Reportero padece maltrato de Apple

Afuera de una fábrica de la empresa en China, un reportero fue maltratado por personal de seguridad; tras tomar unas fotos, fue forzado a entrar a la planta mientras buscaban subirlo a un auto.
planta de Apple en Foxconn  (Foto: CNN)
Philip Elmer-DeWitt

Según informó la agencia Reuters, Apple y sus proveedores toman todas las medidas necesarias para mantener bien guardados los secretos de Steve Jobs: desde detectores de metales, escáneres de huellas dactilares, productos falsos, demandas legales, multas millonarias, un suicidio, y mucho temor de los empleados de divulgar los proyectos en los que trabajan, incluso a sus esposas.

Pero el culmen de estas tácticas fue una confrontación que ocurrió afuera de una de las fábricas chinas de la empresa Hon Hai Precision Instruments (también conocida como Foxconn), la joya de la corona de Apple en su distante cadena de proveedores asiáticos.

Reuters escribió: En las afueras del complejo Longhua un trabajador le avisó a nuestro corresponsal que la cercana planta de Foxconn estaba fabricando partes para Apple, así que el reportero tomó un taxi para visitar las instalaciones ubicadas en Guanlan, zona industrial donde se manufacturan productos para diferentes compañías.

Desde la calle el reportero comenzó a tomar fotos de la entrada frontal y del puesto de revisión, cuando un guardia le gritó. El corresponsal hizo las últimas fotos y se subió al taxi que lo esperaba. Pero el guardia bloqueó el paso al vehículo y ordenó al conductor detenerse, amenazándolo con quitarle su licencia de taxista.

El corresponsal entonces salió del auto y explicó que no había cometido ninguna violación, pues se encontraba en la vía pública. El guardia lo sujetó del brazo, llegó un segundo guardia y una multitud de trabajadores de Foxconn como espectadores, y entre los dos lo jalonearon al interior de la fábrica.

El reportero pidió que lo dejaran ir. Como no lo soltaban, se liberó con un movimiento brusco y comenzó a caminar hacia la salida. El guardia de mayor edad le pateó la pierna mientras el segundo lo amenazaba con golpearlo si se movía. Unos minutos después, llegó un vehículo de seguridad de la empresa, pero el reportero se negó a subirse y llamó a la policía.

Tras la llegada de las autoridades y su negociación, los guardias se disculparon y se cerró el asunto. El periodista se fue sin presentar cargos, a pesar de que la policía le ofreció la opción.

"Es libre de hacer lo que quiera, pero se trata de Foxconn y ellos tienen un estatus especial aquí. Por favor entiéndalo" le dijo el policía.

Como indica el artículo de Reuters, "es poco probable que Apple instruya cómo hacer su trabajo a los guardias de seguridad de allende el Pacífico", pero la escena en Guanlan dice mucho.

Ni Hon Hai ni Apple quisieron comentar a Reuters nada en torno al tema, que se suma a una lista de sucesos ya conocidos (como el suicidio de un joven empleado de Foxconn luego de haber sido interrogado por un prototipo perdido de iPhone).

Ahora ve
Así fue el escape del alcalde opositor venezolano Antonio Ledezma
No te pierdas
×