Fritz Henderson vuelve a General Motors

El ex presidente ejecutivo ha regresado a GM como asesor por 59,000 dólares mensuales; la automotriz busca sacar provecho de la experiencia de Henderson en el negocio internacional.
Fritz Henderson  (Foto: AP)
NUEVA YORK -

Tras renunciar a su cargo de presidente y presidente ejecutivo de General Motors en diciembre pasado, Fritz Henderson podría haberse tomado unas vacaciones.

En cambio, vuelve a los reflectores, esta vez como asesor de GM en operaciones internacionales con una tarifa de 59,090 dólares mensuales por 20 horas de trabajo al mes. Ello se traduce en casi 3,000 dólares la hora, nada mal para un CEO que dimitió luego de ocho meses en el cargo.

¿Se tratará de uno de esos falsos acuerdos de retiro, donde los CEOs salientes obtienen un estupendo salario por transmitir su sabiduría y conocimientos al sucesor? Quizá nunca les pidan asesoría, pero los jubilados se lleva una buena tajada y la oportunidad de sentirse aún en el juego.

Sin embargo, de acuerdo a fuentes internas de GM, el convenio de Henderson es legítimo. Nadie puede negar sus conocimientos del negocio global de la automotriz; mientras estaba en nómina, era responsable de Latinoamérica y Oriente Medio, la región Asia-Pacífico y Europa.

Además nadie puede cuestionar su lealtad a la empresa, a la cual también sirvió su padre. Y ningún comentario despectivo se ha escuchado desde que dejó la presidencia.

Según esas mismas fuentes, quizá Tom Lee (quien ahora dirige las operaciones internacionales pero no tiene ni la experiencia ni el currículo de Henderson) fue quien convocó al ex CEO.

El sucesor de Henderson, Ed Whitacre, ha refrendado el acuerdo y al parecer tiene la suficiente confianza para no sentirse amenazado por la presencia de un ex presidente ejecutivo. Especialmente de uno al que ayudó a sacar del puesto.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Aunque los honorarios de Henderson parezcan un poco excesivos, recuperarlo para la empresa tiene sentido. Nadie nunca ha cuestionado su capacidad o su ética laboral.

Su regreso puede establecer un precedente, pues GM tiene otro ex CEO que sigue desempleado: Rick Wagoner, quien todavía goza de buena voluntad en la compañía. Quizá a GM se le ocurra la forma de usar las aptitudes directivas de Wagoner -como idear la manera de tomar ventaja de los recientes problemas de Toyota.

Ahora ve
La NASA muestra cómo ha cambiado la Tierra en los últimos 20 años
No te pierdas
×