10 acciones que prometen en Wall Street

Compañías de los ramos energético, farmacéutico y alimentos podrían generar buenos rendimientos; el sector salud también se perfila para destacar, sin embargo, los riesgos son mayores.
Inversiones Wall Street  (Foto: AP)
Pat Dorsey

Existen muchas razones para pensar que la recuperación que comenzó a principios de marzo tendrá un freno durante este año, sobre todo porque comprar acciones en el mercado ya no es barato, no después de haber crecido 60% durante los últimos nueve meses.

Sin embargo, históricamente, tomar decisiones importantes en tu portafolio con base en predicciones altas y bajas en el mercado, y en la economía es riesgoso. ¿Cuántas predicciones han sido correctas con respecto al pánico financiero de 2008, y al rebote de las acciones del año pasado? Los que anticiparon la crisis olvidaron el repunte, mientras que los que predijeron el alza sólo lo hicieron después del colapso del año antepasado.

Por eso yo prefiero comenzar de abajo para arriba: investigando a las compañías individuales y después viendo los patrones que surgen de ahí. Afortunadamente, los analistas con los que trabajo en Morningstar cubren casi 2,000 acciones. Después de revisar los análisis, llegué a la conclusión de cuáles serán los grandes temas de 2010:

Los grandes capitales rebotan

Hace 10 años estaban desfavorecidas, pero las acciones más grandes del mercado estadounidense están listas para tomar protagonismo. Durante la primera fase de un mercado a la alza, los títulos más pequeños tienden a tomar el liderazgo, como ha pasado desde que la recuperación comenzó en marzo de 2009, pero eventualmente se abren paso los fundamentales, y esto debería hacer que volvamos a prestar atención a las acciones de primera clase este año.

No soy el único que lo piensa. El presidente de GMO, Jeremy Grantham, quien en 1999 predijo con certeza 10 años de malos rendimientos para los títulos, escribió recientemente que "las acciones de calidad lucen baratas y lo son", pues los inversionistas han preferido comprar activos más riesgosos. Hace una década, la última vez que este grupo crecía, las 10 acciones más grandes en el índice S&P 500 tenían una proporción de precio-ganancia de 59. Actualmente, las 10 principales están cerca de 15.

Además de ser baratas, los papeles accionarios de primera clase tienen más a su favor: si la recuperación económica es más lenta a lo esperado, estos negocios ofrecen protección sólida. En Morningstar nos referimos a estas compañías como "negocios amplios" porque su dominio en la industria puede ayudar a producir ganancias tanto en épocas buenas como malas. Por otro lado, los títulos de menor calidad que aumentaron de precio durante la recuperación podrían morir la realidad no cumple con las expectativas. Ahora, ¿cuáles son las compañías con acciones de primera clase que lucen atractivas?

Exxon Mobil 

No pienses en Exxon Mobil sólo como un gigante petrolero. La mejor forma de describirlo es como una empresa con un valor de 353,000 millones de dólares en el mercado que es una máquina de colocación de capital.

Gracias a su eficacia operativa y disciplina administrativa en sus proyectos de petróleo y gas, el rendimiento de capital de Exxon Mobil (la medida de la eficiencia con la que una empresa utiliza sus recursos), es consistente en comparación con otras empresas, y esta eficiencia es útil si el precio de los valores deja de crecer o si incluso cae. Al mismo tiempo, su enorme presencia en el mundo debería ayudarlo a lidiar con cualquier complicación económica regional.

Claro que, dada su madurez y prospectos de crecimiento modesto, no sientas que deben perseguir esta acción cueste lo que cueste. Morningstar cree sus 87 dólares por acción son su valor real, y si baja de 70 dólares, es la oportunidad para comprar. Por el momento se comercia en cerca de 74 dólares.

Johnson & Johnson 

Hay muchas cosas positivas en este corporativo de la industria de la salud de 172,000 millones de dólares. Sus diversas líneas de negocio (40% de las ventas vienen de las farmacéuticas, 35% de dispositivos médicos y el resto de productos del consumidor) son grandes fuentes de efectivo. Esto ha ayudado a J&J a elevar sus dividendos desde hace 45 años. La empresa también se ha diversificado: la mitad de sus ventas provienen fuera de Estados Unidos, así que si el dólar sigue cayendo, los ingresos extranjeros deberían aumentar. Aunque la compañía ya funciona con soltura, anunció un plan de reestructuración para ahorrar entre 1,400 y 1,700 millones de dólares al año, lo que hará crecer aún más sus márgenes de ganancias de 27%.  

