Chrysler aguarda decisión sobre su venta

La automotriz acudió a un tribunal de quiebras para la aprobación del cierre de 789 concesionarias; espera una decisión de la Corte Suprema sobre la venta de sus activos a Fiat.
NUEVA YORK (AP) -

Chrysler se dirigió el martes nuevamente a un tribunal de bancarrotas para que un juez decida sobre la legalidad de cerrar 789 concesionarios, mientras la Corte Suprema estadounidense debate la posibilidad de que la empresa se fusione con Fiat.

Se esperaba que la venta de Chrysler al fabricante de automóviles italiano Fiat se concretara hace una semana.

Quizás entonces el gobierno de Barack Obama habría visto al fabricante estadounidense de automóviles salir de protección federal por bancarrota, pero la juez Ruth Bader Ginsburg aplazó la venta el lunes mientras estudia una apelación, amenazando con descarrilar los planes de reestructuración de la golpeada firma automotriz estadounidense.

Varios abogados que representan a centenares de distribuidores en todo el país alegaron el martes ante el tribunal de quiebras que poco se ganaría si se liquidan sus agencias, pero Chrysler sostiene que la decisión es necesaria para su plan de recortar costos y salir rápidamente de la protección por quiebra.

Los distribuidores también sostuvieron que cualquier decisión del juez federal Arthur Gonzalez debe colocarse en espera hasta que La Corte Suprema tome alguna acción sobre la venta de Chrysler. Se espera que el juez falle después que concluya la fase de presentación de alegatos.

Chrysler quiere reducir su número de concesionarios en 25% como parte de su plan de recortes, pero la maniobra, que aún necesita la aprobación del tribunal de bancarrotas, se ha topado con la oposición de un grupo que representa a más de 300 concesionarios.

Chrysler LLC pasó cinco semanas en los procedimientos ante los tribunales para presentar su bancarrota y ya parecía inminente su venta a Fiat Group SpA antes del plazo del 15 de junio, pero Ginsburg puso el proceso en suspenso el lunes, para poder revisar una apelación de tres pensiones y fondos de construcción estatales de Indiana que son dueños de una pequeña parte de los bonos de Chrysler y que se oponen a la venta.

No está claro cuanto durará el aplazamiento o si la Corte Suprema retomará el caso.

Fiat podría abandonar el acuerdo de venta después del 15 de junio y dejar a la automotriz estadounidense sin otra opción que la liquidación. Chrysler, que está perdiendo 100 millones de dólares con el cierre de sus concesionarios, prefirió no hacer declaraciones hasta que reciba más información del tribunal.

La venta fue aprobada el viernes por una corte federal de apelaciones de Nueva York. Sin embargo, la corte ofreció a los críticos de la operación hasta el lunes a las 4 de la tarde para lograr que la Corte Suprema interviniera. Ginsburg tomó su decisión el lunes, minutos antes de la hora límite.

Mientras tanto, quienes se oponen al cierre de 789 franquicias de Chrysler volvieron a la corte el martes.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Una audiencia que empezó el jueves con el testimonio de una decena de vendedores de automóviles continuará el martes y se espera que el juez federal Arthur González tome una decisión después de escuchar los argumentos.

Según el acuerdo de venta de Chrysler, Fiat recibirá hasta 35% de las acciones de la nueva compañía generada por la venta a cambio de compartir la tecnología que Chrysler necesita para fabricar vehículos más pequeños y con menos gasto de gasolina. Chrysler se declaró en bancarrota el 30 de abril.

Ahora ve
El Festival Internacional de las Luces ilumina el Centro Histórico de la CDMX
No te pierdas
×