young dice que le gustaría que la carga de deuda de GM fuera no más de dos veces EBITDA. Eso significa que GM tendría que recortar su nueva carga de deuda a la mitad, con base en números de 2013.

El fabricante de automóviles número uno de Detroit no podrá hacer eso vendiendo coches. Eso deja a los ejecutivos pocas opciones fuera de hacer sufrir más a sus trabajadores y prestamistas- incluyendo a los contribuyentes de impuestos.

Ahora ve
Donald Trump hizo, durante el eclipse, lo que no se debe de hacer
No te pierdas
×