Sysco 

Con una capitalización en el mercado de 16,000 millones de dólares, esta empresa con sede en Houston es modesta en tamaño si se compara con Exxon Mobil y J&J, pero es el distribuidor de comida más grande de América del Norte, con un control de 15% del mercado. Sysco tiene puntos a favor sobre la competencia gracias a las economías de escala, y esas ventajas sólo crecerán a medida que la compañía crece. Es cierto que el negocio se vio afectado por las compras bajas. En el último trimestre de 2009, las ventas cayeron 8.1%, y no es de sorprenderse pues varios de sus clientes son restaurantes, y salir a cenar es un gasto importante para las familias cuya economía se vio afectada.

La compañía vio una reducción de sus ingresos en sólo 1.5% durante el ese periodo, sobre todo porque su administración hizo un buen trabajo con la reducción de costos y aumento de la productividad. Sysco está bien posicionado para cuando los clientes salgan de sus resguardos, y con un rango de precios sobre ganancias de 13.9% y rendimientos de 3.6%, la espera vale la pena.

Los dividendos vuelven a ser importantes

Si el mercado desacelera sus ganancias, buscarás acciones que produzcan rendimientos generosos. El índice S&P 500 produce ganancias ligeramente superiores al 2%, y los dividendos no son los únicos que tomamos en cuenta, aunque deberían serlo. Si el mercado está por entrar a un ambiente de crecimiento bajo, las acciones con rendimiento de 3% a 4% y que pueden aumentar sus dividendos año tras año, producirán ganancias decentes aunque el mercado no lo haga. Sean cuales sean las utilidades de las que gozaste en el mercado durante los últimos 10 años, muy probablemente fueron generadas de dividendos.

Si las acciones no desaceleran este año, entonces no habría daño, ¿o no? Los dividendos son el "pájaro en mano" que puede generar rendimientos significativos por periodos más amplios. Los títulos por generación de ingresos también son más baratos en el mercado. El índice de dividendos selectos del Dow Jones comercia a una proporción promedio de precios por ganancias de menos de 15, contra más de 20 del índice S&P 500. Aquí están mis 4 pagadores de dividendos favoritos.

NSTAR

Después de haber sido sobrevaluada, varias utilidades regresaron para negociar a niveles más atractivos. Si buscas rendimientos conservadores, fíjate en NSTAR, ya que esta empresa con sede en Boston tiene fundamentales impresionantes. Gracias a sus fuertes balances, NSTAR ha logrado pagar a sus accionistas dividendos desde hace más de 100 años, y en 12 años consecutivos también aumentó sus pagos. Actualmente las acciones tienen una ganancia de 5%, pero la compañía aumentará sus dividendos en 5% año tras año. Mientras tanto, la compañía goza de ventajas competitivas, pues un gran porcentaje de sus clientes son universidades, hospitales y centros de investigación. La demanda de energía de estos negocios es más estable que la de los socios industriales.

El ambiente regulatorio en Massachusetts permite a NSTAR expandirse consistentemente. La firma construyó recientemente una nueva línea de transmisión subterránea que sumó 220 millones de dólares a su tasa base, que debería aumentar los ingresos por utilidades en los próximos años.

Exelon 

Otra empresa de servicio público (mejor posicionada que NSTAR, pero más riesgosa), es Exelon. Esta compañía de Chicago ofrece servicios de electricidad en Illinois y Pensilvania, donde el ambiente regulatorio no es tan amigable como en Massachusetts, pero este negocio cuenta con sólo una tercera parte del rendimiento operativo de la empresa. Los dos tercios restantes provienen de las operaciones "mercantiles" no reguladas de Exelon, que vende energía a otros clientes. Su rendimiento es de 4.3%, en comparación con el promedio de la industria, de 3.6%, pero los dividendos también podrían crecer si sus acciones suben, lo que podría ocurrir si los precios de la energía se elevan.

Paychex 

Los títulos de alto rendimiento sufren cuando las tasas de interés crecen, lo que sucederá mientras la economía se acelera. Esto se debe a un ambiente de tasas al alza: el rendimiento de los bonos comienza a lucir más atractivo que los dividendos de acciones. Pero Paychex, el procesador de servicios de nómina más grande de los pequeños negocios, podría beneficiarse de un rebote en los tipos de interés, pues "flota", es decir, recolecta impuestos de las nóminas de las empresas y después guarda el efectivo por poco tiempo antes de pagar a Hacienda. También guarda los depósitos de los clientes y los cheques que los empleados aún no cobran, lo que suma una cantidad de dinero a los balances de Paychex.

