Las empresas de Slim pierden brillo

La tecnología y la mayor competencia han frenado el alto crecimiento de firmas como Telmex y AMóvil; a estos factores se le agrega la promesa gubernamental de mejorar los mercados muy centralizados.
Carlos Slim  (Foto: Archivo AP)
CIUDAD DE MÉXICO (CNN) -

El empresario mexicano Carlos Slim puede ser uno de los hombres más ricos del mundo, pero su imperio de las telecomunicaciones está perdiendo algo de brillo.

La tecnología, las regulaciones y una creciente competencia están socavando a Telmex, la piedra angular de las controladoras de telecomunicaciones de Slim, mientras que las alguna vez galopantes ventas de su operadora celular América Móvil se están desacelerando.

Slim, quien adquirió a Telmex en 1990, lo reorganizó y lo hizo crecer a lo largo de Latinoamérica, es desafiado cada vez más por el gigante de medios Televisa y pequeñas operadoras de televisión por Cable.

Pero en una señal de los tiempos, las acciones de Telmex, que alguna vez fue la joya de la corona de su imperio de negocios, fueron las únicas del índice de bursátil local que perdieron terreno en 2009, con una caída de casi el 25% porque inversores apuestan a que sus utilidades se encogerán.

Inclusive su gigantesca telefónica celular América Móvil está perdiendo su lustre en América Latina, en donde se enfrenta a la competencia de la española Telefónica.

Slim "tiene una colección de coronas y una colección de joyas (...) pero cualquier negocio tiene un ciclo de vida. Su fase más dinámica de expansión ya la tuvo", dijo el consultor de telecomunicaciones Ernesto Piedras.

Pero el empresario, de 69 años, aún es una gran fuerza en Latinoamérica con su operadora regional de telecomunicaciones Telmex Internacional, sus tiendas minoristas, su banco Inbursa y sus firmas de infraestructura.

En Estados Unidos, Slim tiene participaciones en Saks Inc. y en New York Times Co., y es perfectamente capaz de realizar una "cacería" más seria de empresas de ese lado de la frontera.

Con el rebote de los mercados el año pasado tras la crisis financiera, el imperio de Slim podría tener un valor de unos 59,000 millones de dólares, lo que lo pondría en competencia con el fundador de Microsoft Corp, Bill Gates, por la posición del hombre más rico del mundo, según el editor del respetado diario online mexicano Sentido Común, Eduardo García.

En México, donde las industrias principales suelen estar en manos de una o dos poderosas familias, las empresas de Slim, un ex corredor de bolsa, representan más de la tercera parte de la capitalización del mercado bursátil.

Con más del 80% del mercado, Telmex sigue siendo la mayor operadora de telefonía fija e Internet de México, aunque sus ingresos declinan por un congelamiento voluntario de precios que ya lleva 10 años consecutivos.

Pese a que ha creado miles de empleos y miles de millones de dólares de riqueza, el empresario es un imán para las críticas a las grandes empresas y los monopolios mexicanos.

Sus opositores dicen que el prolongado liderazgo de las telefónicas de Slim, así como de la televisora Televisa y la cementera Cemex en sus respectivas industrias impide el desarrollo económico al dificultar la competencia.

Expertos dicen que las tarifas de las empresas de Slim son elevadas, pero rivales como Telefónica y la operadora de cable Megacable están comenzando a crecer en el mercado y tanto los precios como los servicios van mejorando.

"Ahora que están entrando otros operadores, hay opciones. Antes si querías una línea tardaba años", dijo Yadira Navarro, una contadora de Ciudad de México.

El presidente Felipe Calderón ha prometido mejorar la competencia en sectores muy dominados por grandes empresas, pero el progreso ha sido lento.

Sin embargo, los reguladores han mantenido a Telmex fuera del mercado de televisión, dando una ventaja a las cableras.

El regulador antimonopolios está investigando supuesta colusión de precios en la industria del cemento por parte de Cemex -que no está relacionada con Slim- pero las multas por prácticas monopólicas son leves y rara vez aplicadas.

Slim niega que sus empresas bloqueen la competencia en la industria de telecomunicaciones y dice que ha colaborado a fortalecer la economía mexicana.

"Yo estoy muy orgulloso", dijo Slim a un grupo de periodistas extranjeros en un almuerzo en el 2008. "Pensar que los países pobres no deben tener empresas fuertes es perverso", agregó.

Como parte del esfuerzo para estimular la competencia, México está licitando frecuencias radioeléctricas para que los operadores móviles expandan sus servicios. Aunque América Móvil podría adquirir más espectro, lo más probable es que la gran ganadora de las licitaciones sea Telefónica.

La firma española está en un distante segundo lugar en la industria de móviles mexicana, y desde hace años espera por las licitaciones para aumentar su cobertura de servicios como Internet móvil en la lucrativa región de Ciudad de México.

La rivalidad en Latinoamérica se ha fortalecido en la industria de de las telecomunicaciones en los últimos años, aunque ha sido difícil de notar en un mercado mal atendido.

La expansión se modera

Pero la competencia se ha endurecido en países como Colombia, Argentina y México, y se ha vuelto aún más dura en Brasil a medida que los mercados maduran, dijo el analista de BBVA Andrés Coello.

El analista comentó que ahora que el mercado crece a un ritmo menor, es más fácil ver la competencia.

Recientemente, reguladores colombianos pusieron límites a cuánto puede cobrar América Móvil por las llamadas fuera de su red. Los reguladores mexicanos han puesto techos a lo que las empresas telefónicas de Slim pueden cobrar por interconectar las llamadas de sus competidores.

También hay planes para crear una nueva red troncal de telecomunicaciones en el país -a través de licitaciones de infraestructura de la empresa eléctrica estatal- que crearían una alternativa a la infraestructura de Telmex, de la cual dependen actualmente los demás operadores.

América Móvil podría haber añadido 5.6 millones de nuevos suscriptores en el cuarto trimestre, según Coello. Aunque es un importante número, representaría un 45% menos que en el mismo trimestre pasado, y la más débil expansión para un cuarto trimestre en siete años.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Pese a que el negocio de línea fija de Telmex se encoge e Internet enfrenta más competencia, las telecomunicaciones en Latinoamérica aún superarían el desempeño de otras industrias.

El sector "seguirá siendo un negocio muy seguro porque la gente cada vez quiere más telecomunicaciones", dijo Piedras.

Ahora ve
El primer crucero ecológico y sustentable será realidad en 2020
No te pierdas
×