Las limusinas, un negocio estancado

Las firmas de autos de lujo han tenido que despedir empleados y reducir flotas debido a la recesión; los ingresos de la industria bajaron a 2,570 mdd en 2008, desde 4,760 mdd del año previo.
BOSTON (CNN) -

Las compañías de limusinas de Estados Unidos están despidiendo trabajadores y cerrando oficinas, debido a la menor demanda por esos lustrosos símbolos de riqueza y poder producto de la recesión.

Las grandes compañías financieras, que normalmente usaban limusinas en épocas de prosperidad, están volviendo a utilizar vehículos menos ostentosos para ahorrar dinero y evitar una imagen de despilfarro en tiempos de austeridad nacional.

BostonCoach, la división de limusinas del fondo mutuo Fidelity Investments, ha cerrado sucursales en San Francisco, Dallas y Atlanta y un portavoz dijo que la compañía ahora tiene 877 empleados, menos que los 1,200 de abril del año pasado.

BostonCoach fue el cuarto mayor operador de limusinas de Estados Unidos el año pasado, con 671 vehículos, según cifras de la industria.

Sus mayores rivales nacionales también han despedido empleados. Entre ellos, Carey International Inc de Washington D.C., con 1,350 autos, y Dav El Chauffeured Transportation Network, en Chelsea, estado de Massachusetts, con 1,036 autos.

El presidente ejecutivo de Dav El, Scott Solombrino, comentó que redujo su flota en alrededor de un 20% este año debido a una contracción en los negocios de los grandes mercados de Nueva York y Los Ángeles.

"Creemos que la economía para nosotros ha comenzado a tocar fondo, pero no creo que haya comenzado a dar vuelta", dijo Solombrino.

Entre los bancos y otros grandes clientes de la industria financiera, "claramente ha habido un esfuerzo por limitar sus gastos en viajes y entretenimiento", explicó.

Wells Fargo & Co ha reducido los costos de traslado, en general, con más videoconferencias y al "limitar los viajes para esos propósitos que tengan un beneficio directo al cliente", explicó una portavoz del banco.

Los ingresos totales de la industria de limusinas en Estados Unidos cayeron a 2,570 millones de dólares en el 2008, desde 4,760 millones en el 2007, según la publicación Limousine, Charter & Tour de California.

Para la mayoría de los grandes operadores, los pobres resultados han seguido este año, dijo el editor Martin Romjue.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

En vez de usar limusinas, los grandes clientes corporativos han puesto a sus ejecutivos en taxis y buses, dijo Romjue.

Las razones son mayormente financieras, pero los bancos que obtienen fondos públicos como parte de un rescate del gobierno de entidades náufragas no quieren ser vistos mimando a sus ejecutivos.

Ahora ve
La tormenta en la CDMX llegó a este departamento de una forma inesperada
No te pierdas
×