Gicsa: la crisis llama a la puerta

El grupo, con más de 20 proyectos inmobiliarios en desarrollo, mandó a la quiebra a Cabi Downtown; esta desarrolladora subsidiaria de Gicsa enfrenta deudas de entre 300 y 500 mdd.
GICSA  (Foto: Jaime Navarro)
Dino Rozenberg*
CIUDAD DE MÉXICO -

Con más de 20 proyectos inmobiliarios en pleno desarrollo, Grupo Gicsa enfrenta una difícil coyuntura económica: mandó a la quiebra a Cabi Downtown, la orgullosa constructora del Everglades, en la bahía de Miami Acostumbrados a dar buenas noticias y a ser festejados como los inmobiliarios más exitosos de México, los hermanos Elias y Abraham Cababie andan de capa caída. Esta semana se confirmó lo que algunos anticipaban desde hace meses: Cabi Downtown, la subsidiaria de grupo Gicsa que maneja Everglades on the Bay, uno de los más lujosos de Miami-Dade, se amparó en el Capítulo 11 de la ley de quiebras. El conjunto de dos torres tiene más de 840 departamentos y negociospero en un año sólo se hanvendido 80 unidades. La desarrolladora enfrenta deudas entre 300 y 500 millones de dólares; a Bank of América le debe 235 mdd. No había otra salida.

Las dificultades de los Cababie empezaron trágicamente en enero de 2008, cuando el menor de los hermanos, Jacobo, murió en Miami mientras jugaba al golf. Él era precisamente la cabeza de las operaciones en Florida, Texas y el Caribe mexicano. Gicsa desarrolla, construye y opera edificios de departamentos, corporativos, hoteles (varios franquicias Fiesta Inn, Acqua y One) y centros comerciales y de convenciones. La lista incluye proyectos como las torres Capital Reforma y Reforma 243 (incluyendo el hotel Park Hyatt), frente a la Bolsa Mexicana de Valores; Reforma 158, en Polanco; City Santa Fe, Paseo Interlomas y una veintena más en todo el país. No hay más que ver su página en internet para ver que habían ido demasiado lejos en sus ambiciones. 

Los problemas explotaron con la crisis de las hipotecas en Estados Unidos y la sequía crediticia, que espantó a los potenciales compradores y tumbó los precios. Brockers en Miami aseguran que los primeros departamentos del Everglades se vendieron en 4,000 dólares el metro cuadrado y que ahora podrían valer no más de 3,000 dólares. Si hubiera quien los quisiera comprar.

Golpeados, los Cababie recortaron 10% de su nómina en México, vendieron activos y reservas territoriales, y frenaron el ritmo de construcción en varias obras como City Santa Fe y Capital Reforma. No es sencillo tener tantos frentes abiertos, con inversiones que no pueden hacerse dinero por el congelamiento del mercado.

Los Cababie buscaron respaldo en inversionistas y socios, como el caso  de Abud Attie, a quien le vendieron 25% del capital de la Torre Arcos. Aun así, las cosas no pintan bien porque el grupo está muy apalancado y el negocio inmobiliario todavía no acaba de tocar fondo. ¿Exceso de ambición? ¿Demasiado entusiasmo? Hace un par de años muchos celebraban el empuje de esta trasnacional mexicana, pero ahora es difícil sostener la esperanza.

*El autor es colaborador de la revista Expansión.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

 

Ahora ve
Kim Jong Un parece distanciarse del plan de lanzar misiles en Guam
No te pierdas
×