Magna enfrentará más obstáculos por Opel

El plan para adquirir a la automotriz de General Motors se topará con el escrutinio de Alemania; ese país está poniendo más de 6,570 mdd en garantías para cerrar un acuerdo para preservar empleos.
FRANCFORT/BRUSELAS (CNN) -

El plan liderado por la canadiense Magna para comprar la automotriz Opel de General Motors enfrentará más obstáculos la semana próxima, debido al intenso escrutinio sobre la ayuda estatal de Alemania y después de que líderes sindicales exigieran un veto a recortes de empleos. Las críticas de estos dos frentes presentan dolores de cabeza para el plan del proveedor de autopartes Magna y sus aliados rusos, en un acuerdo que adoptó ribetes políticos para transformar a la atribulada Opel en una potencia de los mercados mundiales de autos.

El ex primer ministro belga Guy Verhofstadt dijo que había pedido al presidente de la Comisión Europea, José Manuel Barroso, que asegure que el acuerdo no favorezca a Alemania en desmedro de otros países como Bélgica y Gran Bretaña, que también poseen plantas de GM .

El asunto se planteará el lunes cuando el Parlamento Europeo debata la transacción de Opel a pedido de Verhofstadat, líder de los liberales que constituyen el tercer mayor grupo de la asamblea de la Unión Europea.

Asistirán la comisaria de Competencia de la UE, Neelie Kroes, y el comisario de Industria.

"La ayuda financiera brindada por un país que garantiza que las fábricas de su país no cierren va contra las normas de la UE", dijo Verhofstadt, y se quejó de que la Comisión Europea debería haber gestionado las negociaciones de Opel, en lugar de Alemania.

GM acordó esta semana vender una participación del 55% en Opel a Magna y al ruso Sberbank, cediendo finalmente a los deseos de Berlín después de meses de intensas conversaciones.

Su decisión de elegir a Magna sobre la rival RHJ, inversora financiera belga, fue una bendición política para la canciller Angela Merkel antes de una elección el 27 de septiembre. Merkel había respaldado fuertemente la oferta de Magna y prometió ayuda estatal para cerrarla.

Alemania está poniendo más de 4,500 millones de euros (6,570 millones de dólares) en garantías estatales para cerrar un acuerdo que espera preserve empleos en Alemania, donde está ubicada la mitad de la fuerza de trabajo de Opel.

Se espera que otros países europeos incluyendo a Gran Bretaña, Bélgica y España contribuyan en la ayuda, pero las cantidades no están establecidas mientras esperan detalles sobre dónde irán las plantas y los empleos.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

El plan original de Magna llamaba a reducir cerca de 10,000 de los 50,000 trabajadores de Opel, con 2,500 recortes en Alemania.

Pero la revista germana Der Spiegel reportó el sábado que de hecho Magna planeaba reducir 3,000 trabajos de línea de ensamblaje y otros 1,100 puestos administrativos en Alemania.

Ahora ve
Lio Messi se casa el viernes en una de las ciudades más inseguras de Argentina
No te pierdas
ç
×