Monte de Piedad prestará 21,000 mdp

La institución espera aumentar sus préstamos en 2010 contra los 19,000 mdp del año pasado; para atender a la demanda, abrirá 60 nuevas sucursales en el país y ampliará sus horarios.
CIUDAD DE MÉXICO (CNN) -

Cada vez más mexicanos empeñan sus relojes, joyas y hasta figuras de porcelana para pagar sus deudas, mientras la gente sigue sufriendo en sus bolsillos a pesar de que la peor recesión económica de México en décadas ya quedó atrás.

Cuando el país sufrió el golpe más profundo de esa crisis el año pasado, unos 8.5 millones de mexicanos acudieron al Nacional Monte de Piedad, la mayor institución de empeños del país. La cifra es un 10% mayor a la del 2008.

Pero lo que es un problema para algunos, es un buen negocio para otros, y el Nacional Monte de Piedad elevará para este año el monto de préstamos a 21,000 millones de pesos desde los 19,000 millones de pesos del año pasado, dijo Gustavo Méndez, portavoz de la institución.

Incluso, la entidad espera abrir 60 nuevas sucursales en todo el país este año para llegar a un total de 212, además de ampliar los horarios de servicio.

Miles de negocios cerraron sus puertas en el 2009, dejando una estela de despidos. Analistas calculan que entre 200,000 y 400,000 personas quedaron sin trabajo en el año.

Aunque México salió de la recesión en el tercer trimestre del año pasado según datos oficiales, analistas esperan una recuperación lenta y frágil, sobre todo en cuestión de empleo.

El mercado laboral es el último eslabón en recuperarse de una crisis, y suele ocurrir luego de que las industrias y los comercios ponen sus motores de nuevo a máxima velocidad.

"Tuve que venir para poder comprar unas medicinas", dijo María del Refugio Garduño, de 60 años, en su primera visita a la casa de empeños. "Ya no alcanza el dinero y cuando pasa algo inesperado como una enfermedad, la cosa se pone peor", agregó.

Ella dejó su reloj y a cambio recibió 400 pesos (poco más de 30 dólares). Su único hijo, soltero y de 33 años, fue despedido en diciembre y los 2,000 pesos mensuales que recibe la mujer por pensión ya no le rinden como antes, en parte también por un aumento este año en los impuestos al consumo.

La tasa de desempleo en México está rondando máximos de 14 años -un 6.41% en septiembre del 2008- y miles están buscando opciones también en la enorme economía informal.

De acuerdo con datos oficiales, entre enero y septiembre del año pasado más de medio millón de personas se sumaron a la economía informal, en opciones que van desde puestos de comida callejeros hasta vendedores ambulantes o cuidadores de autos.

Todo fue desencadenado por el desplome en la economía. El Gobierno espera que la actividad se haya contraído un 7% el año pasado por su estrecha dependencia comercial con Estados Unidos.

Este fue el mayor tropiezo para un país de Latinoamérica y el más profundo para México desde la década de 1930. La recesión azotó con fuerza al país en la primera mitad del 2009 y el brote de influenza A-H1N1 en abril terminó de darle el tiro a la actividad local porque paralizó a muchas industrias.

Agobio por las deudas

El trabajo es escaso y muchos mexicanos se endeudaron con sus tarjetas de crédito, que les está costando pagar.

"Este fenómeno se ha visto más en los últimos meses del año", dijo Roberto Alor, director general de Prendamex, uno de los 5,000 establecimientos privados de empeño del país. "Ahora los bancos ponen más restricciones, además que muchas personas por su condición económica no tienen acceso", agregó.

El porcentaje de incumplimiento de pagos en tarjetas de crédito se disparó de un 2% en el 2007 hasta alrededor de un 13% en el 2009, según el Banco de México (Banxico).

Pero los mexicanos no solo empeñan sus pertenencias para pagar deudas, también buscan dinero para los gastos cotidianos de educación, alimentos, salud y vivienda.

Y a pesar de que la economía podría crecer un 3% este año, el panorama empeoraría por el rezago que hay entre el crecimiento y la recuperación del mercado laboral y el golpe adicional en los bolsillos de un aumento del 15 al 16% en la tasa del Impuesto al Valor Agregado (IVA).

Por si fuera poco, el Gobierno retomó este año su política de alzas en los precios de los combustibles que había suspendido durante el punto más álgido de la crisis, lo que podría provocar un efecto inflacionario generalizado.

"No lo vas a creer, pero vine hace dos semanas para cargar el tanque de la gasolina, se me juntó todo: los reyes (una tradición de regalar juguetes a los niños el 6 de enero) y el aumento a la gasolina", dijo Pedro Uribe, un comerciante ambulante del Centro Histórico.

"Ya vendí algunas cosas en el negocio y pude recuperar una de las figuras de cerámica de mi mujer que dejé", agregó, al salir del Monte de Piedad portando una figura religiosa.

Gustavo Méndez, portavoz del Monte de Piedad, asegura que en épocas difíciles la población suele hacer uso de su imaginación para buscar entre sus pertenencias algo que le dé dinero.

"Una sucursal en la costa recibió una mandíbula de tiburón, sus colmillos estaban unidos por cuerdas y el usuario lo empeñó como instrumento" musical, dijo Méndez.

"La lectura es que están creciendo las necesidades de financiamiento de la población, desde el que tiene alta capacidad económica hasta el que no la tiene", agregó.

Ahora ve
Raúl Cervantes renuncia al puesto de procurador General de la República
No te pierdas
×