Reforma fiscal afectará a 80% de firmas

Empresas reprobaron al sistema fiscal mexicano en encuestas de KPMG y Horwath Castillo Miranda; unos 9 de cada 10 consultados consideran anticompetitivos los cambios fiscales para 2010.
calculadora-impuestos-lapiz-JI.jpg  (Foto: Jupiter Images)
Enrique Duarte
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

Los cambios tributarios vigentes a partir de 2010 no tienen nada contentas a las empresas mexicanas, según las encuestas por separado de dos consultorías.

Ocho de cada diez compañías instaladas en el territorio nacional prevén que la reforma fiscal, aprobada por el Congreso de la Unión, afectará sus operaciones para el año entrante, según los resultados de las encuestas de Horwath Castillo Miranda (HCM) y KPMG México.

En general, las empresas no están satisfechas con el sistema fiscal mexicano, ya que éste fue calificado con un 5.26 (segundo año consecutivo reprobatorio), en una escala de 0 a 10, según el resultado de la encuesta de HCM realizada a 196 compañías.

A su vez, la calificación de la encuesta de KMPG -a 1,500 empresas- resultó más desalentadora. El sistema fiscal fue calificado con un 4.24, también en una escala de 0 a 10.

Un 90% de estas últimas firmas consultadas por KPMG considera que las reformas tributarias no impulsarán la competitividad y el crecimiento tanto de su empresa como del país.

"Los resultados reflejan el desencanto ante la pertinencia de las recientes reformas y el pesimismo ante la posibilidad de transformaciones fiscales de fondo", mencionó HCM.

Un 67.9% de las empresas encuestadas por HCM considera que una verdadera reforma fiscal no se dará nunca, mientras que un 23% prevé que sucederá durante el siguiente sexenio (2012-2018) y apenas un 4.6% espera que sea discutida y aprobada en la administración del actual presidente mexicano, Felipe Calderón.

El ejercicio de KPMG reflejó que un 72% de las compañías cree que hay retrocesos en las nuevas disposiciones fiscales, comparadas con el sexenio anterior (de Vicente Fox); un 82% consideró que las iniciativas estuvieron aisladas de un plan estratégico.

Los efectos negativos de la reforma fiscal se verán reflejados en la inversión (según 83% de las empresas), generación de empleo (84%), competitividad (73%), crecimiento económico (76%) y financiamiento de proyectos (73%), según los resultados de KPMG.

En noviembre pasado el Congreso de la Unión aprobó una serie de cambios fiscales en los que se encuentran incrementos en las tasas de varios impuestos, como el Impuesto al Valor Agregado (IVA) de 15 a 16%, el Impuesto Sobre la Renta (ISR) de 28 a 30% y el Impuesto Especial sobre Producción y Servicios (IEPS) en varios productos como cigarros, alcohol, cervezas y juegos y sorteos.

Dentro de este último tributo también se consideró -por primera vez- a los servicios de telecomunicaciones como televisión de paga, telefonía celular, exceptuando el Internet y la telefonía fija pública y rural.

El Banco de México ha previsto que los cambios en los impuestos provoquen una inflación más alta para el próximo año de hasta 5.25%, también impulsada por mayores precios de las tarifas públicas como el gas LP, las gasolinas y la electricidad.

Propuesta empresarial

Las empresas "ofrecen como alternativas la ampliación de la base de contribuyentes -con especial énfasis en la inclusión de la economía informal-, la simplificación del cálculo de pagos y un esquema de contribución equitativo con impuestos únicos generalizados al ingreso y al consumo", dijo HCM.

Los congresistas mexicanos rechazaron la propuesta -del Ejecutivo federal- de crear un impuesto general al consumo que buscaba tasar con un 2% a todas las ventas de bienes y servicios; los legisladores consideraron a este gravamen como una afectación a los mexicanos, que sufren los efectos de la recesión económica.

El Gobierno busca tapar un boquete fiscal -con la entrante reforma fiscal- previsto en 374,000 millones de pesos en 2010 por menores ingresos petroleros y tributarios.

Para evitar la alta dependencia sobre los ingresos provenientes del petróleo, actores políticos y cercanos al tema tributario -entre ellos el Ejecutivo, el Legislativo, la academia y expertos fiscales- preparan una reforma fiscal que será discutida a principios de 2010, también con el fin de ampliar la base tributaria.

El Servicio de Administración Tributaria suma a poco más de 25 millones de contribuyentes cautivos en México quienes sostienen la recaudación fiscal, desde los 44 millones que integran la población económicamente activa, pero alrededor de 12 millones de ellos se encuentran en las filas de la economía informal.

Ambas encuestas fueron hechas a empresarios y expertos en recientes foros sobre cambios tributarios, que realizaron por separado.

Extracto de la encuesta realizada por KPMG

¿Cuál de las siguientes acciones cree que pueda hacer más eficiente el sistema de recaudación de impuestos?

Porcentaje de las empresas que respondieron a las opciones

Mejora en la fiscalización a economía informal

23%

Mayor claridad en trámites/simplificación de procesos

21%

Ampliación de la base de contribuyentes

21%

Difusión de una cultura tributaria

17%

Adecuando reformas a necesidades empresariales

12%

Sanciones más rígidas por evasión

5%

Mayores recursos en áreas de auditoría fiscal

1%

¿Cuál de los siguientes factores fomentarán el crecimiento y la competitividad del país?

 

Reducción de tasas fiscales

47%

Aplicar gravámenes al consumo en forma generalizada

29%

Aplicar subsidios y estímulos fiscales a industrias estratégicas

20%

Impuestos alternativos (IETU/LIDE)

4%

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Fuente: CNNExpansión.com con datos de KPMG

 

Ahora ve
Wayne Van Niekerk, el hombre que podría ser el heredero de Usain Bolt
No te pierdas
×