Nuevo CEO de AIG pide ayuda a ex jefe

El titular de la firma, Robert Benmonsche, pidió auxilio al ex presidente de AIG, Maurice Greenberg; el acercamiento podría impulsar una reconciliación extraordinaria entre la aseguradora y Greenberg.
DUBROVNIK (CNN) -

AIG llamando a Hank: Todo está perdonado, necesitamos su ayuda. Ese es el mensaje de Robert Benmosche, el nuevo presidente ejecutivo de American International Group Inc, a Maurice "Hank" Greenberg, el hombre que llevó a la aseguradora a ser la más grande del mundo, pero luego fue echado y desde entonces se ha trenzado en una batalla legal con la empresa.

Benmosche, de 65 años, quien fue nombrado jefe de la empresa el 10 de agosto, dijo que había estado hablando con Greenberg durante meses sobre AIG, que tuvo que ser rescatada con una enorme intervención del Gobierno estadounidense el año pasado.

Benmosche dijo que contactó a Greenberg en busca de su consejo cuando fue contactado por primera vez para el puesto, y luego cuando lo aceptó volvió a él por ayuda y apoyo.

La insinuación podría impulsar una reconciliación extraordinaria entre AIG y Greenberg, quien ha sido una piedra en el zapato de la aseguradora desde que fue expulsado en el 2005.

"El mundo puede elegir vilipendiarlo. Creo que tuvo algunos problemas, pero puede ayudarnos con las soluciones", dijo Benmosche en una entrevista en su enorme villa con vista al Mar Adriático.

"Tengo un enorme respeto por él. Ha construido un negocio increíble", añadió Benmosche, quien antes fue presidente ejecutivo de MetLife Inc, la aseguradora de vida más grande de Estados Unidos.

En una entrevista telefónica separada desde Nueva York, Greenberg dijo que había conocido a Benmosche por años y que lo tenía en alta estima.

"Es un hombre muy capaz, que hizo un muy buen trabajo en MetLife. Si Bob Benmosche busca alguna ayuda, lo que necesite que yo haga,estaré encantado de hacerlo", añadió.

El ex presidente de AIG añadió que esperaba ser capaz de alcanzar un acuerdo en una serie de demandas que siguen pendientes entre él y AIG.

Greenberg, de 84 años, fue echado de AIG debido a que rechazó cooperar con una investigación interna sobre las prácticas contables de la aseguradora. Hasta que el Gobierno intervino el año pasado para apuntalar a AIG, Greenberg era el mayor accionista de la aseguradora.

Benmosche es el quinto presidente ejecutivo de AIG desde el 2005, y en la opinión de Greenberg, tiene las mejores probabilidades de tener éxito.

Benmosche dijo que quería acudir regularmente a Greenberg en busca de asesoría mientras trata de reconstruir AIG, un proceso que prevé que tomará más de un año y posiblemente hasta tres años.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

El ejecutivo dijo que no está a favor de una venta rápida de los activos de la empresa a cualquier precio.

El nuevo presidente ejecutivo lleva sobre sus espaldas el peso de pagar los más de 80.000 millones de dólares que recibió AIG en préstamos del Gobierno estadounidense, mientras mantiene a la aseguradora estable.

Ahora ve
Así lucen las gemelas de ‘El Resplandor’, de Stanley Kubrick, 37 años después
No te pierdas
×