Las piernas mexicanas, a la baja

La poca exposición mediática de los jugadores mexicanos reduce el precio al que puedan cotizar; los equipos de futbol en México requieren de modelos de negocios que les permitan ser marcas.
cristiano ronaldo  (Foto: AP)
Isabel Ferguson
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

En el mercado del fútbol, como en la Bolsa Mexicana de Valores (BMV), los jugadores cotizan al alza o a la baja dependiendo de su demanda. Actualmente el mercado europeo está subiendo, mientras que pareciera que el mexicano se encuentra a la baja. La liga española, junto con la premier (Inglaterra), la italiana y la Bundesliga (alemana) han gastado, en conjunto, alrededor de 1,200 millones de dólares en las contrataciones de jugadores durante este verano. Tan sólo el Real Madrid y el Barcelona, en España, gastaron cerca de 420 millones de dólares por futbolistas como Cristiano Ronaldo, Kaká e Ibrahimović , por nombrar a algunos.

En México, el fichaje en la principal liga ascendió a aproximadamente 50 millones de dólares, "tan sólo el 10% de lo que se gastó en España", de acuerdo a Rogelio Roa, director general de la firma de mercadotecnia deportiva, Dream Match Solutions.

De acuerdo con la Federación Mexicana de Futbol (FMF), en este draft se realizaron 65 operaciones, 2 más que en 2008, pero se gastó 10% menos en la contratación de los futbolistas.

¿Los futbolistas mexicanos bajan de precio?

La razón por la que el futbolista mexicano no se cotiza depende de dos factores, de acuerdo con Roa. La primera se debe a que México, como selección, no ha ganado ningún título importante y no tiene impacto mediático, y la segunda a que los clubes no han sabido vender bien a su plantilla.

"Argentina ha ganado dos Copas del Mundo y han sido protagonistas importantes. Por muy competitivos que sean los mexicanos y tengan igualdad de condiciones, en términos de mercado, el argentino valdrá 10 pesos y el mexicano 5, porque traen este agregado", dijo Roa.

México, al contrario de lo que hizo Argentina en los 80, al ceder los derechos de transmisión de su liga, se ha mantenido resguardado hacia el interior, enfocándose en la afición mexicana y movilizado por intereses televisivos, de acuerdo con el directivo.

Para el profesor Irén Castillo de la Escuela de Ciencias Económicas y Empresariales de la Universidad Panamericana, el negocio que se encuentra detrás de un jugador es lo que habla de cuánto se pueda pagar por él.

"La mercadotecnia es lo que impera, hay mucho detrás de ese tipo de negocio ya que no necesariamente el jugador es el mejor, sino más bien todos los productos que promociona", según el catedrático.

Es por ello que los promotores evitan que los jugadores mexicanos vayan a otros equipos u otras ligas, ya que perciben mayores ingresos por la publicidad que generan que por el monto que les puedan pagar por la transacción.

En el caso europeo, los clubes de futbol reciben grandes cantidades por los movimientos de jugadores y además, los nuevos integrantes se comprometen a mejorar el negocio del equipo al que llegan.

Uno de los casos más sonados, Cristiano Ronaldo, exjugador del Manchester United, que acaba de ser trasladado al Real Madrid, y que percibirá un salario de 9 millones de euros anuales (169.83 millones de pesos) más unos 13 millones de euros (245.31 millones de pesos) por concepto de publicidad está limitado a dar el 40% de lo que recaude por este concepto a su club, por lo que el Real Madrid afirma que recuperará el costo del jugador en 5 años.

Algunos de los jugadores mexicanos más cotizados son Rafael Márquez, ex jugador del Atlas y actualmente parte del Barcelona, quien cotiza en aproximadamente 16 millones de dólares, Memo Ochoa, portero titular del Club América gana cerca de 90,000 dólares y Giovani Dos Santos, que juega en el Ipswich en Inglaterra y gana alrededor de 7.7 millones de dólares.

En México, el 80 o 90% de los equipos dependen de un benefactor empresarial, por lo que un menor gasto en el fichaje para este torneo también se debe a una mesura ante la crisis económica.

Mientras en Europa los equipos comienzan a ver a sus jugadores como inversiones y los clubes se empiezan a profesionalizar, en México la falta de equipos marca y de clubes con un modelo de negocio claro han evitado que los empresarios exploten la parte mercadológica de su plantel.

Un ejemplo claro en México, es el de Pachuca, que además de aumentar la afición, se ha especializado y ha buscado una diversificación en sus fuentes de ingreso cerrando mejores contratos televisivos con TV Azteca, aumentando la cantidad de patrocinadores y generando negocios como diferentes niveles educativos enfocados a futbol e inversiones propias del Grupo Pachuca, que van desde hoteles hasta programas de televisión.  

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

En ese sentido "Pachuca ha tenido más éxito en menos tiempo gracias a la estrategia, que otros equipos que han tenido patrocinadores mas fuertes, han gastado mucho dinero en jugadores pero no han tenido resultados en el deporte, como es el América", dijo el catedrático.

El ganar campeonatos en América podría ser la solución para que México se convierta, al menos, en una marca continental,  de acuerdo con los analistas, de esta manera el futbol mexicano y sus activos podrían llegar a cotizar al alza en el mercado global.

Ahora ve
Ken, el eterno amor de Barbie, se renueva
No te pierdas
ç
×