CCE ve desplome de inversión a México

Armando Paredes estima un impacto negativo en las empresas por los nuevos gravámenes; el presidente del Consejo Coordinador Empresarial prevé que inversión privada caiga 50% en 2010.
CIUDAD DE MÉXICO (Notimex) -

La nueva carga impositiva que aprobó el Congreso para 2010 propiciará un efecto negativo en las empresas, ya que les quitará liquidez para realizar las inversiones programadas para dicho periodo.

A su vez, afectará el nivel del poder adquisitivo de los mexicanos, pues se registrarán aumentos en los precios de los productos, dijo el presidente del Consejo Coordinador Empresarial (CCE), Armando Paredes.

"El aumento de impuestos a las empresas y la retroactividad en materia de consolidación serán, sin duda, desincentivos para invertir en México y ello se reflejará necesariamente en los indicadores de desempleo", argumentó.

Consideró que los nuevos impuestos podrían, a su vez, propiciar que la inversión privada nacional y extranjera caiga hasta 50% en 2010 y generar la pérdida de 150,000 a 200,000 empleos.

Reiteró que incrementar el Impuesto Sobre la Renta (ISR), crear nuevos y más altos gravámenes especiales para distintas líneas de productos y ajustar esquemas tributarios, los cuales fueron diseñados para estimular la inversión y el empleo, confirman que México "va en sentido contrario".

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Aunque, añadió, el impacto de la reforma fiscal se podrá contabilizar al finalizar el próximo año.

El próximo año aumentará de 28% a 30% el ISR y de 15 al 16% el Impuesto al Valor Agregado (IVA), además de que se aplicará 4.0% a telecomunicaciones y la retroactividad en la consolidación fiscal, por mencionar algunas medidas fiscales.

Ahora ve
Chile celebra elecciones generales con Sebastián Piñera como favorito
No te pierdas
×