Venezuela enfrenta déficit eléctrico

El Gobierno venezolano estudia el cierre de sus operaciones de hierro, aluminio y acero; la crisis energética ha provocado cortes que han afectado a centros comerciales, cines, entre otros
CARACAS (CNN) -

Venezuela podría cerrar sus operaciones de hierro, aluminio y acero ante la necesidad de ahorrar energía por un déficit eléctrico que se ha extendido por meses, dijo el ministro para la Energía Eléctrica, Angel Rodríguez.

La crisis de potencia ha generado cortes eléctricos repentinos en los estados del país petrolero y, desde hace días, restricciones al funcionamiento de centros comerciales en la capital, incluyendo sus cines, bingos y restaurantes.

Para enfrentarla, Rodríguez asegura que podrá recurrirse al cierre de las mineras estatales, ubicadas en la región de Guayana, que consumen alrededor de la cuarta parte de la hidroelectricidad que se produce en el país.

El 70% de la potencia total nacional se genera en las represas de Guri, Caruachi y Macagua, en esa región.

"Si tenemos que cerrar las empresas básicas de Guayana, porque se está secando el Guri, pues habrá que cerrarlas. Lo otro es dejar al resto del país sin electricidad, y eso no es posible", dijo Rodríguez en declaraciones publicadas este lunes por el diario local El Mundo.

Las empresas que pertenecen a la Corporación Venezolana de Guayana (CVG) ya se encuentran sometidas a restricciones de energía que les ha llevado a reducir su producción en un 52%, según el diario.

La CVG trabaja en minería y comercialización de hierro, bauxita, aluminio y oro, pero está azotada por falta de inversiones, obsolescencia y problemas laborales y ha estado buscando financiamiento internacional para superar su crisis.

Aun así, ellas sustentan la economía del estado Bolívar, que tiene 1.6 millones de habitantes, y en el 2009 aportaron 310,765 millones de bolívares (144,541 dólares) al Producto Interno Bruto Nacional (PIB) de 56 millones de bolívares, ante una contracción de la actividad minera del 10.2%.

Empresas en crisis

La demanda energética escaló al calor de la bonanza económica de más de cinco años producto de los altos precios internacionales del petróleo.

El auge se truncó por el desplome de los precios debido a la crisis global, hundiendo al país en recesión.

De las empresas de la CVG, la reductora de aluminio Alcasa ha desincorporado dos líneas de reducción, y Venalum ha recortado su producción y ambas producen un ahorro de 215 megavatios. La procesadora de hierro Ferrominera también pertenece a la CVG.

Además estaría afectada Sidor, la mayor acería de la región andina que fue renacionalizada en el 2008, y ya detuvo dos hornos como parte de su plan de racionamiento, aunque no forma parte de la corporación pero también opera en Guayana. Su ahorro ha desincorporado 225 megavatios de demanda.

Pero, algunos dudan de los planes del Gobierno socialista.

"Para mí es imposible de hacer el cierre. No concibo que esa pueda ser una decisión racional", dijo a Reuters Alfredo Rivas Lairet, que presidió la acería Sidor y la antigua corporación de Aluminio.

"El 60% de la población de Guayana depende de las empresas básicas. Las cierras, y estás cerrando prácticamente la ciudad", agregó al dudar que la medida se efectúe.

Según el experto, se está aprovechando la coyuntura para "oficializar" el cierre de líneas y hornos obsoletos que han estado paralizados por meses por falta de mantenimiento.

Por toda Venezuela, zonas residenciales han sufrido cortes eléctricos por meses que han enfurecido a la población y generado protestas contra el Gobierno de Hugo Chávez, que enfrenta el reto de mantener su mayoría actual en la Asamblea Nacional en elecciones en septiembre.

"En otros países se han cerrado industrias. Pues si, nosotros, por la situación de emergencia, tenemos que cerrar industrias, ministerios y cambiar el horario laboral en función de ese ahorro tendrá que hacerse", precisó Rodríguez sin detallar algún cronograma para decidir.

Según el Gobierno, la crisis eléctrica se debe a la falta de lluvias que ha provocado el fenómeno climático El Niño y el aumento de demanda, mientras que la oposición y algunos analistas dicen que las autoridades no hicieron las inversiones necesarias para atender el crecimiento de la demanda.

Según Rodríguez, el embalse de Guri se encuentra en la zona de alarma, por debajo de la zona segura y la de alerta.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

El Gobierno asegura que emprenderá las inversiones necesarias, y que confía en que las lluvias se reactiven en el primer semestre del año.

Seis empresas japonesas mantienen un paquete accionario del 20% en la reductora de aluminio Venalum, incluyendo a Showa Denko y Marubeni, Kobe Steel, Sumitomo Chemical, Mitsubishi Materials y Mitsubishi Aluminum.

Ahora ve
Emmerson Mnangagwa será investido como el presidente de Zimbabwe
No te pierdas
×