Bancos de EU buscan liberar su estrés

Las pruebas de tensión que hizo el gobierno a estas entidades están prontas a quedar en el pasado; los bancos que requieran más capital podrían recurrir a la venta de activos a fondos del Tesoro.
Wells Fargo  (Foto: AP)
NUEVA YORK -

¿No te gustan los resultados de tu prueba de estrés? El gobierno bien puede tener la solución: las sociedades de inversión público-privadas que apuntan a ayudar a los prestamistas con sus activos problemáticos.

Las instituciones financieras más importantes de la nación recibieron sus órdenes de los reguladores federales el jueves. Algunos grandes bancos como el prestamista JPMorgan Chase y el banco de inversiones Goldman Sachs, sobresalieron en las pruebas y no tienen necesidad de recaudar nuevos fondos.

Pero los creadores de políticas, le pidieron a otros bancos que juntaran capital, para asegurarse de que puedan seguir prestando, en caso de que la baja en la economía persistiera hasta el año que viene.

Esta decisión hace a las firmas -que van desde gigantes como Citigroup y Bank of America hasta bancos regionales como Key Corp -excelentes candidatos para vender activos.

Algunos bancos seguramente lo harán en transacciones privadas. Wells Fargo, por ejemplo, anunció el jueves por la tarde que vendería 6,000 millones de acciones comunes. Morgan Stanley siguió la iniciativa con planes de vender 2,000 millones en acciones comunes y 3,000 millones en títulos prioritarios.

Otros podrían hacer uso del Programa de Inversión Público-Privada del Departamento del Tesoro (PPIP, por sus siglas en inglés), el cual fue lanzado junto con las pruebas de estrés en Febrero. Los inversionistas están esperando conocer más detalles sobre este plan en el próximo mes.

"Lo importante de estas pruebas es que, esencialmente, se ha autorizado a la gente a reducir sus negocios", dijo John Koelmel, CEO de First Niagara Financial en Lockport, Nueva York. "Los bancos que tengan que juntar capital, no querrán  ir a los mercados de capitales de primera entrada. Buscarán fortalecerse primero".

Y mientras algunos observadores han criticado las pruebas de estrés, alegando que  no fueron lo suficientemente estresantes, Koelmel dijo que los creadores de políticas han dejado en claro a los bancos que impondrán guías de capital más estrictas en un futuro.

"Los tornillos se volverán, progresivamente, más apretados", dijo Koelmel de los estándares de capital asentados por la Reserva Federal, FDIC y la Oficina del Controlador del Circulante. "Todos estamos bien por encima de los estándares que vienen en las pruebas y nuestros reguladores han estado ya en nuestros rostros. Así que pueden ver hacia dónde van con esto".

¿Programa de Inversión Publico-Privado o no?

El PPIP -que comprende un programa manejado por la Corporación Aseguradora del Depósito Federal (Federal Deposit Insurance Corp., en inglés) para disponer de los préstamos de bancos en problemas, y otro programa controlado por la Tesorería para ayudar a los bancos con los avales difíciles de vender-recibió un impulso la semana pasada, cuando el astuto inversionista Wilbur Ross dijo que podría invertir hasta mil millones de dólares en fondos existentes a los programas.

"Creemos firmemente que el Programa de Inversión Público-Privado ayudará a estimular el mercado hipotecario y proveerá a los inversionistas globales, tanto institucionales e individuales, con atractivas oportunidades", dijo en una declaración el socio de inversión de Ross en Atlanta, Invesco.

Ross no está solo. En abril 29, la Tesorería comentó que había recibido más de 100 solicitudes de potenciales administradores de fondos interesados en el programa Legacy Securities.

Sin embargo, la pregunta que sigue sin resolverse es cómo se estructurarán los programas, de préstamos y de avales, para los inversionistas.

Los planes del PPIP han estado en el pizarrón casi tres meses, pero los reguladores han cambiado las reglas sobre la marcha varias veces en cuanto a otros programas financieros. Así que algunos jugadores potenciales se están poniendo ansiosos.

"La expectativa es increíble", dijo Hal Reichwald, socio de Manatt, Phelps & Phillips, una firma legal en Los Ángeles. "Los jugadores grandes están diciendo que los reguladores no quieren ver ninguna intervención forzada, pero en realidad sólo quieren echar esto a andar".

Reichwald dijo que los reguladores se han tardado en dejar claras las reglas del programa a los participantes. El retraso no ha sido bien notado entre las pláticas de la recuperación y el rally bancos-mercado.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Pero todo eso podría cambiar si el mercado comercial de bienes raíces -fuente de ansiedad, desde hace tiempo, para los inversionistas en bancos y en otras firmas relacionadas a la propiedad -sufre una baja importante.

"Ha habido una sensación de inevitabilidad sobre que las cosas mejorarán con el tiempo", dijo Reichwald. Pero añadió que "no hay garantía" de que los grandes arrendatarios comerciales de bienes raíces puedan seguir al corriente de sus hipotecas.

Ahora ve
Periodista hispana vivió en carne propia la intolerancia de integrante del KKK
No te pierdas
×