Opinión pública juzga bonos de Goldman

El banco estadounidense ha sido blanco de programas cómicos y revistas por sus altas compensaciones; la entidad reservó 6,650 mdd en el trimestre para bonos y beneficios de sus empleados.
goldman-sachs-banco-RT.jpg  (Foto: CNN)

Goldman Sachs Group sabe que podría perder la batalla por la opinión pública. El banco estadounidense sabe de la indignación por sus generosos bonos a ejecutivos y no le gusta ser censurado en los programas de comedias o en las revistas.

Sin embargo, aún en esas circunstancias se espera que en diciembre Goldman Sachs pague enormes bonos a sus operadores y banqueros por un año que al parecer le reportará buenas ganancias.

Reclutadores y cazadores de talentos de Wall Street prevén que algunos operadores estrella de Goldman, especialmente aquellos de áreas de fuerte crecimiento como monedas, materias primas y renta fija, recibirán los mayores pagos.

"En el futuro inmediato, hasta que la banca de inversión se recupere realmente, vamos a ver a los operadores llevando la batuta en Wall Street, y Goldman es la crema y nata del mercado", dijo Richard Lipstein, un reclutador de Boyden Global Executive Search en Nueva York.

Goldman informó la semana pasada de resultados del segundo trimestre que superaron holgadamente las expectativas de los analistas, principalmente por las fuertes ganancias en el negocio de intermediación.

Asimismo, reservó 6,650 millones de dólares en el trimestre para compensaciones y beneficios, o 226,156 dólares por empleado.

Si se hace una proyección para todo el año eso equivaldría a 904,624 dólares por trabajador.

Bonos altísimos

El probable regreso de los bonos históricamente altos enfureció a algunos comentaristas y políticos, pese a que el banco devolvió los 10,000 millones de dólares que recibió del Gobierno de Estados Unidos durante el momento más duro de la crisis bancaria.

El senador Sherrod Brown, un demócrata de Ohio y miembro de la influyente comisión de banca del Senado, dijo que Goldman no ha tenido "tacto" en el asunto de las compensaciones.

"Ellos recibieron todo este dinero público, así que cuando pagan esa clase de bonos a una comunidad bancaria que ayudó a desbaratar nuestra economía es como meternos un dedo en el ojo", afirmó Brown en una entrevista.

Las ganancias del segundo trimestre y los bonos de Goldman también despertaron también la furia del columnista del diario New York Times Paul Krugman, quien calificó de "buena noticia para Goldman y para la gente que trabaja allí" y "mala noticia para casi todos los demás".

El comediante Jon Stewart, que presenta el programa de televisión The Daily Show, celebró burlonamente a Goldman como "el ojo de la pirámide económica estadounidense, gracias al andamiaje de financiamiento del Gobierno".

El día en que Goldman informó de sus ganancias, su presidente financiero, David Viniar, dijo que la empresa entendía la preocupación pública.

Palos y pierdas

"Sabemos de ella, la vemos, pero no nos gusta", dijo Viniar. "Creemos que estamos haciendo las cosas bien. Estamos ayudando a que la economía se recupere. No me gusta leer cosas malas sobre Goldman Sachs", añadió.

Goldman, que es conocido por su cultura de pago por desempeño, probablemente tendrá que hacer grandes esfuerzos para que los bonos estén bajo los niveles récord del 2007, cuando repartió 20,200 millones de dólares, dijo Alan Johnson, consultor en remuneraciones de Johnson Associates en Nueva York.

"Son gente muy lista", dijo Johnson. "Estoy seguro de que no quieren que la noticia sea que 'volvimos a la locura de antes'", añadió.

No obstante, eso no significa que Goldman vaya a dejar de recompensar a su gente.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Johnson espera que el pago al presidente ejecutivo, Lloyd Blankfein, quien en el 2007 recibió 100 millones de dólares en remuneraciones y acciones, sea acotado. Sin embargo, anticipó que el total de bonos estará entre los que más crecerá dentro del sector, por lo que es muy probable que desate la ira de algunos políticos.

"El nivel de enojo del pueblo estadounidense y de algunos políticos es alto y real, así que con suerte se evitará un choque de trenes a fin de año", dijo Johnson. "Pero desafortunadamente ambos trenes van uno hacia al otro en estos momentos", agregó.

Ahora ve
Así fue el naufragio de una embarcación en la represa de Guatapé, en Colombia
No te pierdas
ç
×