Ed Whitacre y el reto de dirigir a GM

El nuevo presidente ejecutivo de la automotriz se empeña en dejar su huella en General Motors; proveniente de las telecomunicaciones, se rodea de asesores para aprender el negocio.
ed-whitacre-ceo-GM-general-motors-AP.jpg  (Foto: AP)
Alex Taylor III
NUEVA YORK -

Digan lo que digan del presidente y presidente ejecutivo interino de General Motors, Ed Whitacre es un hombre que sabe lo que quiere y no teme asegurar que va a conseguirlo.

Después de la segunda revuelta de ejecutivos de alto nivel en dos días, envió un mensaje claro y fuerte en el que asegura que él está al mando, y aquellos que no lo entiendan pueden prepararse para trabajar en otro lugar.

El ex presidente ejecutivo, Fritz Henderson, fue despedido porque no entendió esto o porque actuó como si no lo comprendiera. Whitacre puede no saber nada del negocio de los autos (como él mismo admitió), pero ciertamente quiere estar en la mesa en la que se toman las decisiones, y estar ahí implica que él mismo tome algunas.

El presidente de GM, quien forjó su éxito en las telecomunicaciones, es lo suficientemente listo como para saber que no sabe, así que convirtió a Bob Lutz en su consejero de productos especial para que las personas de la industria automotriz estuvieran contentas.

Ocasionalmente Lutz peca de entusiasmo excesivo en algunos de los productos de GM, pero su gusto sigue siendo bueno a sus 77 años.

El otro consejero especial de Whitacre, el miembro de la junta Steve Girsky, es una opción interesante. Girsky es un neoyorquino acelerado que pasó varios años como analista de acciones, época durante la cual forjó una de las listas de contactos más extensas de la industria.

Se temía que Girsky se sintiera extraño y ajeno a la junta de GM, llena de financieros y ex presidentes ejecutivos. Es difícil imaginar a este nuevo miembro de la industria conviviendo con el texano Whitacre.

Pero al parecer eso fue lo que pasó: además de sus contactos, Girsky trajo consigo un entendimiento sin precedentes del Sindicato de Trabajadores de la Industria Automotriz, un nuevo enfoque que antes ni siquiera existía en la junta de GM.

Algunos de los expertos en la industria automotriz en Detroit temen que en su necesidad de estar al mando, Whitacre cometa algunos errores importantes, como dar su aprobación para el siguiente Pontiac Aztec.

Coincidentemente, otro de los nuevos asignados por Whitacre, Mark Reuss, estaba muy involucrado con el Aztek. Fue el director de la línea del vehiculo, lo que significaba que manejaba el caso del negocio del auto, ya sea en materia de costos como de ganancias. 

El caso de los negocios para el Aztek se desvaneció justo después de su lanzamiento, cuando fue descrito como uno de los autos más feos de la historia, pero al parecer eso no lastimó la carrera de Reuss, pues ahora está al frente de las operaciones en América del Norte a sus sólo 46 años.

El padre de Reuss, Lloyd, tuvo el mismo puesto hace 20 años, lo que lo convierte en el Reuss más joven dentro de GM. Al parecer Whitacre tampoco vio eso como un punto en contra.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Algunos concesionarios de GM temen por los cambios en el lado de las ventas y mercadeo que está haciendo Whitacre, pero no hay nada como un producto fuerte que no tiene obstáculos, y GM tiene varios de esos hoy en día, incluyendo el Chevy Camaro y el Equinox, así como el Cadillac CTS, el cual recientemente entró a la lista de los 10 mejores autos en la revista Car & Driver. 

La era de Whitacre está por tener un inicio interesante. 

Ahora ve
Autoridades venezolanas detienen a 6 directivos de Citgo, filial de PDVSA en EU
No te pierdas
×