Las apuestas para la generación Facebook

La firma Betfair espera que las apuestas por Internet vuelvan a ser legales en todas sus formas; con talentos de Sillicon Valley busca combinar la experiencia del juego con las redes sociales.
apuestas-dolares-dinero-JI.jpg  (Foto: Jupiter Images)

Si tu libro favorito es Seabiscuit, ya sabes la respuesta de la siguiente pregunta: ¿cuáles son las tres formas legales de apuestas en Estados Unidos?

La Ley Federal de Apuestas Ilegales por Internet, aprobada en 2006, le puso fin a todos los tipos de apuestas en línea, excepto en deportes de fantasía, loterías en línea y carreras de caballos. En realidad lo que se prohibió no fueron las apuestas, sino las transferencias de dinero de banco a banco en sitios de apuestas en línea. En cualquier situación, la fiesta se terminó para todas las casas de apuestas en Estados Unidos... o algo así.

Las apuestas en línea en Estados Unidos aún ocurren (con miles de millones de dólares al día), sólo que pasan por debajo de la mesa y con cuentas submarinas. Estrictamente hablando, no es legal, pero cuando tienes un presentimiento con respecto a un buen partido de fútbol, o te quieres quitar las ganas de echarte una mano de póker, seguro encontrarás el lugar para hacerlo.

En una nota reciente a sus inversionistas, Goldman Sachs estimó que sólo el póquer en línea y los juegos de casino valían cerca de 12,000 millones de dólares en Estados Unidos. Este banco de inversión también llegó a la conclusión de que, debido sólo a las implicaciones fiscales, es probable que el mercado estadounidense le legalice tarde o temprano.

Eso es exactamente a lo que le está apostando la empresa inglesa Betfair, una de las compañías de apuestas por Internet más grandes del mundo, pero en vez de esperar que a todas las formas de apuestas se les de luz verde, está haciendo su entrada inicial en Estados Unidos con las carreras de caballos.

"Queremos que la generación Facebook entre a la pista", como dijo Gerard Cunningham, quien encabeza las operaciones de Betfair en Estados Unidos.

En enero, la empresa privada Betfair adquirió a la compañía de apuestas en línea de carreras de caballos, American TV Games Network, con base en Los Ángeles, por 50 millones de dólares. En parte, el precio fue tan fuerte porque TVG tiene su propio canal de televisión que transmite carreras de caballos a 32 millones de hogares en todo Estados Unidos.

Actualmente Cunningham está dotándose de personal en Silicon Valley. El plan es construir un equipo técnico que combine esa propiedad televisiva con un sitio Web más nuevo en el que se transmitan carreras de caballos en vivo para todos los televidentes, y agregue toda la emoción de los medios sociales, incluyendo comentarios en Twitter, publicaciones y blogs para hacer que la experiencia de las carreras de caballos sea similar a ver un episodio de Lost o la serie de ocasión en Hulu o YouTube.

En 2008, se apostaron cerca de 14,000 millones de dólares en todas las formas de carreras de caballos en Estados Unidos. 1,500 millones de esos fueron apostados en línea. TVG de Betfair manejó cerca de 500 millones de las transacciones en línea; mientras en Estados Unidos actualmente esto está restringido a apuestas mutuas o "parimutuales" (donde la casa se queda con una parte de todas las apuestas), lo que espera hacer es, si las leyes lo permiten, traer las apuestas de intercambio a ese país. 

Betfair ha creado su nombre fuera del país con las apuestas de intercambio, y es lo que la hace una de las compañías de juegos limpios por Internet más grandes del mundo. El concepto es similar al de eBay, sólo que en vez de proveer un mercado para que se conecten compradores y vendedores, el modelo de Betfair une a la gente en ambos lados de una apuesta. Esta apuesta puede ir desde un juego de tenis en Wimbledon hasta el resultado de votaciones políticas. Una persona propone una apuesta y otra (u otras) toma el lado opuesto. Betfair saca sus ganancias de su comisión del 2% al 5% que paga el ganador. A finales de 2008, esta cantidad sumó 396 millones de dólares en ingresos y 69.5 millones de dólares en ganancias para Betfair.

Como el análisis de Goldman Sachs, el equipo de Betfair cree que las apuestas en línea se expandirán en Estados Unidos, quizá con bases de regulaciones estatales en vez de con una dramática ley federal, como dice Cunningham. Las audiencias con respecto a una ley propuesta por el congresista Barney Frank de Massachusetts que podrían deshacer la ley de apuestas ilegales por Internet se pospusieron hasta septiembre.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

El equipo técnico que está creando en Silicon Valley está tomando un enfoque muy modular con respecto a lo que está creando el línea para que los varios componentes de las apuestas en línea puedan empezar y terminar dependiendo de las leyes particulares de cada estado (o incuso país). Esto podría significar que haya póker y carreras de caballos en un estado, y apuestas de deportes en otro.

Por ahora Betfair se enfoca exclusivamente en carreras de caballos en Estados Unidos, porque eso es lo legalmente enfático, como dice Cunningham. "Cuando otras formas de apuestas se legalicen, estaremos listos", dijo. "Hasta entonces, es una zona en la que no nos vamos a meter".

Ahora ve
¿Perdiste las escrituras de tu propiedad en el sismo? Te decimos qué hacer
No te pierdas
×