Denuncian fraude en compra de Merrill

Ken Lewis, ex CEO de BofA, y Joe Price, ex director financiero, fueron acusados por el fiscal de NY; la autoridad presentó la denuncia por un supuesto engaño a inversionistas en el proceso de fusión.
Bank of America  (Foto: CNN)
David Ellis
NUEVA YORK -

El Fiscal General de Nueva York, Andrew Cuomo, anunció este jueves que presentó cargos civiles contra altos ejecutivos de Bank of America (BofA) por la polémica compra de Merrill Lynch, entre ellos, el ex CEO Ken Lewis.

El Departamento de Justicia dirigido por Cuomo, que ha estado investigando la fusión con Merill y la posterior bonificación pagada a sus empleados, dijo que demandaba por fraude a Lewis y al ex director financiero de BofA, Joe Price.

La demanda arguye que la directiva del banco ocultó las pérdidas de Merrill para conseguir que los accionistas aprobaran la fusión, y que luego exageró la disposición de la firma de interrumpir la fusión si no obtenían la ayuda federal adicional de 20,000 millones de dólares.

"A través de su directiva, Bank of America se ocupó de engañar a los accionistas y a los contribuyentes estadounidenses. Fue una maniobra arrogante tramada por los principales ejecutivos del banco que creían poder imponer sus propias reglas de juego" declaró Cuomo.

Un portavoz de BofA dijo que las demandas eran "lamentables" y "carentes de fundamento."  

De manera separada, la Comisión de Bolsa y Valores de EU señaló que alcanzó un acuerdo con BofA sobre la decisión del banco de otorgar bonos por 3,600 millones de dólares a empleados de Merrill Lynch en 2008. Bajo los términos del acuerdo propuesto, BofA pagaría una penalización de 150 mdd a sus accionistas, afectados por las violaciones cometidas.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

La institución también acordó implementar ciertos cambios a su gobierno corporativo en los próximos tres años, como dar a sus accionistas un voto consultivo o la capacidad de opinar sobre las compensaciones a ejecutivos.

El acuerdo, no obstante, está sujeto a la aprobación del Juez del Distrito Jed Rakoff. El otoño pasado, Rakoff ya había echado por tierra un acuerdo previo entre las partes, argumentando que los 33 millones de dólares del acuerdo original no sólo eran irrisorios, sino que de ninguna manera compensaban a aquellos afectados por el escándalo de los bonos, es decir, los accionistas de la firma.

Ahora ve
Wayne Van Niekerk, el hombre que podría ser el heredero de Usain Bolt
No te pierdas
×