Conforme guarda efectivo, la compañía obtiene intereses que se convierten en ganancias, las cuales crecerán mientras aumentan las tasas. Mientras esperan que los tipos de interés crezcan y el desempleo mejore, el rendimiento de su capital es de un saludable 4%. 

Realty Income 

Los inversionistas que buscan rendimientos normalmente buscan fondos de inversión de bienes raíces para hacer crecer sus ingresos. Aunque actualmente no son muy atractivos, Realty Income es una excepción. Esta empresa de administración maneja los fondos con balances de más de 2,300 propiedades en 49 estados de la Unión Americana, desde restaurantes hasta tiendas. Está garantizado que la economía no está en su mejor momento, pero Realty Income estructura sus rentas para que pueda soportarse la mayor parte del riesgo (arrendadores, por ejemplo, que son responsables de los impuestos de la propiedad, seguros y costos de mantenimiento). Varias rentas están sujetas a la inflación, lo que podría producir un mayor flujo de efectivo con el tiempo. La disciplina de la compañía ha tenido grandes resultados, con rendimientos de 7% y una tasa de crecimiento de dividendos de entre 3% y 4%. Realty Income debería estar al principio de tu lista para invertir.

El cuidado a la salud se recupera

Las reformas a la salud continúan inciertas, y ahora es el momento de prestar atención a este sector. Como inversionista preocupado por el valor, sabes que vale la pena ver hacia atrás para encontrar el mañana, y el cuidado a la salud es uno de los peores desempeños del mercado en 2009, pero este año será mejor por varias razones: para empezar, con precios por ganancias cerca de 12, las acciones son baratas, y se comercian significativamente por debajo de las valuaciones del mercado. 

La incertidumbre regulatoria disminuirá en los próximos meses sin importar lo que pase a las reformas en la industria. Si una ley se aprueba, las compañías y los inversionistas sabrán las reglas del juego y eso hará que las valuaciones reboten. Si no se aprueba ninguna norma, aplica lo mismo. Fuera del sector hospitalario (que es un desastre), los rendimientos del capital son mayores, al igual que el flujo de capital. Los prospectos a largo plazo son sólidos; sin importar lo que ocurra con las reformas, la cobertura de los seguros crecerá y esto debería aumentar el volumen del tratamiento. Además del ya mencionado J&J, aquí hay otros tres ganadores en espera.

Novartis 

En años recientes, Big Pharma ha tenido un crecimiento lento, pero este gigante farmacéutico suizo está retomando el paso gracias a varios lanzamientos espectaculares, como Aclasta, para el tratamiento de la osteoporosis; Lucentis, medicina oftalmológica; y dos medicamentos para la hipertensión llamados Exforge y Tekturna. Estos nuevos productos ayudaron a que las ventas de Novartis crecieran 11% en el último trimestre de 2009. Gracias a estos medicamentos y a los ciclos del mercado, la compañía está bien posicionada para el futuro. Además, Novartis cuenta con precios sobre ganancias menores a 12, y sus acciones son baratas. Paga un rendimiento de dividendos de 3.2%, y cerca de dos tercios de sus ventas provienen fuera de Estados Unidos.

Thermo Fisher Scientific 

Este fabricante de equipo científico de 19,000 millones de dólares es uno de los principales investigadores de ciencias de la salud. Su diversidad de productos (desde consumibles básicos como químicos hasta espectrómetros), fue de ayuda durante la recesión. La venta estable de consumibles, por ejemplo, ayudó a compensar la débil demanda de equipo especializado. Al mismo tiempo, el tamaño de Thermo Fisher debería ayudarlo a incursionar en otros mercados como China e India, que se espera le producirán un mayor crecimiento.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

WellPoint 

Las acciones de WellPoint son muy baratas. El tamaño de esta compañía con sede en Indianápolis (el asegurador más grande de Estados Unidos) tiene el poder de para negociar con los hospitales cuando de costos se trata. Las organizaciones de administración de la salud fueron afectadas por el ambiente de regulaciones. Incluso si el peor de los casos para WellPoint, que compita con aseguradores privados, no se supera este año, las reformas en el Congreso podrían lastimar los prospectos de la compañía, y esta sería un área donde la incertidumbre regulatoria no terminaría de recuperarse. Por eso WellPoint es más riesgosa que otras acciones en la lista, pero comerciar a nueve veces sus ganancias hace que las acciones estén valuadas con base en ese peligro.

Ahora ve
Autoridades hallan fosa clandestina en las afueras de Tijuana
No te pierdas
×