Telecomunicaciones, una nueva batalla

Los principales operadores de telefonía se enfrentarán en breve en la licitación de frecuencias; demandan convergencia plena y una regulación que fomente la inversión en beneficio de suscriptores.
telecomunicaciones-antena  (Foto: Jupiter Images)
José Manuel Martínez
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

Un nuevo capítulo del lucrativo sector de las telecomunicaciones está por escribirse cuando el Gobierno publique en las próximas semanas la convocatoria para la licitación de tres frecuencias del espectro radioeléctrico cuyo proceso ha tardado más de tres años desde que se anunció.

Las cuatro principales operadores de telecomunicaciones móviles y posiblemente nuevos jugadores se disputarán una mayor capacidad para ofrecer servicios de telecomunicaciones móviles (telefonía, datos e Internet de banda ancha).

Telcel, Movistar, Iusacell y Nextel se han apuntado para expandir su capacidad, pero las últimas tres exigen que se cumpla el 100% del Acuerdo de Convergencia y el Plan Técnico de Interconexión e Interoperabilidad que permita la terminación de llamadas y uso de redes entre operadores sin discriminación y de forma irrestricta, punto que de acuerdo a la autoridad aún no cumple a cabalidad el concesionario de la red, Telmex.

"Hoy tenemos un atraso regulatorio enmarcado en el juego de intereses", dijo el vicepresidente de desarrollo de negocios de Nextel México, Gustavo Cantú.

El ejecutivo destacó que las empresas de telecomunicaciones han tenido que buscar soluciones indirectas para el desarrollo de sus negocios ante la falta de una regulación que les permita un crecimiento más eficiente en beneficio de los suscriptores.

Citó como ejemplo los convenios comerciales que tienen que realizar empresas como Telmex y MVS o Movistar y Maxcom para lograr la convergencia de telefonía, datos y televisión.

"Lo que el sistema permite hacer no es óptimo desde una política de estado (...) el estado no debe ser un negociador de las telecomunicaciones, sino un regulador", dijo Cantú.

México es uno de los países con menor penetración de las tecnologías de la información en países desarrollados e incluso emergentes, por ejemplo en telefonía celular e Internet la penetración es menor a la de Argentina o Brasil.

De ahí que para Telefónica, el operador de Movistar en México, son necesarios cinco puntos para que más mexicanos tengan acceso a las tecnologías que no solo los mantengan comunicados sino que contribuyan al crecimiento de la economía.

1.-Una regulación que fomente la inversión con eficacia y transparencia

2.-Mínimo de intervención gubernamental, que deje solo al mercado y se encargue de regularlo.

3.-Garantía de interoperabilidad e interconexión entre todas las compañías operadoras.

3.-Acelerar los procesos de licitación del espectro ocioso.

"No es algo complejo, no es una carta a los Santos Reyes, son medidas simples para que podamos seguir invirtiendo", dijo Eduardo Navarro, director general de planeación estratégica, regulación y desarrollo corporativo de Telefónica Internacional al participar en el Trecer Congreso Anual de Arcorn-Redcom sobre telecomunicaciones.

Telefónica necesita mayor espectro radioeléctrico para poder ofrecer en México servicios de tercera generación como banda ancha y competir con el resto de los operadores, Telcel y Iusacell.

Banda ancha

México es uno de los países con menor penetración de computadoras e Internet de banda ancha pues sólo 26% de los hogares cuentan con una computadora, a diferencia de países como Chile en el que 52% de sus hogares tienen acceso a sistemas informáticos.

De ahí que Telmex, la mayor empresa de telefonía fija del país, fortalezca su presencia con la venta de computadoras para incrementar el acceso a banda ancha, mercado que domina con más del 80%, unos 6 millones de suscriptores.

"Para expender la penetración requerimos de seguridad en que vamos a recuperar la inversión, porque en México es más caro tender la fibra óptica para dar el servicio", dijo Marco Galván, director de estrategia corporativa de Telmex.

Destacó que el país no tiene problemas por la cobertura de banda ancha, sino por la falta de demanda que en gran parte depende de políticas públicas de educación.

Ahora ve
Cumplimiento o no de contrato enfrenta a Neymar con el Barcelona
No te pierdas
×