Relación empresas-fisco, se deteriora

En México más negocios creen que no es posible desarrollar una relación de amistad con Hacienda; la percepción en el país choca con la que se tiene en otras naciones de América Latina, según KPMG.
impuestos-fisco-jup  (Foto: Jupiter Images)
Enrique Duarte
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

Las relaciones entre las empresas en México y las autoridades fiscales se van deteriorando cada vez más, al grado que estas unidades económicas confían menos en poder alcanzar una relación de mayor "amistad" con la encargada del cobro de los impuestos, según una encuesta regional de la consultoría KPMG. Cada vez menos empresas mexicanas están preparadas para flexibilizar su relación con las autoridades fiscales, el año pasado un 85% de ellas estaba lista para proporcionar más información si el fisco flexibilizaba la regulación. Este año el porcentaje bajó a 80%.

En comparación con otras economías de América Latina, los negocios en México fueron los únicos que se vieron más reacios, ya que en Colombia 9 de cada 10 están dispuestos a proporcionar más información al fisco, en Chile la proporción subió de 60 a 70%, en  Perú de 33 a 90%, en Venezuela de 61 a 70% y en Brasil y Argentina quedaron en el mismo porcentaje de 90% y 70%, respectivamente.

A su vez, un 60% de las empresas mexicanas creen que no es posible desarrollar una mejor relación de confianza mutua con su autoridad fiscal, 31 puntos procentuales mayor a las del año pasado, mientras que las empresas de otras naciones como Argentina y Venezuela (50%) tienen esta misma percepción.

"El deseo y la energía para mejorar las relaciones están presentes en las empresas, junto con la creencia de que todo puede mejorar. Los Gobiernos tienen que construir sistemas fiscales más justos y más eficaces, esto tiene que ser la base", dijo la encuesta Reacciones empresariales en América Latina ante la crisis y estrategias para la recuperación 2009 divulgada este miércoles en Santiago de Chile.

La relación de amistad la ha recomendado la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), a la par de sus señalamientos de luchar en contra de la evasión y elusión de impuestos.

Sin embargo, la opinión empresarial también exige cambios fiscales para apoyar a las autoridades. Según las 165 entrevistas realizadas por KPMG, un 23% de las empresas en América Latina esperan que sus gobiernos recorten los impuestos ante esta situación recesiva en la economía que han experimentado los países latinoamericanos en los últimos tres trimestres.

En la relación fisco-empresas resalta el caso de México, ya que recientemente el Congreso aprobó varias modificaciones tributarias como alza en la tasa del impuesto empresarial (ISR) y cambios en el Código Fiscal de la Federación para que la autoridad tenga "más dientes" para fiscalizar a los contribuyentes.

En concreto estos cambios prevén más fuerza al Servicio de Administración Tributaria (SAT), brazo fiscal de Hacienda, en cuanto a los embargos precautorios, acciones para ingresar al domicilio fiscal de los contribuyentes (más que nada a personas morales) y cobro de créditos fiscales (deuda) con base en las cuentas bancarias o de otras instituciones financieras, exceptuando los ahorros para el retiro.

Según la encuesta de KPMG, un 80% de las empresas en México están más propensas a cambiar su estrategia de negocio para el 2010 ante los cambios fiscales, en comparación con el 65% de Colombia y Venezuela, 64% de Argentina, 60% de Perú, 56% de Chile y 47% de Brasil.

El 24% de las empresas mexicanas dijo que la reducción de costos es la mejor experiencia que les dejó la recesión; mientras que una mejor preparación y planeación ante los cambios económicos obtuvo un 16%, según la encuesta de KPMG.

Ahora ve
Las calles de Los Ángeles se pintan de blanco y te decimos la razón
No te pierdas
×