Toyota busca ‘limpiar’ su imagen

La automotriz empezó a transmitir comerciales televisivos disculpándose por las fallas en autos; su presidente, Akio Toyoda, se comprometió a recobrar la confianza de los clientes.
Toyodatoyota  (Foto: CNN)
WASHINGTON (AP) -

La automotriz Toyota comenzó a trasmitir este martes en Estados Unidos comerciales de televisión para disculparse, en los que también prometió que recuperará la confianza de sus clientes.

VER VIDEO AL FINAL DE LA NOTA

Tras bambalinas, la empresa automotriz está tratando de enterarse de todo lo relacionado con varias investigaciones del Congreso de Estados Unidos, y de ser posible, buscará controlarlas.

Esto forma parte de una ofensiva total por parte del mayor fabricante de autos del mundo que trata de redimir a su marca, otrora incuestionable, luego de que fuera golpeada nuevamente este martes, cuando su llamado a revisión y reparación de autos y camiones ascendió a los 8.5 millones de unidades.

El llamado para revisar 440,000 de sus emblemáticos Prius y otros modelos híbridos así como una conferencia de prensa donde el presidente de la compañía leyó un comunicado en inglés "comprometiéndose a recuperar la confianza de los consumidores", subrayaron la determinación de la empresa por salvar la confianza de sus clientes.

Esta es la más reciente de una serie de fallas de seguridad que han avergonzado a la mayor fabricante de automóviles del mundo.

"No considero a Toyota una compañía infalible que nunca se equivoca", dijo el presidente Akio Toyoda en Tokio.

"Enfrentaremos los hechos y corregiremos el problema, poniendo primero la seguridad y comodidad de los clientes", agregó.

El anuncio de fallas en los Prius lleva el total de vehículos de Toyota con posibles fallas de seguridad a 8.5 millones, incluidos los que tienen alfombrillas que pueden atascar el pedal del acelerador y otros con pedales que tardan en regresar a la posición neutral. El Prius modelo 2010 no había estado incluido en los anteriores llamados de revisión en taller.

Hasta ahora se presentaron unas 200 quejas en Japón y Estados Unidos sobre una demora del Prius para frenar cuando hace frío o en caminos irregulares. La demora no significa que hay una falla en los frenos.

La compañía dice que el problema se puede arreglar en 40 minutos con un nuevo programa de computación que maneja los controles de los frenos antibloqueo.

El secretario de Transporte estadounidense, Ray LaHood, dijo este martes en un comunicado que los directivos de la automotriz le aseguraron que se toman las preocupaciones por la seguridad "muy seriamente". Prometió seguir en comunicación constante con la empresa para que cumpla su promesa de resolver las fallas.

Además, State Farm, la mayor aseguradora de automóviles en Estados Unidos, dijo que le había avisado a las autoridades a finales de 2007 de un aumento en las denuncias sobre vehículos Toyota que aceleraban de manera inesperada. Investigadores del Congreso averiguan si el gobierno dejó pasar señales de alerta sobre las fallas.

En Washington y ante la posibilidad de enfrentar investigaciones del Congreso y del Gobierno de Estados Unidos, Toyota, a través de sus abogados y cabilderos, buscaron rescatar a toda velocidad su reputación.

La estrategia confidencial (Toyota no dirá casi nada en público sobre esos esfuerzos) incluye medidas que busquen desviar las próximas audiencias en el Capitolio y se basan en experiencias de empresas que han sobrevivido a crisis políticas y de consumidores similares, así como de otras que no lograron superarlas.

Este martes, directivos de la compañía fueron al ministerio de Transporte para notificar al Gobierno en forma oficial que pedirían la devolución del Prius 2010, a gasolina y electricidad, el híbrido más vendido del mundo.

Por su parte, el congresista demócrata Bart Stupak indicó que los representantes de Toyota visitaron sus oficinas para tratar de averiguar todo lo que pudieran.

"Nos interrogaron. Querían saber qué les íbamos a preguntar y qué íbamos a hacer con todo esto", indicó Stupak, quien preside la subcomisión de la Cámara de Representantes que analizará los problemas de Toyota.

Toyota, que informó haber gastado más de 4 millones de dólares en cabildeo el año pasado, se negó a discutir los detalles de sus planes.

La empresa ha "fortalecido a nuestro equipo" al contratar a más cabilderos, abogados y expertos en relaciones públicas para "colaborar con los reguladores y legisladores hacia un esfuerzo exitoso de revisión de autos y con ello garantizar el cumplimiento adecuado y de manera diligente", indicó la vocera Cindy Knight a la Associated Press a través de un correo electrónico.

La automotriz también extendió el llamado a otros dos híbridos: el sedán Lexus HS250h, que vende en Japón y Estados Unidos y el Sai, de venta exclusiva en el país asiático.

Los coches con pedido de devolución son 133,000 Prius y 14.500 Lexus en Estados Unidos y casi 53.000 Prius en Europa. La compañía suspendió la producción del Sai y el HS250h en Japón hasta que tenga el programa actualizado para esos modelos.

Toyota y el ministerio japonés dijeron que si los conductores sienten una demora en frenar, deben seguir pisando el pedal.

Las reparaciones de Prius comenzarán el miércoles en Japón. Los propietarios estadounidenses recibirán cartas al respecto la semana próxima.

Favor de actualizar flashplayer

Get Adobe Flash player

Ahora ve
Sierra Leona vende ‘el diamante de la paz’ en 6.5 millones de dólares
No te pierdas
×