Ex directivo defiende a Fannie Mae

La financiera mantuvo su plan de convertir en propietarios de casas a los más pobres de EU; Daniel Mudd, ex presidente de la empresa, dijo que no se subordinó la misión a perseguir ganancias.
Daniel Mudd  (Foto: AP)
WASHINGTON (CNN) -

Fannie Mae no abandonó su meta de convertir en propietarios de sus casas a más pobres de Estados Unidos, en su búsqueda de mayores ganancias, como han afirmado sus críticos, dijo este viernes Daniel Mudd, ex presidente ejecutivo de la financiera estadounidense.

Mudd fue despedido en el 2008, cuando el Gobierno de Estados Unidos asumió el control de la financiera en medio de una profunda crisis crediticia.

"Se ha sugerido que Fannie Mae subordinó su misión a la persecución de mayores ganancias, pero yo no estoy de acuerdo", indicó Mudd en un testimonio para pronunciar ante el panel especial del Congreso que investiga la crisis financiera.

Mudd sostuvo que el colapso de la firma en última instancia derivó de un modelo de negocios insostenible, consistente en una firma privada que buscaba ganancias pero con el objetivo público de elevar la posesión de viviendas.

"A Fannie Mae se le requirió expandir los préstamos, conservar capital mientras suministraba liquidez, para cumplir con las metas de viviendas para los necesitados, y servir a accionistas y propietarios por igual", indicó Mudd.

El ex ejecutivo pidió disculpas por no balancear esas dos metas rivales y laureó a sus ex colegas por brindarle viviendas a millones de estadounidenses.

"Desearía haber podido mantener el delicado balance de roles asignados a Fannie Mae, y lamento no haber podido", dijo.

Al mismo tiempo, señaló que las tasas de posesión de viviendas eran muy altas antes de la crisis financiera y el Gobierno ahora debe decir qué rol quiere jugar en la financiación de viviendas de Estados Unidos.

"Es imposible proyectar un camino futuro para Fannie y Freddie sin comprender qué queremos lograr con dar viviendas a nuestros ciudadanos y qué estamos dispuestos a arriesgar para ahcerlo", expresó, haciendo referencia a Freddie Mac, la empresa más pequeña que patrocina el gobierno y fue creada a fines de la década del 1960 para competir con Fannie Mae.

Mudd dijo que el que era el regulador de la compañía, la Oficina de Supervisión de la Empresa de Vivienda Federal, dijo que los estándares de capital de Fannie Mae eran adecuados hasta que el gobierno confiscó a las dos firmas en el 2008.

James Lockhart, regulador de Fannie Mae y Freddie Mac hasta la intervención del Gobierno, dijo que el Congreso tendría que haber actuado antes.

Si el Congreso no hubiera esperado hasta julio del 2008 para aprobar la legislación destinada a lidiar con la inesperada crisis hipotecaria, el colapso no habría sido tan severo, sostuvo Lockhart.

"Es imposible decir si una aprobación previa (de la Ley de Vivienda y Recuperación Económica) habría prevenido la crisis de hipotecas y la burbuja inmobiliaria, pero ciertamente habría reducido los daños," afirmó Lockhart ante el panel.

"Es muy posible decir que la oposición de las compañías a la legislación por tanto tiempo fue un gran error y extremadamente costoso para los accionistas," señaló Lockhart.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

 

 

Ahora ve
EU pide a Latinoamérica romper contacto comercial y diplomático con Pyongyang
No te pierdas
×