Juez aprueba recurso para venta de GM

Un juez fijó para el próximo 30 de junio una audiencia para la autorización de la operación; General Motors pedirá permiso para usar la mitad de los 33,000 mdd de los gobiernos de EU y Canadá.
gm  (Foto: Archivo)
NUEVA YORK/TORONTO (Agencias) -

Un juez aprobó el procedimiento para una venta de la automotriz en bancarrota General Motors Corp y fijó al 30 de junio una audiencia para la autorización de la operación.

El juez fijo una audiencia anterior para el 25 de junio y el plazo para presentar objeciones hasta el 19 de junio.

General Motors solicitará el lunes permiso a un juez de bancarrota para poder utilizar alrededor de la mitad de los 33,000 millones de dólares en financiamiento por bancarrota que los gobiernos de Estados Unidos y Canadá están otorgando.

Harvey Miller, abogado de la automotriz, afirmó en una audiencia en la corte que GM tiene sólo 2,000 millones de dólares en efectivo y que tiene una "urgente" necesidad de acceder al préstamo del Gobierno.

La ayuda de 33,000 millones de dólares de los gobiernos estadounidense y canadiense está diseñada para dar apoyo a GM durante lo que la automotriz espera se una un viaje rápido por el proceso de bancarrota.

La compañía planea vender una gran parte de sus activos a una nueva compañía controlada por el Gobierno de Estados Unidos.

GM se encontraba en la corte el lunes por la tarde por primera vez desde que solicitó la bancarrota para pedir al juez Robert Gerber, de la Corte Federal de Bancarrota en Manhattan, que apruebe las solicitudes de rutina, conocidas como mociones del primer día, para permitir que siga operando.

Por otra parte, la Oficina del Fideicomiso de Estados Unidos, un brazo del Departamento de Justicia que supervisa los procedimientos de bancarrota, anunció el lunes que la audiencia para los acreedores no asegurados de GM se celebrará el miércoles a las 10:00 en Nueva York.

El préstamo de bancarrota requiere que GM obtenga la aprobación de la corte antes del 10 de julio.

Estados Unidos

En un momento de definición para el capitalismo estadounidense, el presidente Barack Obama condujo el lunes a General Motors Corp. hacia la protección por bancarrota y puso al gobierno al volante de la compañía que simbolizó alguna vez la fuerza económica de la nación.

El gigante caído, la compañía industrial más grande de Estados Unidos que se declara en bancarrota, está recortando aproximadamente 21,000 empleos y 2,600 distribuidoras. Teniendo piedad de pocas comunidades que viven del sector automotor, la reducción de gastos representa una tercera parte de su fuerza de trabajo en el país y 40% de sus concesionarias.

"Estamos actuando como accionistas renuentes porque es la única manera de ayudar a GM a salir avante", afirmó Obama sobre la nacionalización temporal de la compañía con 100 años de existencia.

Obama dijo este lunes que el paso de GM por un proceso de bancarrota mejorará su situación, calificándolo de "un plan viable". Destacó que la estrategia le permitirá a GM crecer por primera vez en tres años.

La compañía dijo que tiene 172,810 millones de dólares en deudas y 82,290 millones de dólares en activos.

Obama dijo que su política ayudará tanto a General Motors como a Chrysler para que sobrevivan después de un proceso de reestructuración y de bancarrota.

Agregó que su gobierno no tiene otra opción más que intervenir, en una "posición nada halagüeña" al tener una participación financiera en las empresas.

El gobierno proporcionará a GM 33,300 millones de dólares adicionales para ayudarle a reestructurarse, además de los 20,000 millones que ya le prestó el Tesoro.

Premier canadiense dice que ayuda a GM fue necesaria

Canadá

El primer ministro Stephen Harper dijo este lunes que Canadá habría perdido centenares de miles de empleos si no se hubiese unido a Estados Unidos en la ayuda financiera a General Motors y Chrysler, pero dijo que el gobierno no espera recuperar todo el dinero prestado a GM.

Canadá se habría arriesgado a perder su industria automovilística si no hubiese provisto un rescate de 9,500 millones de dólares a GM, afirmó y consideró lamentable, pero necesario para mantener a GM en Canadá.

Los gobiernos de Canadá y la provincia de Ontario poseerán 12% de las acciones de la GM reestructurada. Canadá va a nombrar un director independiente.

Harper dijo que el país no espera recibir el grueso del dinero prestado.

"Claramente los contribuyentes recibirán parte del dinero cuando comencemos a vender nuestra participación, pero para serles franco, no contamos con eso", dijo Harper.

"No estamos considerando ese dinero en nuestros planes presupuestarios. Estamos contando con rendimientos significativos en la porción de la deuda, pero en la porción de acciones, estamos asumiendo que eso es 100% costo. Obviamente va a ser algo menor que eso a largo plazo, pero no estamos asumiendo que vamos a recibir grandes cantidades del dinero prestado".

Bajo el acuerdo, GM no se declarará en bancarrota en Canadá, como lo hizo en Estados Unidos.

Con información de Reuters y AP

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

 

 

Ahora ve
Peña Nieto niega relación de su gobierno con espionaje
No te pierdas
ç
×