Triste canción de la industria musical

Los Grammy no reflejan que el sector perdió a fines de 2009 el valor que alcanzó 10 años atrás; los ingresos de ventas de música en EU cayeron a 6,300 mdd durante el año pasado.
vevo-musica-audifonos-computadora-JI.jpg  (Foto: Jupiter Images)
David Goldman
NUEVA YORK -

Los premios Grammy no reflejan la realidad de la industria discográfica: a finales de 2009, el negocio de la música valía la mitad de lo que valía 10 años atrás.

Los ingresos totales de las ventas de música y derechos de autor en EU cayeron a 6,300 millones de dólares (mdd) en 2009, según informa Forrester Research. Mientras que en 1999 alcanzaron los 14,600 mdd.

La Asociación de la Industria Discográfica de EU (RIAA, por sus siglas en inglés) ha reportando en los últimos 9 años un descenso en los ingresos, con una caída promedio en las ventas de álbumes de 8% cada año.

Los expertos de la industria argumentan que el principal culpable de esta enorme caída fue la creciente popularidad de la música digital. "El negocio de la música digital ha sido una guerra de desgaste que nadie parece ganar. El CD sigue desapareciendo, y nada lo está reemplazando como generador de ingresos" apunta David Goldberg, quien dirigiera Yahoo music.

La enfermedad de lo gratuito

La guerra por el pago de música digital terminó antes de que comenzara. En 1999 debutó Napster, un servicio gratuito para compartir archivos. Napster no sólo revolucionó la forma en que la gente obtenía la música, sino que redujo el precio de un CD a nada.

Bajo esta estela, iTunes de Apple se lleva el crédito de haber conseguido por fin que la gente pagara por la música digital, pero apareció hasta el 2003. En el periodo que va de Napster a iTunes, los 60 millones de usuarios de Napster encontraron formas de intercambiar música gratis.

"En ese ínterin de cuatro años fue que la industria de la música perdió la guerra. Perdió la oportunidad de aprovechar la nueva conducta del consumidor y capitalizarla en una forma que cortara de tajo la expectativa de música gratis" explica Sonal Gandhi, analista de Forrester Research.

Actualmente sólo el 64% de los estadounidenses que compran música y el 44% que usa Internet creen que la música debe pagarse. El volumen de descargas no autorizadas representa el 90% del mercado, según el rastreador de descargas online BigChampagne Media Measurement.

El futuro de la industria

Lo que constituye el problema de la industria musical podría ser su mayor oportunidad. A pesar de la baja en ventas, Internet ha expuesto a los consumidores a la música como nunca antes. Pero esta accesibilidad ha sido difícil de capitalizar.

La industria ha intentado adaptarse mediante los ringtones, los derechos de autor en populares estaciones de radio en Internet -como MySpace Music y Pandora- y en You Tube. En 2009, las licencias en el mundo digital aportaron ingresos por 84 mdd y se espera que esa cifra crezca en el próximo año.

Los pagos por licencias no compensan la pérdida en ventas, pero es un indicador de que la industria por fin está aceptando las nuevas tecnologías y las traduce en ingresos.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

"Ha habido muchos cambios en la última década. La industria se está adaptando a las demandas de los consumidores sobre cómo, dónde y cuándo escuchan música, y hemos tenido problemas para monetizar esos cambios. La industria está haciendo muchas cosas que nos ponen en el camino correcto. Estamos cambiando de un modelo de compra a un modelo de acceso" declara Joshua Friedlander, vicepresidente de investigación en RIAA.

Mientras sucede la transición, Forrester Research pronostica que los ingresos de la industria seguirán cayendo hasta los 5,500 mdd en 2014.

Ahora ve
Protestas dentro y fuera del Congreso por el proyecto de salud de Trump
No te pierdas
ç
×