GM necesita 8,500 mdd para Opel

Moody’s calcula que ese monto bastaría para cubrir las necesidades de liquidez de la filial; Alemania dijo que GM debe asumir la mayor parte de los costos de reestructuración de Opel.
Opel  (Foto: CNN)
FRANCFORT (Agencias) -

El fabricante automovilístico estadounidense General Motors necesita unos 5,700 millones de euros (8,500 millones de dólares) para reestructurar su filial Opel, según cálculos de la agencia de calificación Moody's.
Esta cantidad supera notablemente la cifra de 3,000 millones de euros que había barajado la casa matriz la semana pasada.
Moody's señala en su análisis que la liquidez de General Motors y las ayudas financieras públicas disponibles para el consorcio serán insuficientes para cubrir las necesidades de liquidez y los gastos del saneamiento y funcionamiento de Opel.
Por ello Moody's prevé que General Motors se asegure ayudas estatales para sanear Opel y mantener su control.

Sin embargo, la canciller alemana Angela Merkel pidió a General Motors que presente pronto un plan de reestructuración para su unidad europea Opel, y dijo que la automotriz estadounidense no debe contar con el Gobierno para que apoye la mayoría de sus costos de reorganización.

Merkel, que había patrocinado un acuerdo de venta de Opel a la automotriz canadiense Magna y a su socio bancario ruso Sberbank, dijo que los trabajadores necesitaban una solución concreta que les ofrezca seguridad laboral.

"Esperamos que GM presente un plan confiable para Opel rápidamente", dijo Merkel el martes a la Cámara Baja del Parlamento al presentar la agenda política para su segundo mandato.

GM cuenta con la ayuda estatal para financiar la renovación de Opel, pero Merkel advirtió que "esta solución sólo puede funcionar si GM asume la mayor parte de los costos de reestructuración, lo que también significa que tiene que pagar el préstamo puente".

GM dijo el martes que había devuelto otros 200 millones de euros (299.6 millones de dólares) de los 1,500 millones de euros de un préstamo puente que le concedió Alemania para salvar a Opel, mientras su matriz estadounidense pasaba por una breve bancarrota.

"Ahora tenemos un saldo vigente de 600 millones de euros. Esperamos pagar el saldo antes del 30 de noviembre", dijo el presidente financiero de GM Europa, Enrico Digirolamo, en un comunicado.

Magna acepta decisión de GM

El fabricante de componentes de automóviles Magna International aceptó la decisión de General Motors de no venderle la marca alemana Opel, anunció el máximo responsable de la empresa austro-canadiense, Siegfried Wolf.
En una entrevista concedida anoche a la televisión pública austríaca ORF, Wolf manifestó que su empresa "tiene que respetar la decisión tal como ha sido tomada (por GM)".
"No podemos lamentarnos. Tenemos poco tiempo para ser sentimentales. Debemos centrarnos en nuevos desafíos", dijo el ejecutivo austríaco, que durante más de medio año trató de atar el complicado proceso de adquisición de Opel.
Según Wolf, los intentos de su empresa de comprar la firma alemana costaron en torno a los 100 millones de dólares.
Magna iba a controlar junto con el banco estatal ruso Sberbank más la mitad de Opel, según varios preacuerdos pactados con GM, que sin embargo, al final y para sorpresa de todo el sector, decidió cancelar la venta para sanear la marca alemana por su cuenta.
Preguntado por la opinión de Frank Stronach, el fundador austríaco de Magna, Wolf señaló que éste dijo que "la vida y el negocio siguen".
"Tenemos que centrarnos en eso y no en lo que podría haber sido", agregó el ejecutivo.
Debido a las intenciones de Magna de convertirse en un mayor fabricante de vehículos, la empresa empezó a tener problemas con algunos de sus principales clientes (como la alemana Mercedes), ya que con la compra de Opel se habría convertido en un competidor directo.
Por su parte, Rusia no descarta la posibilidad de iniciar una disputa legal con GM por haber cancelado la venta de Opel.
"Actualmente, estamos teniendo consultas con GM a raíz de unas relaciones jurídicas que habíamos entablado y que ahora tenemos que rescindir", dijo el presidente del Sberbank, Herman Gref.
El banquero dijo a la prensa que el Sberbank espera resolver sus problemas con GM "sin recurrir a los procedimientos judiciales", pero advirtió de que si es necesario, no dudará en recurrir a los tribunales.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

En San Petersburgo, Sberbank dijo que no descarta una acción legal contra GM, que echó por tierra meses de negociaciones y enfureció a los empleados de Opel en Alemania así como a líderes políticos de Berlín y Moscú. 

Con información de EFE y Reuters.   

Ahora ve
La tormenta en la CDMX llegó a este departamento de una forma inesperada
No te pierdas
×