IMSS, a la caza de defraudadores

El instituto seguirá colaborando con las autoridades para evitar prácticas que dañen sus ingresos; la comisión antimonopolios multó a 6 empresas por elevar precios en la venta de medicinas al IMSS.
medicamento  (Foto: Jupiter Images)
Tania M. Moreno
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

El Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) ahorró 35,000 millones de pesos en los últimos tres años en la compra de medicamentos, por lo que seguirá colaborando con la Comisión Federal de Competencia (CFC) para combatir prácticas desleales que dañen sus ingresos, señalaron fuentes del instituto. Los ahorros resultaron de acciones como el proceso de Ofertas Subsecuentes de Descuentos, la compra preferente de medicamentos genéricos y la participación en la Comisión Negociadora de Precios, que permitieron a su vez la incorporación de nuevas tecnologías al IMSS.

Por ello "el instituto ha colaborado y lo seguirá haciendo con la CFC para combatir las prácticas desleales en la venta de medicamentos y asegurar las compras a los mejores precios del mercado en beneficios de los derechohabientes", señaló la institución.

Esta afirmación se da un día después del anuncio de la CFC sobre la multa de 150 millones de pesos (mdp) a seis farmacéuticas, acusadas de coludirse para aumentar artificialmente los precios de sus productos y amañar las licitaciones públicas hechas por el instituto para la adquisición de medicamentos.

Eli Lilly México, Laboratorios Pisa, Probiomed, Laboratorios Cryopharma, Fresenius Kabi y Baxter, fueron señaladas por la comisión de violar la fracción IV del artículo 9 de la Ley Federal de Competencia Económica (LFCE) al coordinar sus posturas en las licitaciones públicas convocadas por el IMSS con el efecto de eliminar la competencia entre ellas y obligar al instituto a pagar precios exagerados y altos por los medicamentos que requiere para tratar a sus derechohabientes.

Por este hecho la CFC determinó una multa de 21.5 mdp a cada una de las empresas implicadas en la investigación, que duró de 2003 a 2006.

Eli Lilly y Probiomed negaron las acusaciones de la comisión y aseguraron que éstas no tenían fundamento alguno, ya que en todo momento colaboraron con las pruebas requeridas, que incluían documentos de los proceso de licitación donde se demuestra la transparencia en la fijación de precios.

La CFC por su parte comunicó que durante toda la investigación contó "con la plena cooperación del IMSS, que era el afectado por las prácticas monopólicas y por tanto nos dio acceso total a sus bases de datos de compra y nos asesoró durante el proceso", señaló.

Las seis empresas multadas y las personas físicas sancionadas por su participación en este hecho tienen un período de 30 días hábiles a partir de la notificación para presentar un recurso de reconsideración ante la comisión e intentar impugnar el fallo y las multas resultantes.

Ahora ve
Twitter eliminará la verificación de cuentas que infrinjan sus reglas
No te pierdas
×