Central quiere “estacionarse” en la BMV

La administradora de estacionamientos lleva un control estricto en su negocio para volverse pública; empero, prevé que las condiciones del mercado aún no son las adecuadas para ingresar.
estacionamientos  (Foto: Cortesía Central)
Enrique Duarte
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

La crisis financiera y la volatilidad que han experimentado los mercados bursátiles impidieron que más empresas buscaran financiarse a través de la Bolsa Mexicana de Valores (BMV) en los últimos años, sin embargo algunos negocios no han desechado la idea de incorporarse a la vida pública.

La firma mexicana Central, una empresa de administración y control de ingresos de estacionamientos privados, se prepara para ocupar un lugar en el mercado local de capitales, dijo en entrevista el director general, Iván Gutiérrez.

"Estamos tomando los pasos necesarios para alcanzar el objetivo", precisó el directivo.

Central sería la primera empresa en México dentro de su ramo en entrar a este tipo de operaciones bursátiles.

Al parecer los indicadores van aclarando el panorama. El principal de ellos en la BMV, el Índice de Precios y Cotizaciones (IPC), ha tenido un rendimiento de 9.35% en lo que va del 2009, situándose en los 24,473 puntos desde los 22,380 puntos del cierre del 2008.

Sin embargo, el mismo indicador llegó a perder hasta un 24.23% en todo el 2008, por las variaciones que presentó el mercado al reaccionar a los efectos negativos de la crisis financiera, que llevó al país a una recesión económica.

El directivo precisó que Central, con 16 años en el mercado, tiene todo para poder colocarse en el mercado bursátil.

La empresa factura anualmente unos 960 millones de pesos en los inmuebles que mantiene bajo tutela, de los cuales unos 350 millones de pesos son sus ingresos netos.

Para este año prevé tener un crecimiento de entre 25 y 30% en sus ingresos, en los distintos estacionamientos que administra como hospitales, universidades, centros comerciales, centros corporativos y aeropuertos.

Este negocio mexicano, propiedad de AMB y de Grupo Actinver, opera 100 estacionamientos a nivel nacional, siendo el Distrito Federal su mejor plaza, ya que cuenta con una gran necesidad de estos negocios.

La firma atiende a más de 7 millones de usuarios mensualmente, sin embargo, ya venía arrastrando los efectos de la crisis financiera con un 3.10% menos en el manejo de operaciones e ingresos en el primer trimestre del año.

Sin embargo, el "golpe" de la influenza humana les hizo tener un retraso en sus operaciones a finales de abril y todo mayo de 12% en promedio, siendo el Distrito Federal la zona más afectada con un 34% menos.

"Pese a esto, estamos buscamos obtener ingresos de manera creativa para poder crecer, para entregarle a los que confían en la organización una rentabilidad en el tiempo", dijo Gutiérrez.

Bolsa mexicana, un pequeño mundo

La Bolsa mexicana es muy pequeña en términos de empresas listadas con sólo 121 que emiten acciones actualmente, frente a las casi 400 del mercado de Brasil y más de 200 de Chile, ambas naciones latinoamericanas.

Tan sólo de 2001 a 2008 unas 46 empresas se deslistaron del mercado mexicano de valores, mientras que sólo unas 27 se integraron.

"Dependerá que la situación dentro de la economía nacional permita que haya ofertas públicas, ahorita con la situación de la Bolsa no es exactamente el mejor momento, ese es uno de los temas fundamentales, (pero) no hay ningún (otro) obstáculo", dijo Gutiérrez.

Las autoridades pronostican que para este año la economía mexicana retrocederá un 5.5%, mientras que más de 2 millones de personas han perdido su trabajo por la recesión.

Las empresas desdeñan a la BMV

Sin embargo, el clima de negocios podría aclararse en 2010 cuando la actividad económica presente una ligera y lenta recuperación, tal y como pronostican los expertos.

El directivo precisó que por lo menos tendrán que pasar unos 3 años para listarse en el mercado, aunque no quiso revelar si empezarían emitiendo acciones, sin embargo mencionó que se encuentran en el proceso de convertirse en una Sociedad Anónima Promotora de Inversión Bursátil (SAPIB).

Desde 2006, el Gobierno pretendió acercar a más empresas al mercado bursátil mexicano, con la nueva Ley del Mercado de Valores.

Las empresas pueden pasar por tres distintas etapas para ser públicas: Sociedad Anónima Promotora de Inversión (SAPI), donde, sin ir a la Bolsa, se crea un marco legal para establecer las condiciones en la empresa en la integración de socios y que le permita crecer con un gobierno corporativo.

La segunda es la SAPIB, donde se permite obtener financiamiento de capital de riesgo o de fondos privados o de inversionistas calificados, sin que tengan que cumplir los requisitos de las grandes empresas.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Y en la última instancia se les da un periodo de 3 años para cumplir con los requisitos necesarios antes de convertirse en una Sociedad Anónima Bursátil (SAB), como las grandes empresas que ya cotizan en Bolsa.

"Estamos en el proceso de ser una SAPIB, tienes que estar auditado por un tercero durante cierto número de años, tienes que tener utilidades por cierto número de años, y tener asambleas en ciertas condiciones", dijo Gutiérrez.

Ahora ve
Pequeña guatemalteca envía un mensaje de amor para los mexicanos
No te pierdas
×