Toyota acumula demandas en EU

Familiares del policía cuya muerte propagó el retiro de autos demandaron a la compañía japonesa; la acusación legal es la más reciente en una ola de acciones contra la compañía.
LOS ANGELES (CNN) -

Parientes de un miembro de la patrulla de caminos de California cuya muerte en un accidente junto a tres familiares ayudó a propagar un masivo retiro de vehículos Toyota por cuestiones de seguridad han demandado a la automotriz.

La demanda, presentada el martes en la Corte Superior de San Diego, es la más reciente en una ola de acciones legales presentadas contra Toyota Motor por quejas sobre la repentina e innvoluntaria aceleración de sus vehículos.

Pero el violento accidente ocurrido el 28 de agosto cerca de San Diego con el Lexus ES 350 del oficial de la patrulla de caminos Mark Saylor atrajó la atención de los medios y renovó el escrutinio gubernamental sobre problemas de seguridad que llevaron a que Toyota retire unos 8.5 millones de vehículos en todo el mundo.

El presidente de Toyota, Akio Toyoda, extendió sus condolencias a la familia de Saylor en una disculpa que dio en una audiencia en el Congreso la semana pasada.

Saylor iba manejando junto a su esposa, su hijo de 13 años y su cuñado cuando el auto "comenzó a acelerar por si sólo" y se disparó fuera de control pese a los intentos de Saylor de "aplicar los frenos y hacer todo lo posible para detenerlo", dice la demanda.

El automóvil alcanzó una velocidad de más de 190 kilómetros por hora antes de golpear a otro vehículo, saltar la banquina y volar por el aire, y dar varios tumbos por un campo estallando en llamas.

Los momentos finales de la familia quedaron capturados en la grabación de una llamada de emergencia al 911 realizada por el cuñado de Saylor, Christopher Lastrella, en la que se lo escucha decir "nuestro acelerador se atoró (...) estamos en problemas (...) no hay frenos".

En la grabación se escucha a los otros ocupantes del auto decir "agárrense" y "recen" antes de que la llamada se corte, detalla la demanda.

La presentación menciona a Toyota y a su división estadounidense como demandados, junto al concesionario de Lexus donde Saylor recibió el auto accidentado en préstamo mientras a su propio Lexus se le practicaba una revisión.

La demanda, que busca una indemnización no especificada en representación de los padres de Saylor y su esposa, señala que el auto en cuestión "era defectuoso cuando pasó el control de cada uno de los demandados" y que "no se dieron advertencias adecuadas del peligro".

Los investigadores concluyeron que el choque posiblemente fue causado porque el pedal del acelerador se atascó con la alfombrilla de piso, diseñada para un vehículo más grande pero colocada por el concesionario de Lexus en el sedán entregado a Saylor.

El reporte del accidente también revela que otro conductor que había recibido el mismo auto en préstamo unos pocos días antes dijo a los investigadores que el vehículo se salió de control cuando el acelerador se atoró en la alfombrilla, y él lo pudo destrabar tras colocar la marcha del auto en neutral.

Según ese conductor, él hizo el reclamo en la concesionaria sobre la falla.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Toyota ha retirado de mercado más de 5 millones de vehículos en Estados Unidos por problemas con las alfombrillas de piso.

Otros 2.2 millones de unidades fueron retiradas por atascamiento del pedal del acelerador.

Ahora ve
Los gadgets ideales para acompañarte en verano
No te pierdas
ç
×